Inicio | Mercado bursátil: de casino para ricos a motor de la economía mexicana

  • Mercado bursátil: de casino para ricos a motor de la economía mexicana

    Autor: Carlos Grandet

    Carlos Grandet

    Carlos Grandet | @CGrandet

    Invertir en la bolsa de valores siempre ha parecido una actividad destinada a grandes capitalistas con sumas elevadas de dinero. Se suele creer que la mayor parte de los ciudadanos está limitada a depositar su ahorro en bancos o hacer tandas con amigos. Esta idea sobre la brecha de acceso se repite también en el sector empresarial. Se escucha en el ambiente de negocios que el mercado bursátil solo está diseñado para los grandes corporativos con oficinas en varios países, y no para empresas familiares medianas que están comenzando su crecimiento.

    Esta concepción del mercado bursátil como un vehículo financiero alejado de la mayoría de la población no solo es incorrecta, sino también dañina para el país. Un mercado bursátil sano debería poder generar oportunidades de inversión y financiamiento para grandes sectores de la población y no solo para unos cuantos afortunados. De otra forma, se pierde la oportunidad de que millones de mexicanos utilicen este instrumento como un vehículo de movilidad social o de que las empresas financien un crecimiento acelerado y de mayor riesgo al que los bancos están dispuestos a aceptar.

    Ejemplos de los beneficios del mercado bursátil abundan en el mundo. Está el caso de Twitter, una empresa que al momento de cotizar en bolsa duplicó su valor e hizo millonarios a muchos de los empleados que tenían acciones de la compañía. Starbucks, por su parte, logró en solo cuatro años de cotizar en el mercado bursátil un crecimiento de 1000% de su valor de mercado y pasó de 116 sucursales a 16 mil 858.1 Los beneficios del mercado financiero también se dan para los inversionistas. El hombre más rico del mundo, Warren Buffet, hizo su fortuna invirtiendo en el mercado de valores, aunque también hay casos de niños prodigio que hacen millones invirtiendo en este mercado. En todos los casos, la clave fue un mercado bursátil democratizado, es decir, al alcance de cualquier persona interesada en invertir o financiarse a través de él.

    En México no existen las condiciones para asegurar que el mercado bursátil se democratice. Existen casos de éxito, como las cotizaciones de Sports World o City Hotels, que tienen varios socios. Sin embargo, la mayoría de las empresas en nuestro país siguen sin acceder a este tipo de mercado para financiarse. De las 6 mil 500 empresas con más de 250 empleados que hay en el país,2 solo 147 cotizan actualmente en bolsa; en 1994 había 206 empresas cotizando.3

    En México, el crecimiento de las empresas sigue siendo orgánico, a través de crédito de proveedores o de su caja chica. Esta cultura de crecer a paso hormiga nos limita a ser un país en el que no hay un crecimiento acelerado porque no existen compañías que se desarrollen y aumenten considerablemente su número de empleos formales y los ingresos de sus propietarios. En este sentido, la falta de democratización del sector bursátil en el sector empresarial está mermando el desarrollo del país. ¿Dónde están los Starbucks o los Twitter mexicanos que utilizan al mercado bursátil para acelerar su florecimiento?

    Una situación similar se vive del lado de la población en general, los potenciales inversionistas. México sigue siendo un país donde el ahorro financiero es predominantemente informal. De acuerdo con la Encuesta Nacional de Inclusión Financiera, 93% de las personas ahorran una parte de su patrimonio con amigos y solo 35% ahorran en cuentas de banco.4 Esto se debe en parte a las crisis financieras que hemos tenido. La pérdida del patrimonio desde los años setenta ha ahuyentado a la población del ahorro formal y mucho más de la inversión en instrumentos financieros.

    El mercado bursátil, como cualquier inversión, conlleva riesgos, y es necesario conocer sus procesos y mecanismos. Esto no ocurre en México debido a la falta de educación financiera que, de la mano de una baja penetración geográfica y socioeconómica del mercado bursátil, representa uno de los grandes retos que existen para su democratización.

    Las oportunidades se encuentran en México. Si uno hubiera invertido 10 mil pesos en un título del ipc (el principal indicador de la Bolsa Mexicana de Valores, BMV) hace 10 años, hoy tendría 60 mil pesos, seis veces más. Existen pocas inversiones que igualen esta clase de rendimientos.

    El estudio “Acciones para democratizar el acceso al mercado bursátil”, realizado por el Instituto Mexicano para la Competitividad, A. C., busca identificar los problemas detrás de la falta de participación de empresas e inversionistas en el mercado bursátil. Existen tres problemas urgentes que se deben resolver para que tanto la población como los inversionistas aprovechen este mercado.

