Inicio | Algo así

  • Algo así

    Autor: María Amparo Casar

    María Amparo Casar

    María Amparo Casar | @AmparoCasar

    Pasan los días y pocas propuestas concretas se han escuchado respecto de qué hacer frente a la muy probable embestida de Trump contra los intereses fundamentales de México: migración, muro, crimen organizado y libre comercio. Esta pasividad puede indicar varias creencias. Una más absurda que la otra. Quizá se piense que Trump no va en serio con sus amenazas, que no va a poder hacer lo que predica porque las fuerzas internas lo van a contener, que vamos a acabar convenciéndolo de que México es una gran nación y que nuestra cultura, nuestras inversiones y nuestra mano de obra acarrean enormes e insustituibles ventajas para los norteamericanos o, peor aún, que nada puede hacer México.

    Quizá los haya, pero no se ha dado a conocer la formación de grupos de expertos, de empresarios o de secretarios de Estado dedicados a estudiar los mecanismos que hicieron posible la negociación exitosa del TLCAN, las opciones legales para renegociar, renovar, complementar o liquidar el TLC, la posibilidad de alianzas y tratados con otras naciones afectadas, la acción conjunta a través organismos internacionales…  Grupos de expertos dedicados a proponer cursos de acción que reduzcan la vulnerabilidad estructural de México frente a Estados Unidos y medidas inmediatas que contengan la ofensiva que viene. En fin, fijar los objetivos de México, las estrategias para lograrlos y las herramientas con las que contamos.

    Sólo hemos visto dos medidas. Una, la gira de trabajo del secretario de Hacienda y del director de Pemex a Nueva York con el fin de exponer ante los inversionistas extranjeros, los círculos financieros y las calificadoras los sólidos fundamentos de la economía mexicana, su capacidad para hacer frente a la coyuntura económica internacional, incluida la incertidumbre generada por el reciente proceso electoral de Estados Unidos y la seguridad de que México mantendrá “la disciplina y consistencia en la política macroeconómica, redoblará los esfuerzos en la implementación de las reformas estructurales e incrementará las acciones en la consolidación del Estado de derecho en todo el país”. La otra, los once puntos para proteger a los inmigrantes mexicanos anunciados por la Secretaría de Relaciones Exteriores.

    Incluso el discurso ha sido pobre. México se ha limitado a vagos pronunciamientos de unidad nacional, de guardar la calma, de ejercer nuestra soberanía, de la necesidad del diálogo con el próximo ocupante de la Casa Blanca, de poner nuestros mejores esfuerzos para defender a la patria.

    Desde la perspectiva no-gubernamental veo dos visiones. Los que opinan que el mayor peligro en este momento está al norte de la frontera y los que piensan que el verdadero problema está dentro del país. Las dos posiciones tienen asidero. Tenemos un doble problema, el que se gestó y vino de afuera, sobre el cual teníamos pocas oportunidades para influir —la elección de Trump—, y el que tenemos dentro y sobre el cual poco estamos haciendo.

    Las cosas podrían ser distintas y paradójicamente el ejemplo viene precisamente del país del que estamos recibiendo las peores amenazas. Viene de las ciudades santuario que se oponen a la política xenófoba, racista, aislacionista, proteccionista, antiliberal, clasista, machista y populista de Trump.

    Si me preguntaran qué quisiera ver en alguno de los políticos mexicanos y en especial del Presidente es algo similar a la postura discursiva y política de De Blasio, alcalde de Nueva York:

    “.. he aquí mi promesa a ustedes como su alcalde: usaremos todas las armas a nuestra disposición para defender a nuestra gente: si se obliga a todos los musulmanes a registrarse tomaremos acciones legales para bloquear la iniciativa; si el gobierno federal quiere que nuestros policías separen a las familias de inmigrantes, nos rehusaremos a hacerlo; si el gobierno federal intenta deportar a neoyorquinos que se comportan dentro del marco legal y que no tienen representación, nosotros daremos un paso adelante para defenderlos; trabajaremos con el ayuntamiento y les proveeremos los abogados para protegerlos a ellos y a sus familias; si el Departamento de Justicia ordena a la policía local que vaya en contra de la jurisprudencia sobre “detención y cacheo” (stop and frisk), no la adoptaremos; no intercambiaremos la vigilancia vecinal por inspecciones basadas en la apariencia racial (racial profiling); si se amenaza el presupuesto federal para la planeación familiar, aseguraremos que las mujeres reciban los servicios de salud que necesiten; si los judíos o los musulmanes o los miembros de la comunidad LGBT o cualquiera otra comunidad fueran victimizados y atacados, encontraremos a sus atacantes, los arrestaremos y los procesaremos… Latinos, los apoyamos”.

    Algo así quisiéramos oír los mexicanos.

    Nota Bene: Bienvenida la iniciativa del presidente Peña Nieto para que el procurador no se convierta en automático en fiscal general.

    Publicado por Excélsior

    30-11-2016

Posts relacionados

Posts más recientes

opiniones imco

Destino: ¿la guerra...

Hay poco que México pueda hacer al para evitar un conflicto entre las...

opiniones imco

Encuesta Nacional de...

Según los datos más recientes de la Encuesta Nacional de Seguridad P...

opiniones imco

Entre todos nos vigi...

Imaginemos que el gasto programable de un país pueda emitirse como si...

opiniones imco

Compara Carreras den...

Ashoka presenta 21 casos de innovación educativa en México como part...

opiniones imco

No es bullying

En esta semana, la sociedad civil mexicana demostró su impacto y capa...

opiniones imco

'Peak stuff'

Los "millennials" se acostumbraron a comprar menos "cosas"; en vez, de...

opiniones imco

Llamado a la sensate...

Si el liberalismo quiere mantenerse vigente como doctrina política, t...

opiniones imco

Primero la Fiscalía...

La discusión de la nueva Fiscalía General es un asunto urgente y muy...

opiniones imco

La corrupción de lo...

Es difícil imaginar a las personas con las que se trabaja todos los d...

opiniones imco

Desinformación, pri...

Hay indicadores que reflejan un cierto grado de desconocimiento no sol...

opiniones imco

Del dicho al hecho y...

En 2016, los estados estimaron en promedio 15 % menos ingresos de los ...

opiniones imco

Verdades incómodas

Las verdades incómodas no suelen ser el postre más dulce de una cena...

opiniones imco

Índice de Informaci...

Los gobiernos estatales no solo no gastan en lo que nos dicen que van ...

opiniones imco

Competir por nuestra...

En un mundo políticamente polarizado, en el cual pululan los "operado...

opiniones imco

El IMCO es ganador d...

El IMCO fue reconocido como ganador de este premio por la iniciativa "...

opiniones imco

México ya es país ...

Tras continuos esfuerzos que duraron poco más de dos años, nuestro p...

opiniones imco

Comisión de Selecci...

La Comisión de Selección del Comité de Participación Ciudadana del...

opiniones imco

El camión del casca...

La falta de pudor y escrúpulos que tiene AMLO para rodearse de los de...

opiniones imco

#Epicentro reconstru...

#Epicentro dará seguimiento al uso de los recursos para la reconstruc...

opiniones imco

Grazna como un pato

Los que me leen saben que la elección de Trump me preocupa profundame...