Inicio | Políticamente correcto

  • Políticamente correcto

    Autor: Roberto Newell

    Roberto Newell

    Roberto Newell | @RobertoNewell

    La expresión “políticamente correcto” es un anglicismo recientemente popularizado en México. Según Wikipedia el primer uso de la expresión fue en 1792 en un fallo de la Suprema Corte americana. El concepto de corrección política también fue usado por políticos marxistas-leninistas para dar línea a sus seguidores sobre la forma correcta de hablar de algún grupo o segmento de la población. Su uso se extendió e hizo común durante la década de los ochenta para describir lenguaje o conductas diseñadas para evitar ofender a grupos minoritarios. La comunicación políticamente correcta se popularizó en el sector académico y posteriormente se extendió a otras comunidades.

    El uso de un lenguaje más incluyente y la eliminación de expresiones ofensivas y denigrantes tendió puentes entre grupos sociales y causó que mejorara el trato de grupos tradicionalmente desfavorecidos. Por ello, la comunicación y conducta políticamente correcta se extendió a la mayor parte de la sociedad americana hasta convertirse en norma.

    Pero, el camino del infierno está pavimentado de buenas intenciones. Con el tiempo, la nueva ortodoxia se convirtió en camisa de fuerza entorpeciendo la comunicación entre diversos grupos sociales. En ciertos entornos, la corrección política se llevó a extremos insensatos. Por ejemplo, la corrección política causó que se revisaran obras clásicas de la literatura y textos políticos fundamentales para eliminar frases o contenidos que ofendieran a ciertas minoritarias. La ortodoxia de lo políticamente correcto también se usó para descalificar a rivales y competidores políticos y condujo a enfrentamientos estériles entre los defensores de la nueva ortodoxia y personas menos cautas que habían violado las normas de comunicación. En algunos casos, la corrección política fue un pretexto útil para perseguir a ciertas personas. Uno de los casos más notables fue el que motivó que Larry Summers tuviera que renunciar a la Presidencia de Harvard University por ofender a grupos feministas.

    Eventualmente, la nueva ortodoxia inspiró a personas del extremo opuesto del espectro político a atacar todo lo que pudiera calificarse como políticamente correcto. En mi opinión, esta reacción fue uno de los gérmenes que alimentó la popularidad política de Trump, quien a lo largo de su campaña para la Presidencia violó todos los cánones de lo políticamente correcto.

    La corrección política fue un yunque contra el cual repetidamente chocaron las innumerables groserías del mandatario americano. Entre más ofendía Trump a ciertos segmentos, más crecía su popularidad. En otros contextos, la conducta de Trump no hubiera sido tolerada o aplaudida. La estrategia de Trump funcionó porque le ganó el respaldo de grupos que estaban irritados con la exquisités política de muchos de los grupos que respaldaban a la candidata demócrata.

    La estrategia de campaña de Trump funcionó. Sus groserías y simplismos magnificaron la voz de grupos sociales agraviados por los cambios que habían transformado a EUA. Estos grupos resienten haber perdido influencia y prestigio en la sociedad americana actual.

    El problema con todo esto, es que el discurso del demagogo americano abrió una caja de Pandora. La campaña política de Trump legitimó a grupos y corrientes nacionalistas y racistas de EU, rasgando el tejido social americano y destruyendo los puentes de interacción social que se habían construido a lo largo de varias décadas.

    El daño causado por Trump al tejido político de EU es enorme. Muchos de sus simpatizantes creen que la conducta de Trump fue un mal necesario para que el mandatario llegara a la Presidencia. Pero la misma estrategia de descalificación y odio durante la campaña no funciona ahora que Trump ocupa la Casa Blanca. Por el contrario, la conducta errática y desordenada de Trump y sus expresiones groseras y poco meditadas hoy son motivo de preocupación entre sus aliados y de inspiración y motivación para sus oponentes. En cuestión de semanas Trump ha dilapidado su capital político y dañado el prestigio del partido Republicano. Las cosas están tan mal que muchos analistas abiertamente especula sobre la necesidad de remover al Presidente americano.

    Lamentablemente, el ejemplo que impuso el mandatario americano durante su campaña trascenderá y contagiará las elecciones de otros países. En Francia, eso ya está sucediendo, y cuando llegue el turno de México seguramente no faltarán políticos que decidan imitar el estilo grosero y confrontacional del mandatario americano.

    La civilidad es indispensable para que las personas vivan en paz. La corrección política puede parecer ridícula a muchas personas, pero en un contexto plural y heterogéneo la corrección política es sinónimo de cortesía y sensibilidad. Si hemos de evitar que las competencias políticas degeneren y se conviertan en violencia y conflictos abiertos es indispensable que los políticos cuiden las formas y se conduzcan correctamente.

    Publicado por Reforma
    23-02-2017

opiniones imco

Empresas excepcional...

Uno de los atributos más importantes de las economías de mercado es ...

opiniones imco

TLCAN 2.0: Asuntos L...

Durante la renegociación y modernización del TLCAN, uno de los temas...

opiniones imco

México y su costoso...

La carga normativa para quienes realizan trámites y servicios federal...

opiniones imco

Manuel Molano habla ...

Durante la renegociación y modernización del TLCAN, uno de los temas...

opiniones imco

Javier Laynez

La Segunda Sala de la Suprema Corte tiene en sus manos el destino econ...

opiniones imco

Cuando las reglas si...

La regulación condena a las pequeñas empresas a un enanismo perpetuo...

opiniones imco

Crear leyes es fáci...

Hay varias razones por las cuales la justicia laboral ya no funciona e...

opiniones imco

Luis Mauricio Torres...

En la más reciente edición del Índice de la Gobernanza de los Recur...

opiniones imco

El diseño de la imp...

No llegamos aquí por casualidad. Nuestro estado de la impunidad no es...

opiniones imco

Venezuela en crisis

Durante las últimas semanas, el Gobierno de Nicolás Maduro ha enfren...

opiniones imco

Jesús Alarcón habl...

La expansión y la perpetuidad de este problema es la costosa y excesi...

opiniones imco

Módulo de Movilidad...

El 68% de los mexicanos entre 25 y 64 años lograron un nivel de escol...

opiniones imco

¿Cómo lograr un se...

Las normas del sector definidas en la reforma de 2013 imponen nuevas a...

opiniones imco

Poder impune

Dentro de la discusión nacional sobre la crisis de corrupción, el Po...

opiniones imco

Los estados al cierr...

La forma de hacer política pública en México ha cambiado

opiniones imco

No es lo mismo, pero...

Hay grandes similitudes históricas e institucionales entre Prusia y E...

opiniones imco

#VamosPorMás

A pesar de probables diferencias ideológicas y posiciones encontradas...

opiniones imco

Todos al hoyo

Los sistemas de control de proyectos y gobernanza existen para evitar ...

opiniones imco

Piden diagnóstico c...

Organizaciones de la Sociedad Civil solicitan contar con un diagnósti...

opiniones imco

Semáforo Anticorrup...

El plazo para la implementación de los Sistemas Locales Anticorrupci...