    1. La BMV no atiende a empresas de tamaño mediano o chico

    Hay que considerar que 50% del valor de la BMV se concentra en 10 empresas. Una comparación con Malasia —un mercado no tan concentrado como el mexicano— muestra que en el país asiático existe una distribución de la capitalización de mercado más homogénea que en México (ver la Gráfica 1). En nuestro país, las empresas grandes definidas de acuerdo a su valor en el mercado bursátil5 concentran 68.4% de la capitalización de mercado. Las micro concentran 0.7% de la capitalización. Por el contrario, en Malasia, el tipo de emisoras se distribuye homogéneamente entre los cuatro tipos de empresas (micro, pequeña, mediana y grande, por capitalización de mercado). En México, a diferencia de otros países, las empresas que no son corporativos gigantescos no se están consolidando financieramente. Mientras que entre 2012 y 2014 la BMV solo tuvo dos ofertas públicas iniciales menores a 300 millones de dólares, Corea del Sur lanzó 208 y el nasdaq de Estados Unidos 200.

    Segmentación de mercado bursátil

    Para solucionar este problema se podrían tomar varias medidas. Por ejemplo, facilitar el acceso a los mercados de capital mediante la creación de un mercado específico para empresas de menor tamaño, con requisitos de listado, divulgación y gobierno corporativo más flexibles (muestra de ello son el Mercado Alternativo Bursátil [mab] de España y el Kosdaq Market de Corea del Sur, mientras que en Turquía las Pymes pueden cotizar en diferentes mercados de la Istanbul Stock Exchange).

    2. No existe una profesionalización de empresas para  cotizar en bolsa

    Otro factor que limita el acceso de las empresas al mercado bursátil es la ausencia de estructuras adecuadas para el control y administración de las mismas. Para hacer pública una compañía es necesario que esta cuente con buenas prácticas de gobierno corporativo, que protejan los intereses de todos sus inversionistas y garanticen una gestión adecuada.

    Sin embargo, el arraigo a valores y tradiciones, así como la idea de que la empresa representa el patrimonio de los miembros de la familia por varias generaciones, pueden hacer que sus directivos y fundadores se resistan a cambiar sus prácticas y estructuras por miedo a perder el control accionario.6 La ausencia de estas prácticas o la resistencia a adoptarlas puede afectar tanto la decisión como las posibilidades de que una empresa incursione en el mercado bursátil.

    El gobierno corporativo protege a las empresas de decisiones arbitrarias de una persona o de un grupo reducido de estas y por ende genera confianza entre el público inversionista. En México, existen retos importantes en esta materia. En una encuesta de kpmg a más de 200 directivos de empresas familiares de diversos tamaños y sectores de la actividad económica en México, 55% reportaron no contar con un consejo de administración y 65% no tener un comité de auditoría, esto a pesar de que 95% de los encuestados reconocieron que un marco de gobierno corporativo es útil y conveniente para el negocio.7

    Para revertir esta situación se podría incentivar la creación de programas de educación financiera y entrenamiento internacional de administradores. Las becas Conacyt para posgrados en el extranjero podrían aumentar los apoyos para estudios en negocios y temas financieros con vistas a profesionalizar a las empresas y enriquecer el ecosistema financiero en México.

    A través del Inadem también se pueden otorgar paquetes subsidiados o a menor costo (mediante convenios con despachos) que incluyan asesoría de mercado, auditoría independiente, asesoría contable y de gobierno corporativo. El Gobierno puede tener un equipo que valúe empresas y dé al mercado mejores herramientas para reducir riesgos. Las evaluaciones actuales que se hacen para acceder a diversos subsidios gubernamentales y la información entregada a las autoridades fiscales pueden ser de enorme utilidad en ese proceso.

    También se podrían promover programas como el midas (de Nafin) que otorguen financiamiento a tasas privilegiadas bajo la condición de seguir un programa de mejoras en el gobierno corporativo y los procesos operativos, que culmine con la colocación en bolsa.

    3. Baja educación financiera y capacidad de ahorro formal

    De acuerdo con la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar), 66% de los mexicanos no ahorra; de ese segmento, 49% aduce que sus ingresos no son suficientes.8 A esto se suma la falta de una sólida cultura del ahorro, que privilegie instrumentos financieros formales entre los hogares mexicanos.

    Según información de la cnbv, el ahorro de los mexicanos está ligado casi exclusivamente a lo que destinan a sus cuentas de ahorro para el retiro.9 En consecuencia, 90% del ahorro privado en México lo concentran las Afores. Adicionalmente, la población mexicana no ve el ahorro como una potencial inversión: entre las personas que sí ahorran, 70% lo hacen para afrontar una eventual emergencia y solo 7% lo hace pensando en su vejez (ver la Gráfica 2).

    Vejez

    Gran parte del problema de la casi nula cultura del ahorro se origina en los limitados fundamentos de educación financiera de la población mexicana. Los programas de estudio para educación básica primaria y secundaria y educación media superior no cubren temas relacionados con el sector financiero. En secundaria se imparten ejercicios de rendimientos de la inversión dentro del programa de matemáticas. Sin embargo, ninguno de los planes de estudio oficiales incluye explícitamente temas relacionados con las finanzas personales, el ahorro y la inversión.

    Entre las acciones que se pueden realizar al respecto se encuentra la inclusión en los planes de estudios de educación primaria, secundaria y preparatoria de un programa que cubra los siguientes conceptos: decisiones financieras, manejo de ingresos y gastos, decisiones de ahorro e inversión y manejo de crédito y riesgo, entre otros. Para esto se debe establecer la obligación conjunta de la sep, la cnbv y la Condusef de ejecutar una política de educación financiera en escuelas y para la población en general.

