Inicio | Frente a la doctrina Trump

  • Frente a la doctrina Trump

    Autor: María Amparo Casar

    María Amparo Casar

    María Amparo Casar | @AmparoCasar

    Trump ha innovado en muchos frentes.

    Imperar con base en órdenes ejecutivas: Restricciones a la migración, protección fronteriza, obstáculos a la protección ambiental, gasoductos de Dakota y Keystone, congelamiento de plazas gubernamentales, retiro de fondos a planeación familiar y suspensión de visados a musulmanes.

    Avasallar a golpe de tuits: “Fronteras fuertes y detener la inmigración ilegal. Sin eso no tenemos país”; “Cuándo dejará Estados Unidos de dar dinero a nuestros enemigos, México y otros”; “No quiero tener nada que ver con México, sólo construir un muro impenetrable para cortar el trato con Estados Unidos”.

    Sojuzgar a través de infundir miedo: “Nadie será más duro contra el Estado Islámico”; aplicaremos un impuesto de 20% a las mercancías que vienen de México y confiscar remesas.

    Provocar por medio de mentiras o hechos alternativos: “El gobierno de México ha abusado de nuestra nación”; los mexicanos son criminales, violadores y traficantes de drogas.

    Ufanarse de actos ilegales: “No pago impuestos porque soy muy listo”.

    Regir al margen de la Constitución: La jueza Donnelly (Brooklyn) ya puso en duda la constitucionalidad de la deportación o prohibición de la entrada de los refugiados u otras personas a aeropuertos estadunidenses.

    Liquidar la racionalidad económica: Perder competitividad y hacer pagar al consumidor estadunidense mayores precios con tal de acabar con el TLCAN.

    Las consecuencias no importan porque Trump no busca gobernar con base en las instituciones y tradiciones del liberalismo económico y político de Estados Unidos, sino evangelizar con base en una sola doctrina —America First— y utilizar los mismos métodos salvajes que usaron los conquistadores en el nuevo mundo.

    Quiero poner sobre la mesa otra “innovación” de este señor que encabeza la primera potencia del mundo: la bilateralización de las relaciones o el viejo principio de divide y vencerás. Lanza mensajes globales, casi todos de odio o confrontación, pero atrae socios individuales: Rusia, Gran Bretaña e Israel. Busca reducir en 40% los fondos que su país destina a organizaciones internacionales y eliminar el financiamiento a agencias de la ONU y otros organismos en los que Palestina es miembro o que tengan programas que financien abortos. Hay en efecto un cambio de paradigma.

    Ante esta realidad que se consume día con día, hay dos diques. La acción global en contra de estas medidas y la acción gubernamental y social de todos los que no comulgan con la doctrina Trump.

    No se trata de revivir nacionalismos imposibles. Justo lo contrario. De parte de las naciones más desarrolladas, profundizar y revisar la globalidad con un sentido de inclusión y de cooperación internacional. De parte de las naciones más débiles, un esfuerzo y compromiso internos por mejorar su gobernanza, su economía y su desigualdad. Junto con ello, una alianza con los gobiernos locales de la Unión Americana que se han declarado ciudades “santuario” y la de más de la mitad del electorado norteamericano que no votó por él o que ya se arrepintió de haberlo hecho.

    México es más vulnerable frente a las amenazas de Estados Unidos por motivos que van más allá de la geopolítica, que no pueden ser soslayados y que se resumen en una sola frase: Llevamos mucho tiempo sin hacer la tarea que nos corresponde para reducir esas vulnerabilidades. A 100 años de la promulgación de la Constitución, seguimos siendo un país con un Estado de derecho más que frágil, una hacienda pública precaria y un gasto muy improductivo. Estamos catalogados como un país con altas tasas de violencia, corrupción e impunidad y baja calidad de los servicios públicos. No logramos mejorar la productividad ni producir empleos bien pagados ni abatir la pobreza y desigualdad. De todo esto se aprovecha y seguirá aprovechando Trump. Con cifras en la mano, le podemos demostrar que la inmensa mayoría de los migrantes —legales o ilegales— lejos de ser delincuentes, violadores y criminales son altamente productivos, buenos ciudadanos, buenos contribuyentes y buenos emprendedores. No podemos decir lo mismo respecto a nuestros gobiernos. No podemos decir que nuestros gobiernos hayan hecho algo por reducir la dependencia de Estados Unidos, que los gobernadores no se roban la lana, que los partidos atienden a su electorado, que los legisladores ponen por encima el interés ciudadano o que los jueces imparten justicia con mediana imparcialidad. Tres tareas se antojan impostergables: represtigiar al gobierno, modernizar la planta productiva a través de la política industrial bien y reforzar las relaciones entre los empresarios de México y Estados Unidos y de los gobiernos locales de aquí y de allá. Si nos aplicamos en estas tareas seríamos menos vulnerables frente a la amenaza Trump.

    Publicado por Excélsior
    01-02-2017

opiniones imco

Antisoborno y corrup...

La globalización ha creado retos enormes para las compañías en cuan...

opiniones imco

Foro Internacional ...

Ricardo Corona, abogado general del IMCO, participa en el Foro Interna...

opiniones imco

La (i)lógica del le...

Hagamos a un lado a los militares en los que la ciudadanía confía y ...

opiniones imco

Pulso Social de Amé...

Latinoamérica sigue siendo la región más desigual del mundo, inclus...

opiniones imco

Los gases de Trump

Entre 2010 y 2015, las importaciones de gas natural de EU a México se...

opiniones imco

Lento que tengo pris...

Lo que conviene a México es un proceso de negociación del TLC ordena...

opiniones imco

Índice Big Mac 2017...

En México, el precio de una Big Mac es de $49.00 pesos, es decir, $2....

opiniones imco

Austeridad, ¿una pr...

El Congreso debe ser el primero en observar el mandato de las leyes. P...

opiniones imco

Pobreza y Estado de ...

Se requiere de un Estado de derecho fuerte para que haya justicia y pa...

opiniones imco

Pañales e ideas

Los partidos políticos son los campeones nacionales de la desvergüen...

opiniones imco

Reforma al sistema d...

¿Qué sigue después de reformar la Constitución en cuanto a la just...

opiniones imco

El estado del intern...

Corea del Sur es el país que tiene la conexión más rápida a nivel ...

opiniones imco

Pensar con el hígad...

La llegada de Trump al poder marca un hito en la relación de los dos ...

opiniones imco

Comisión de Selecci...

La prioridad del CPC consistirá en asegurar que las seis institucione...

opiniones imco

Ceremonia de entrega...

La ceremonia de entrega de nombramiento a los cinco integrantes del CP...

opiniones imco

Reforma fiscal: Un n...

En México, para pertenecer al sector formal hay que pagar altos costo...

opiniones imco

Propuestas para Méx...

Las propuestas surgieron a partir de la realización de 23 foros en to...

opiniones imco

Salario mínimo y di...

En México individuos indígenas y/o con color de piel más obscuro re...

opiniones imco

Esperanza y evidenci...

En el año 2017, no hay nada más fuera de lugar que el optimismo.

opiniones imco

“No soy yo (la Con...

Hoy, en su aniversario, la Constitución ha escuchado múltiples manif...