Inicio | Fortuna vs. virtud

  • Fortuna vs. virtud

    Autor: María Amparo Casar

    María Amparo Casar

    María Amparo Casar | @AmparoCasar

    Peña Nieto piensa que los mexicanos estamos enojados. A lo mejor eso le dijeron las encuestas. Pero las encuestas también le dijeron que 88% piensa que El Chapo se fugó con la complicidad de las autoridades y 65% por la incompetencia (Reforma 16/07/15).

    A lo mejor, más que basarse en las encuestas, extrapoló lo que él siente “como ciudadano”. Mi sentir es otro. La fuga ni me indigna ni me enoja ni me provoca ira. En todo caso, esos sentimientos me los provocan los que me gobiernan. Y, junto con el enojo, ira e indignación, lo que hace mi gobierno me provoca también desconcierto y susto.

    Pero en realidad no importa lo que sintamos ni el Presidente ni usted ni yo. Lo que importa es la manera en que el Presidente y su equipo evalúan los acontecimientos y cómo los encaran. Y, francamente, no se ve en la perspectiva asumida ni en las decisiones adoptadas una visión de estadista. Más bien lo que trasluce es, además de ineptitud, una concepción de la política alarmante.

    Fortuna contra virtud, diría Maquiavelo.

    La fortuna puede ser adversa o favorable, pero se le identifica con “el azar y el destino, con designios ocultos o simplemente los férreos límites de la realidad”. La virtud, en cambio, involucra “prudencia, astucia y habilidad”, y se entiende como “la capacidad de acción razonada del hombre”. La fortuna, como principio de vida, lleva a la inmovilidad. La virtud, a la acción.

    Mala filosofía de gobierno aquella que se recarga en la fortuna y le atribuye nuestros males. Desde luego que hay acontecimientos fortuitos y sucesos que no dependen de nuestra voluntad. Un huracán o un terremoto difícilmente pueden evitarse. El crecimiento de la economía de EU o la disminución en los precios internacionales del petróleo no dependen del gobierno de México. Pero aun en estos casos, “la capacidad de acción”, previa y posterior al acontecimiento, es fundamental. Los protocolos de protección civil ante desastres naturales hacen la diferencia, la preparación de cuerpos de rescatistas salva vidas, las especificaciones de construcción en zonas sísmicas evitan mayores catástrofes. Igualmente, la menor dependencia de la producción y exportaciones petroleras y la diversificación de nuestros lazos comerciales con otros países reducen el impacto de la mala fortuna. La intervención, por acción o por omisión, suele ser determinante.

    En política, las declaraciones y acciones revelan concepciones. ¿Qué nos han dicho y qué han hecho las autoridades desde la fuga de El Chapo?

    Cuando nos dicen que la fuga fue culpa de la CNDH porque los obligó a relajar los controles (la barbaridad fue tal, que ya se desdijeron), nos dicen que la responsabilidad no es suya. Cuando afirman que se cumplieron todos los protocolos nacionales e internacionales, pero que de todos modos ocurrió la fuga, el mensaje es: “Hice todo bien, pero por motivos desconocidos todo salió mal”. O sea, fue la fortuna, la mala suerte, el azar, la divina providencia la responsable. ¿Será, como la corrupción, cultural?

    Y qué nos dicen algunas de las decisiones, como mantener en sus puestos a los responsables de las áreas de seguridad, pero aprehender a los que monitorean y vigilan las celdas, establecer como prioridad de la crisis la captura de El Chapo, diciendo que es “la única manera de poder revertir este agravio”, anunciar que hay diez mil elementos en las calles buscando al delincuente. Lo que nos dicen estas decisiones es “vamos por más de lo mismo”. Nos dicen que lo que importa es salir de esta crisis, en lugar de prepararnos para evitar la siguiente. Cuando nos abren El Altiplano y nos enseñan sus entrañas, nos dicen que seguridad no hay ninguna, porque todos podemos saber dónde están las cámaras, cuántos y cuáles son los filtros de seguridad, con qué regularidad cambian los turnos, a qué horas se hacen las revisiones.

    Como ciudadana, me hubiera gustado ver que las autoridades responsables realmente lo fueran. Que la prioridad no fuera la recaptura de El Chapo, sino el combate a la corrupción y a la impunidad, así como la construcción de capacidades institucionales. Que los diez mil elementos anduvieran, no tras un solo individuo (por más peligroso que sea), sino en las tareas de prevención y cuidado de las potenciales víctimas del secuestro, el robo a mano armada, el robo en casa habitación, el robo de coches …

    Como analista, me equivoqué de todas todas: pensé que ahora sí cambiarían los mandos, las estrategias, las prioridades.

    Pero no, a nadie se le ocurrió hacer las preguntas de rigor de un buen gobernante: ¿por qué ocurrió lo que ocurrió, era evitable, qué hice mal, qué pude haber hecho mejor? Sobre todo, ¿qué hago para que no vuelva a ocurrir?

    Publicado por Excélsior

    22-07-2015

opiniones imco

Funcionamiento del m...

Varios aspectos de la reforma laboral de 2012 funcionaron bien, pero f...

opiniones imco

Las 6 áreas en las ...

El pesimismo es mal consejero: en las épocas difíciles, los emprende...

opiniones imco

El verdadero uso de ...

Los estados tienen una mala planeación de sus finanzas públicas: sub...

opiniones imco

Chihuahua

La lucha contra la corrupción en México tiene su batalla más import...

opiniones imco

Inicio de año de Tr...

Trump se siente acorralado, pero el pánico que siente puede motivarlo...

opiniones imco

Estudio del Sistema ...

Rediseñar el sistema electrónico de contratación pública CompraNet...

opiniones imco

Exigen designaciones...

Los procesos de designación deben ser abiertos, transparentes, con pa...

opiniones imco

Modelo Óptimo de la...

Este diagnóstico busca dar a conocer el estado de las policías preve...

opiniones imco

Una década de avanc...

A pesar de que aún persisten entidades con notas reprobatorias, la in...

opiniones imco

El abandono

No es posible tener policías profesionales y honestas con gobiernos c...

opiniones imco

Calificaciones

Cualquier proyecto de reforma puede fallar si se cometen errores en la...

opiniones imco

El gobierno del futu...

Naciones enormes y diminutas, unas más ricas otras más pobres, nos m...

opiniones imco

La desigualdad en Am...

La ruta para reducir la desigualdad no es clara. Sin embargo, los paí...

opiniones imco

¿Cómo va la vida e...

México es el país de la OCDE con mayor desigualdad en el ingreso fam...

opiniones imco

Ackerman y Lozano

Dentro de la falta de civilidad tan propia de los pleitos de Twitter, ...

opiniones imco

El año que viene

El año entrante será tremendo. Se juntaron retos formidables en el e...

opiniones imco

Por una agenda clim...

WRI, IMCO e ICM se unen para contribuir al diseño de una política de...

opiniones imco

IMCO firma convenio ...

Este martes, ambas instituciones firmaron un convenio de colaboración...

opiniones imco

Conforman red intern...

Estará integrada por think tanks de Chile, Perú, Ecuador, Guatemala,...

opiniones imco

La deuda del sexenio

Nadie sabe quién será el próximo presidente de la República, lo qu...