Inicio | Pensar con el hígado

  • Pensar con el hígado

    Autor: Roberto Newell

    Roberto Newell

    Roberto Newell | @RobertoNewell

    Tengo un amigo que veo poco porque vive en Nueva York. Recientemente, coincidimos en una junta en la cual surgió el tema de Trump y el modo tan ofensivo que tiene para hablar de México y los mexicanos. Mi amigo me conoce bien, inmediatamente se dio cuenta que las groserías del Mandatario me han irritado profundamente y me recordó que: “el que se enoja pierde.”

    En el acto reconocí la validez de su sentencia, pero aun así quise rebatir su crítica, arguyendo que en el caso de Trump quizá fuera mejor perder con dignidad que ganar sin orgullo. Pero, la advertencia de mi amigo sigue resonando en mi cabeza.

    La llegada de Trump al poder marca un hito en la relación de los dos países. En unas cuantas semanas, Trump destrozó la relación amistosa y colaborativa que se había construido a lo largo de tres décadas. Convirtió una relación colaborativa estrecha en una competencia estéril e improductiva. Por alguna razón que no entiendo, el Mandatario americano cree que los dos países están enfrentados en un juego de suma cero: Lo que México gana, EUA lo pierde, y viceversa.

    Pero Trump no solo transformó la naturaleza de la relación bilateral, su estilo personal también ha tenido impacto. Durante más de un año el Mandatario ha sido una fuente inagotable de expresiones ofensivas sobre México y los mexicanos, sin que parezca importarle que esto le ha ganado el repudio de la gran mayoría de ellos. Pero ese rencor que Trump ha avivado en los mexicanos puede resultar contraproducente si afecta el ánimo y la objetividad de las personas encargadas de mantener las relaciones con su gobierno. Si los representantes mexicanos no se cuidan pueden cometer el mismo error que mi amigo advirtió en mi conducta: el coraje puede llevarlos a asumir conductas irracionales e imprudentes. Deben hacer un esfuerzo extraordinario para asegurar que están pensando con la cabeza y no con el hígado.

    En las negociaciones que vienen es indispensable controlar el aspecto del psique colectivo que causa que los mexicanos sean hipersensibles a las ofensas, reales y percibidas. Quienes nos representen deben mantener sus cabezas frías, aun cuando la conducta de los gobernantes americanos les parezca ofensiva. El talón de Aquiles de los mexicanos es esa hipersensibilidad.

    El Gobierno americano también tiene debilidades. La principal de ellas es que su Presidente es un patán, incapaz de sostener una discusión seria sin atacar a sus interlocutores. Conforme Trump avanza va sumando nombres a la lista de enemigos.

    A la larga, la estrategia del Mandatario americano es insostenible. Como va pasando el tiempo su fuerza relativa se va desgastando al sumar nombres a la lista de sus enemigos. Nuestros representantes deben tener presente que no van solos contra Trump. Muchos otros lo aborrecen: los Demócratas; el poder judicial americano; las mujeres; los negros y los ejecutivos que representan los intereses económicos de sectores tan diversos como el sector de alta tecnología, las empresas automotrices, e innumerables empresas manufactureras, y esto es considerar los gobiernos de Alemania, Australia, China y de los países que negociaron el TPP.

    Trump no sólo es descuidado en sus relaciones interpersonales, también es impulsivo y desordenado. Siempre embiste con fuerza, sin medir las consecuencias de sus acciones. Por ello, a Trump se le debe manejar como los toreros manejan a los toros de lidia: Es indispensable esquivar sus embestidas, evitando la tentación de intercambiar insultos y agresiones improductivas, mientras que se le distrae con la capa, para que no sepa dónde está su adversario.

    Para vencer a Trump es indispensable dar prelación a la sustancia y a la calidad del proceso de negociación y no dejarse llevar por el estilo inflamatorio del mandatario. Si los representantes mexicanos pierden el autocontrol las negociaciones acabarán mal: el toro nos embestirá y acabaremos aplastados en el ruedo. Por contra, conviene aprovechar su predisposición a embestir impulsivamente para torearlo, enredándolo en temas intrascendentes que agoten sus energías y erosionen el poco capital político que tiene.

    Trump tiene otro talón de Aquiles: tiene poco tiempo para rendir resultados. Su hambre de triunfo es tan grande que es posible que confunda una bagatela con un gran tesoro. Si, sí qué bueno. Pero lo que nuestros representantes deben recordar es que su apetito es insaciable. Por ello, el equipo mexicano debe evitar la tentación de tratar de comprar la buena voluntad de Trump con concesiones con la intención de apaciguarlo. Es probable que el mandatario perciba esas concesiones como señas de debilidad que lo estimulen a persistir en sus ataques y exigencias. Si eso sucede acabaremos enredados en su delirio.

    El equipo mexicano debe recordar que el tiempo es su mejor aliado. Si el colorín colorado de las siguientes semanas de interacción con los representantes de Trump es un acuerdo para llevar acabo negociaciones detalladas con el fin de mejorar las relaciones comerciales de los dos países, pero sin trastocar el fondo del acuerdo existente, entonces el equipo mexicano habrá obtenido un gran resultado, aunque eso ofenda nuestro orgullo.

    Publicado por Reforma
    09-02-2017

opiniones imco

'Peak stuff'

Los "millennials" se acostumbraron a comprar menos "cosas"; en vez, de...

opiniones imco

Llamado a la sensate...

Si el liberalismo quiere mantenerse vigente como doctrina política, t...

opiniones imco

Primero la Fiscalía...

La discusión de la nueva Fiscalía General es un asunto urgente y muy...

opiniones imco

La corrupción de lo...

Es difícil imaginar a las personas con las que se trabaja todos los d...

opiniones imco

Desinformación, pri...

Hay indicadores que reflejan un cierto grado de desconocimiento no sol...

opiniones imco

Del dicho al hecho y...

En 2016, los estados estimaron en promedio 15 % menos ingresos de los ...

opiniones imco

Verdades incómodas

Las verdades incómodas no suelen ser el postre más dulce de una cena...

opiniones imco

Índice de Informaci...

Los gobiernos estatales no solo no gastan en lo que nos dicen que van ...

opiniones imco

Competir por nuestra...

En un mundo políticamente polarizado, en el cual pululan los "operado...

opiniones imco

El IMCO es ganador d...

El IMCO fue reconocido como ganador de este premio por la iniciativa "...

opiniones imco

México ya es país ...

Tras continuos esfuerzos que duraron poco más de dos años, nuestro p...

opiniones imco

Comisión de Selecci...

La Comisión de Selección del Comité de Participación Ciudadana del...

opiniones imco

El camión del casca...

La falta de pudor y escrúpulos que tiene AMLO para rodearse de los de...

opiniones imco

#Epicentro reconstru...

#Epicentro dará seguimiento al uso de los recursos para la reconstruc...

opiniones imco

Grazna como un pato

Los que me leen saben que la elección de Trump me preocupa profundame...

opiniones imco

Un diseño fiscal m...

Reducir impuestos a los trabajadores formales que menos ganan no meter...

opiniones imco

Regresión autoritar...

Después de décadas y esfuerzos, nuestro país construyó un sistema ...

opiniones imco

Dreamers

A los Dreamers ya les fallamos una vez, cuando las condiciones económ...

opiniones imco

Consideraciones sobr...

La Cofece envió al Senado de la República una serie de consideracion...

opiniones imco

Iniciativa para la T...

Se busca promover la administración transparente, pública y con rend...