Inicio | Perspectivas económicas de nuestros hijos

  • Perspectivas económicas de nuestros hijos

    Autor: Roberto Newell

    Roberto Newell

    Roberto Newell | @RobertoNewell

    Los hijos de Donald Trump probablemente tienen resueltos sus problemas económicos, pero los míos no, y menos aun mis nietos. Para que sus perspectivas económicas sean buenas será necesario que se cumplan tres condiciones: Primero, deben tomar buenas decisiones relacionadas con su educación y empleo; segundo, deben cuidarse para extender al máximo sus años de buena salud, y tercero, deben tener la buena fortuna de que su vida productiva coincida con un periodo económico que provea oportunidades que les permitan aprovechar sus destrezas en el mercado laboral.

    Entre hijos y nietos, tengo 10 descendientes directos. En mis momentos de mayor realismo y sobriedad, reconozco que es probable que uno o más de ellos sufra tropiezos económicos. Cuando eso suceda haré lo que pueda para ayudarlos, aunque como están las cosas nada garantiza que los recursos disponibles sean suficientes para garantizar un estándar de vida adecuado para los míos, y menos aun para sus descendientes, que todavía no nacen, pero que son parte de mi estirpe.

    La mayoría de las familias enfrentan el mismo problema que enfrento yo, probablemente con menos recursos a su disposición para paliar los efectos de una mala decisión, de un problema de salud o de una situación económica desfavorable. Por ello, las sociedades modernas crean redes de seguridad cuyo fin es atenuar los efectos catastróficos de los riesgos que enfrentamos cotidianamente.

    Durante la mayor parte del siglo veinte, el crecimiento económico de la mayoría de las sociedades modernas alcanzó para financiar los costos relacionados con esa red de seguridad. Pero ese ya no es el caso para la mayoría de los países, por cuatro razones: Primero, porque el crecimiento económico de las mayoría de los países -incluyendo México- se ha estancado en niveles inferiores a los requeridos para mantener intacta la red de seguridad; segundo, porque el envejecimiento de la población está provocando que reduzca la proporción de población productiva; tercero, porque la innovación tecnológica ha favorecido a las familias que poseen dotaciones elevadas de capital humano ampliando la brecha entre ganadores y perdedores, y cuarto, porque los gobiernos de varios países, entre ellos los de EU, Francia, Italia y Reino Unido han cometido errores económicos cuyas consecuencias son duraderas. Por ello, como van las cosas, es probable que la mayoría de nuestros hijos y nietos tengan un estándar de vida menos seguro y abundante que el que ha tenido la generación que está concluyendo su vida productiva.

    Un informe reciente (“Poorer than their parents? A new perspective on income inequality”, McKinsey Global Institute, 2016) analiza este tema detalladamente, examinando el caso de las varias de las economías más avanzadas. Concluyen que de seguir las cosas como van, 70 por ciento de las familias tendrán un estándar de vida inferior al actual.

    Para evitar ese desolador futuro, los autores del informe de McKinsey recomiendan tres tipos de iniciativas. Su primera recomendación es incentivar el crecimiento económico y la generación de empleos, instrumentado medidas que incentiven mayor competencia económica y estimulando inversiones en innovaciones tecnológicas que mejoren la productividad laboral. Segundo, proponen crear condiciones que conduzcan a una mejor productividad laboral vía mayores inversiones en capital humano, estrechando la relación entre los sectores productivos y el sector educativo. Por último, recomiendan reformar la política fiscal para incentivar la creación de empleos, financiar transferencias a grupos vulnerables y promover la participación de los trabajadores en el valor agregado de las empresas para alinear sus intereses con los de las empresas.

    Ninguna de las medidas propuestas por McKinsey se separa de la ortodoxia fiscal o financiera actual. Lo único sorprendente del reporte es el énfasis que pone en los efectos que derivan del nulo crecimiento que han tenido los ingresos de un segmento grande de la población y los consecuentes efectos que esto ha tenido sobre la distribución de ingresos. Hasta hace poco, lo que preocupaba a economistas y políticos era el crecimiento de los ingresos per cápita de la población. Ahora, lo que más preocupa a analistas de todo el espectro político es la brecha cada vez más grande entre los ingresos de la población con dotaciones grandes de capital humano y los que se han rezagado en la acumulación de este activo.

    Para que nuestros descendientes tengan ingresos más altos que los nuestros, es indispensable cerrar la brecha entre los que ganan mucho y los que no y crear condiciones que favorezcan un mayor crecimiento económico. Debería ser fácil; no lo es.

    Publicado por Reforma

    24-11-2016

opiniones imco

Funcionamiento del m...

Varios aspectos de la reforma laboral de 2012 funcionaron bien, pero f...

opiniones imco

Las 6 áreas en las ...

El pesimismo es mal consejero: en las épocas difíciles, los emprende...

opiniones imco

El verdadero uso de ...

Los estados tienen una mala planeación de sus finanzas públicas: sub...

opiniones imco

Chihuahua

La lucha contra la corrupción en México tiene su batalla más import...

opiniones imco

Inicio de año de Tr...

Trump se siente acorralado, pero el pánico que siente puede motivarlo...

opiniones imco

Estudio del Sistema ...

Rediseñar el sistema electrónico de contratación pública CompraNet...

opiniones imco

Exigen designaciones...

Los procesos de designación deben ser abiertos, transparentes, con pa...

opiniones imco

Modelo Óptimo de la...

Este diagnóstico busca dar a conocer el estado de las policías preve...

opiniones imco

Una década de avanc...

A pesar de que aún persisten entidades con notas reprobatorias, la in...

opiniones imco

El abandono

No es posible tener policías profesionales y honestas con gobiernos c...

opiniones imco

Calificaciones

Cualquier proyecto de reforma puede fallar si se cometen errores en la...

opiniones imco

El gobierno del futu...

Naciones enormes y diminutas, unas más ricas otras más pobres, nos m...

opiniones imco

La desigualdad en Am...

La ruta para reducir la desigualdad no es clara. Sin embargo, los paí...

opiniones imco

¿Cómo va la vida e...

México es el país de la OCDE con mayor desigualdad en el ingreso fam...

opiniones imco

Ackerman y Lozano

Dentro de la falta de civilidad tan propia de los pleitos de Twitter, ...

opiniones imco

El año que viene

El año entrante será tremendo. Se juntaron retos formidables en el e...

opiniones imco

Por una agenda clim...

WRI, IMCO e ICM se unen para contribuir al diseño de una política de...

opiniones imco

IMCO firma convenio ...

Este martes, ambas instituciones firmaron un convenio de colaboración...

opiniones imco

Conforman red intern...

Estará integrada por think tanks de Chile, Perú, Ecuador, Guatemala,...

opiniones imco

La deuda del sexenio

Nadie sabe quién será el próximo presidente de la República, lo qu...