Inicio | El pasado por venir

  • El pasado por venir

    Autor: IMCO Staff

    Durante el verano pasado, David Cameron, primer ministro de Gran Bretaña visitó nuestro país. En una ceremonia en el Castillo de Chapultepec, el jefe de Gobierno británico y su anfitrión, el entonces presidente Felipe Calderón, se echaron respectivos discursos propios de la circunstancia. Ambas alocuciones fueron respetuosas con el tiempo y la paciencia del respetable. Sin embargo, en su brevedad, cada discurso expresó la relación que tienen estas dos naciones con el pasado, el presente y el futuro.

    Felipe Calderón aprovechó el escenario del Alcázar de Chapultepec para recordar a los jóvenes cadetes que “sacrificaron su vida por defender a México de la invasión estadounidense en 1847”. Ya encarrerados en asuntos de la historia patria, el mandatario mexicano le agradeció a Cameron una ofrenda floral que esa mañana había depositado a los pies del monumento a los Niños Héroes. Con una cita de Guadalupe Victoria, también reconoció que en 1825 Gran Bretaña fue de los primeros países en reconocer la Independencia Nacional. Dos eventos ocurridos en el siglo XIX fueron los ejes de la alocución del mandatario mexicano.

    David Cameron también tomó la palabra: “El futuro está justo aquí, en este salón, y el Reino Unido quiere ser parte del futuro…”. El líder británico procedió a ofrecer las ventajas de su país en la economía global: “Nuestro uso horario con el que podemos hacer negocios con Asia en la mañana, y con las Américas en la tarde. El idioma inglés. El acceso más fácil al mercado europeo. Y todavía más. El Reino Unido tiene los productos y servicios que necesitan. Si quieren autos, por qué no un Nissan ensamblado en Sunderland, o un Mini en Birmingham, o un Bentley Cloud. Si quieren medicinas modernas, el Reino Unido tiene compañías farmacéuticas, líderes mundiales que las fabrican. Y si quieren vacaciones, por qué no venir al Reino Unido. Podemos llevarlos en un vuelo a Londres, en un Airbus que se diseñó en Bristol, que se fabricó en el Norte de Gales, y se ensambló en Broughton. Quiero aprovechar que esta visita nos…lleve a duplicar nuestro comercio de aquí a 2015”.

    Para agregarle un toque de folclore a nuestra obsesión con el pasado, el almuerzo oficial con el primer ministro Británico cerró con un predecible bailable, donde hábiles danzantes rasparon sus suelas al son de éxitos tan contemporáneos como la Adelita y el Jarabe Tapatío. La música vernácula fue un aderezo perfecto para las palabras del anfitrión mexicano. El contraste de los dos discursos era un abismo entre los tiempos. Mientras Cameron se dedicó a vender las fortalezas competitivas de su país en la economía global, Calderón dio una cátedra de historia nacional.

    El asunto no es un problema individual del ex mandatario mexicano. Sólo un estratégico ejercicio de autocrítica impedirá que Enrique Peña Nieto se suba al mismo tren narrativo en el que viajaron sus antecesores, desde Echeverría hasta los mandatarios del PAN. Tal vez Carlos Salinas ha sido el único presidente de México que pudo voltear la mirada hacia un horizonte distinto. Sin embargo, esa construcción narrativa de la modernidad quedó contaminada por el desprestigio del polémico ex presidente. Es necesario reconstruir una narrativa mexicana donde el pasado guarde su justo sitio, lejos de los mapas de ruta que nos llevarán al futuro.

    Muy poco pueden aportar Guadalupe Victoria y los Niños Héroes para enfrentar los desafíos de México en el siglo XXI. Esta inercia provoca un instinto que nos induce a mirar hacia atrás. En el tránsito entre los años y los sexenios debemos encontrar una cura contra la pasado-filia, ese enamoramiento con los mitos y realidades idas que buscan explicar lo que somos. El cambio de nuestro futuro implica renovar nuestra mirada al pasado.

    @jepardinas

opiniones imco

Agenda de competenci...

En 2017 las contrataciones públicas ascendieron a 585 mil millones de...

opiniones imco

Carta Abierta de Soc...

Solicitamos a la Alianza para el Gobierno Abierto (AGA) tener un rol a...

opiniones imco

Recuperar la confian...

Lo más interesante de la democracia es que no hay ganadores permanent...

opiniones imco

El peso de la impuni...

Con 30 millones de votos, AMLO y la mayoría de Morena en el Senado de...

opiniones imco

De política a polí...

Una de las preguntas más relevantes al inicio de una nueva administra...

opiniones imco

#FiscalíaQueSirva y...

Representantes de los colectivos #FiscalíaQueSirva y #VamosPorMás se...

opiniones imco

Perspectivas económ...

La economía mundial crecerá alrededor del 4% a lo largo de los sigui...

opiniones imco

AMLO y Spiderman

"Un gran poder conlleva una gran responsabilidad". La frase del Tío B...

opiniones imco

Índice de mejores t...

La baja calidad del empleo sitúa a México en la posición 13 del Ín...

opiniones imco

Fideicomiso Fuerza M...

El objetivo principal del FFM es la reconstrucción de las poblaciones...

opiniones imco

Un sistema educativo...

Los arquitectos llaman obra negra a la fase inicial de una construcci...

opiniones imco

La oposición del ai...

El esfuerzo por tener Congresos más transparentes y honestos requiere...

opiniones imco

Cambio de régimen

Un triunfo electoral de AMLO, si se da, implicará cambios que transfo...

opiniones imco

Todo lo que tienes q...

Antes de ir a votar este domingo, es necesario que estés bien prepara...

opiniones imco

Al cierre de las cam...

Los cuatro candidatos a la Presidencia, tres coordinadores de campaña...

opiniones imco

Política comercial ...

Los cambios en la política comercial de Estados Unidos han impactado ...

opiniones imco

Once compromisos de ...

Ninguna entidad del país está exenta de la necesidad de fortalecer s...

opiniones imco

Ciudadanos incómodo...

Si nos quedamos esperando a que llegue un nuevo Tlatoani a curar nuest...

opiniones imco

Si los números mien...

Los votantes tendrán la última palabra en las elecciones del primero...

opiniones imco

Sin transparencia se...

El Congreso de la Unión no es un ejemplo de transparencia. La gestió...