    El mercado bursátil puede convertirse en un mecanismo para financiar a empresas con un alto potencial de crecimiento o incluso, con la política adecuada, para disminuir la vulnerabilidad económica de la población mediante un aumento en su ingreso, producto de una eventual tenencia de acciones. ¿Qué pasaría si, como política de bienestar, diéramos bonos o títulos empresariales de bajo riesgo a los ciudadanos como fuente adicional de ingresos? ¿Qué pasaría si, además de dinero, el Gobierno diera a las empresas mexicanas guías y bases sólidas para su crecimiento?

    Debemos generar una política de Estado que aproveche las ventajas del mercado bursátil para el desarrollo económico. Si bien es un tema complicado, empezar por profesionalizar a las empresas que el Gobierno subsidia y por dar educación financiera a la población sería un gran comienzo. 

    1 Nancy Koehn, “Starbuck’s Reinvented”, en Harvard Business Review, 2014; consultado en <http://hbswk.hbs.edu/item/7593.html> el 3 de abril de 2015.

    2 INEGI, Directorio Estadístico Nacional de Unidades Económicas, 2014.

    3 World Stock Exchange Federation, “Estadísticas anuales”, 2015; consultado en <http://www.world-exchanges.org/statistics> el 2 de abril de 2015.

    4 INEGI-CNBV, Encuesta Nacional de Inclusión Financiera, 2012.

    5 La definición de empresa de acuerdo a su capitalización de mercado se divide de la siguiente forma:

    Microcap: menos de 300 millones de dólares;

    Small cap: entre 300 millones y 2 billones de dólares;

    Medium cap: entre 2 billones y 10 billones de dólares;

    Large cap: más de 10 billones de dólares.

    6 UDLAP, “Capítulo III: Empresas familiares”; disponible en <http://catarina.udlap.mx/u_dl_a/tales/documentos/lcp/rueda_d_g/capitulo3.pdf>.

    7 KPMG, “Empresas familiares: El desafío de crecer, madurar y permanecer”, 2013; disponible en <http://www.kpmg.com/MX/es/PublishingImages/E-mails-externos/2013/CONFERENCIA_DE_PRENSA/EMPRESAS_FAMILIARES/Empresas%20familiares_130913.pdf>.

    8 Consar, Conocimiento y percepción del sistema de ahorro para el retiro, 2013.

    9 Cabe mencionar la baja cuantía del ahorro voluntario. Dado que el ahorro de Afores está diseñado para ser una pensión mínima garantizada, el ahorro a través de la Afore, que finalmente es una inversión bursátil, podría ser mucho mayor.

    Publicado por Este País

    01-08-2015

opiniones imco

Diagnóstico de Parl...

Las nueve organizaciones de la sociedad civil que impulsan la Alianza ...

opiniones imco

Cuarto taller de med...

WIR, IMCO y ICM hacen la cuarta entrega de propuestas a candidatos pre...

opiniones imco

Debates ciudadanos

Organizaciones de la sociedad civil impulsamos Debates Ciudadanos para...

opiniones imco

Elecciones 2018

El IMCO creo un espacio para analizar los desafíos que amenazan la co...

opiniones imco

Sólo un problema

Prometer no cuesta nada, pero cumplir esas promesas con el dinero de l...

opiniones imco

Obra pública en los...

Han transcurrido más de tres años desde que el presidente presentara...

opiniones imco

Cinco logros ciudada...

De cara al primer debate de candidatos presidenciales, consideramos qu...

opiniones imco

Qué buscar en el de...

Ojalá que gane el mejor y que este debate sirva para fortalecer la de...

opiniones imco

Control efectivo de ...

El desafío que representa el control efectivo de la corrupción e imp...

opiniones imco

Índice Legal de Obr...

El ILOP evalúa el nivel de cumplimiento de los requerimientos mínimo...

opiniones imco

Monitorea propaganda...

Los partidos omiten intencionalmente sus gastos para evitar sanciones ...

opiniones imco

Una joya transexenal...

Para iniciar la construcción de cualquier obra pública, la ley exige...

opiniones imco

¿Chayotear o gastar...

La comunicación social tiene un propósito social: informar a la p...

opiniones imco

El tribunal de las d...

Sobre ese paisaje de instituciones erosionadas, con la prensa dependie...

opiniones imco

#PiensoYVoto

Organizaciones de la Sociedad Civil, con la ayuda de Twitter, creamos ...

opiniones imco

Índice de Paz Méxi...

En México, 2017 fue el año más violento del que se tiene registro, ...

opiniones imco

Cómo mueren las dem...

Una de las principales funciones de los partidos políticos es impedir...

opiniones imco

#TeEstamosViendo: la...

#TeEstamosViendo es una plataforma electrónica que permite a los ciud...

opiniones imco

10 por la educación...

La iniciativa 10 por la educación busca incidir y acompañar la polí...

opiniones imco

Simples acciones que...

Cada vez más papás, mamás y profesores suman esfuerzos y realizan d...