Inicio | Partidos evasores

  • Partidos evasores

    Autor: María Amparo Casar

    María Amparo Casar

    María Amparo Casar | @AmparoCasar

    Sin contar el financiamiento para el conjunto de las autoridades electorales ni el que le otorgan a los partidos los institutos locales, el conjunto de 10 partidos nacionales existentes en 2015 recibieron cinco mil 199 millones de pesos para sus actividades ordinarias permanentes, sus actividades específicas y sus gastos de campaña. Pocas empresas cuentan con tal cantidad de recursos para diseñar, producir y vender sus productos.

    Como toda empresa, los partidos políticos deben pagar impuestos pero, a diferencia de la mayoría, los partidos tienen beneficios fiscales que ya quisieran muchas de ellas.

    Pues ahora resulta que los partidos nacionales y locales tienen saldos pendientes de pago por contribuciones, de acuerdo con la propia contabilidad que ellos mismos entregaron a la autoridad en su informe ordinario de cierre de 2015. Los partidos deben al fisco o al Estado ni más ni menos que 626.2 millones de pesos por los más distintos conceptos: predial, nómina, IVA y contribuciones retenidas a los trabajadores, pero no entregadas al IMSS y al Infonavit. O sea, sus adeudos son, como bien lo expresó el consejero Ciro Murayama, como contribuyentes y como patrones.

    Además de dañar a las instituciones de seguridad social porque les causan un déficit y también a la hacienda pública porque no recibe lo que le corresponde, la evasión y la elusión fiscales son delitos tipificados en la ley y son parte de la corrupción que dicen querer erradicar. A cualquiera que incurra en ellos se le debe aplicar la sanción correspondiente.

    Está claro que todos —ciudadanos, empresas, entidades de interés público o empresas productivas del Estado— deben pagar los impuestos que les corresponden pero, si cabe, los primeros que deben dar el ejemplo son los entes públicos. No lo han hecho ahora ni tampoco en el pasado. En realidad, no sabemos cuánto acabaron debiendo los partidos de ejercicios anteriores ni si se llegó a acuerdos con la Secretaría de Hacienda para otorgarles condonaciones.

    Lo que sorprende es que todos los partidos y en particular sus dirigentes traen para arriba y para abajo la bandera de la lucha contra la corrupción y la impunidad pero, como siempre, para que se haga justicia en los bueyes de sus compadres, no en los propios. Ochoa, Anaya, Barrales, López Obrador y el resto de los presidentes llevan meses hablando de que la corrupción es el peor de todos los males que aquejan a la nación y han creado discursos, leyes, comisiones, spots, seminarios y conversatorios para pregonar su combate, el fin de la impunidad y la tolerancia cero. Siento mucho decirlo pero, a la hora de mostrar en la práctica su compromiso, no encontramos evidencias que lo sostengan.

    Digámoslo claro. A los gobernadores y exgobernadores que traemos todos en la mira se les acusa, entre otros delitos, de evasión fiscal y de peculado. Algo similar ocurre con los partidos, pues por una parte no están pagando los impuestos que les corresponden (el IVA, el predial o el impuesto sobre la nómina) y, por el otro, se están apropiando indebidamente de dinero que no les pertenece a ellos, sino al Estado (las cuotas retenidas a los trabajadores, pero no enteradas a las instituciones de salud y vivienda). Adicionalmente, de no pagar estos adeudos estarían incurriendo en el delito de “financiamiento indebido” que también debiera acarrear sanciones.

    Ya en 2013, un conjunto de ciudadanos presentamos un amparo conocido como #YoContribuyente para impedir que los legisladores condonaran, cancelaran o perdonaran a estados y municipios adeudos fiscales de 2012, 2013 y 2014, precisamente por no haber enterado a la Tesorería el ISR retenido a los trabajadores del Estado. Desgraciadamente, el amparo promovido bajo la modalidad de “interés legítimo” no prosperó hasta sus últimas consecuencias.  Pero se puede volver a intentar. Luis Pérez de Acha y José Roldán Xopa diseñaron entonces una nueva aproximación procesal construida a partir de que somos ciudadanos inscritos en el padrón electoral, que constituye una variable determinante en el financiamiento público de los partidos y que ese financiamiento se integra con los impuestos que pagamos los ciudadanos. Hacienda no tiene por qué hacer una nueva condonación de adeudos fiscales a los partidos. Eso equivaldría a un “rescate financiero” de los partidos políticos en la medida que cancela pasivos a cargos de estos y, ya lo dijo el secretario de Hacienda, no estamos para rescates.

    Los amparos siempre se pueden volver a perder pero, al menos, hay que intentarlo porque la escandalosa exhibición que se ha hecho en los medios no parece merecer la menor preocupación por parte de los partidos que en esta época de austeridad presupuestal se dieron el lujo de autoaprobarse cuatro mil millones de pesos, sin contar los gastos de campaña.

    Publicado por Excélsior

    23-11-2016

Posts relacionados

Posts más recientes

opiniones imco

Destino: ¿la guerra...

Hay poco que México pueda hacer al para evitar un conflicto entre las...

opiniones imco

Encuesta Nacional de...

Según los datos más recientes de la Encuesta Nacional de Seguridad P...

opiniones imco

Entre todos nos vigi...

Imaginemos que el gasto programable de un país pueda emitirse como si...

opiniones imco

Compara Carreras den...

Ashoka presenta 21 casos de innovación educativa en México como part...

opiniones imco

No es bullying

En esta semana, la sociedad civil mexicana demostró su impacto y capa...

opiniones imco

'Peak stuff'

Los "millennials" se acostumbraron a comprar menos "cosas"; en vez, de...

opiniones imco

Llamado a la sensate...

Si el liberalismo quiere mantenerse vigente como doctrina política, t...

opiniones imco

Primero la Fiscalía...

La discusión de la nueva Fiscalía General es un asunto urgente y muy...

opiniones imco

La corrupción de lo...

Es difícil imaginar a las personas con las que se trabaja todos los d...

opiniones imco

Desinformación, pri...

Hay indicadores que reflejan un cierto grado de desconocimiento no sol...

opiniones imco

Del dicho al hecho y...

En 2016, los estados estimaron en promedio 15 % menos ingresos de los ...

opiniones imco

Verdades incómodas

Las verdades incómodas no suelen ser el postre más dulce de una cena...

opiniones imco

Índice de Informaci...

Los gobiernos estatales no solo no gastan en lo que nos dicen que van ...

opiniones imco

Competir por nuestra...

En un mundo políticamente polarizado, en el cual pululan los "operado...

opiniones imco

El IMCO es ganador d...

El IMCO fue reconocido como ganador de este premio por la iniciativa "...

opiniones imco

México ya es país ...

Tras continuos esfuerzos que duraron poco más de dos años, nuestro p...

opiniones imco

Comisión de Selecci...

La Comisión de Selección del Comité de Participación Ciudadana del...

opiniones imco

El camión del casca...

La falta de pudor y escrúpulos que tiene AMLO para rodearse de los de...

opiniones imco

#Epicentro reconstru...

#Epicentro dará seguimiento al uso de los recursos para la reconstruc...

opiniones imco

Grazna como un pato

Los que me leen saben que la elección de Trump me preocupa profundame...