Inicio | La tragedia de la cuchara

  • La tragedia de la cuchara

    Autor: Alejandro Hope

    Alejandro Hope

    Alejandro Hope | @AHope71

    Usted ha seguido el caso de Iguala. Usted sabe del drama de los familiares, se ha enterado por las noticias de las fosas masivas, ha sentido indignación, tal vez ha participado en alguna protesta. Usted supondría por tanto que el número de víctimas de secuestro en Guerrero el mes pasado se cuenta en decenas. Usted se equivocaría: según las cifras entregadas al Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), las autoridades guerrerenses sólo se enteraron en septiembre de ocho secuestros y nueve víctimas.

    ¿Y los 43 estudiantes de Ayotzinapa? Desaparecidos física y estadísticamente. Tal vez se encuentren en una averiguación previa federal, tal vez no. Tal vez se contabilicen en otro tipo penal, tal vez no. El caso es que el secuestro más notorio del año, el más escandaloso, el que tiene al país en vilo, no cuenta como secuestro para la procuraduría de Guerrero.

    Esto no es un caso aislado. El masajeo de cifras de incidencia delictiva es deporte nacional. Al cierre de 2013, Veracruz reportó algo más de 48 mil averiguaciones previas, de las cuales 600 eran por el delito de homicidio doloso. En abril de 2014, cuando ya nadie ponía atención a los datos, el gobierno veracruzano aclaró que había revisado los números y que se habían registrado en realidad 72 mil averiguaciones previas y 899 homicidios dolosos. ¿Cómo es posible extraviar durante cuatro meses 24 mil expedientes?

    Otro ejemplo: según la Procuraduría del Estado de México, el número de averiguaciones previas por homicidio doloso disminuyó casi 10% en esa entidad federativa en 2013. Pero resulta que, de acuerdo con INEGI, el número de víctimas de homicidio en el Estado de México creció 13% el año pasado. No hay, por tanto, más que dos alternativas: 1) aumentaron a gran ritmo las masacres en territorio mexiquense, o 2) las autoridades estatales escondieron varios centenares de averiguaciones previas ¿Qué explicación les gusta en Toluca?

    Las discrepancias tienen en parte un origen técnico. En muchos casos, no están homologadas las normas de clasificación de delitos, o bien no existen suficientes recursos humanos, tecnológicos y financieros en las unidades de estadística de las procuradurías, o no están bien delineados los mecanismos de validación de las cifras. Sobre esos temas, diversas organizaciones de la sociedad civil hicieron pública esta semana una valiosa propuesta (http://ow.ly/Db7X6)  y un llamado a establecer una mesa de trabajo con las autoridades correspondientes. Ojalá la respuesta oficial sea positiva.

    Pero la dificultad de fondo no es técnica, sino política. Los gobernantes ajustan a la baja el número de denuncias, porque suponen que eso es lo que queremos ver los ciudadanos, que eso es lo que les van a celebrar en los medios, que van recibir aplausos si un mes reportan 20 averiguaciones previas por secuestro y al mes siguiente sólo reportan 15.

    No es un supuesto descabellado: a veces, los medios, los analistas, los ciudadanos les aplaudimos semejantes cosas. Tenemos que dejar de hacerlo: lo que queremos ver son menos delitos (medidos por encuestas de victimización) y más denuncias. Sólo así se puede cerrar la cifra negra y abatir la impunidad.

    Sobre todo, es indispensable que se diga la verdad. Los silencios y los cuchareos no benefician más que a los criminales: acrecientan la (ya enorme) desconfianza de la ciudadanía en sus autoridades e inhiben la denuncia. Peor aún, cuando la manipulación se vuelve sistemática, cuando ya no hay fuente en quien confiar, las autoridades se quedan ciegas al tomar decisiones.

    La tragedia de Ayotzinapa se engendró en un lecho de manipulación y mentiras. Ya basta.

    Publicado por El Universal

    23-10-2014

opiniones imco

Obra pública en los...

Han transcurrido más de tres años desde que el presidente presentara...

opiniones imco

Cinco logros ciudada...

De cara al primer debate de candidatos presidenciales, consideramos qu...

opiniones imco

Control efectivo de ...

El desafío que representa el control efectivo de la corrupción e imp...

opiniones imco

Índice Legal de Obr...

El ILOP evalúa el nivel de cumplimiento de los requerimientos mínimo...

opiniones imco

Monitorea propaganda...

Los partidos omiten intencionalmente sus gastos para evitar sanciones ...

opiniones imco

Una joya transexenal...

Para iniciar la construcción de cualquier obra pública, la ley exige...

opiniones imco

Elecciones en Méxic...

La comunicación social tiene un propósito social: informar a la p...

opiniones imco

El tribunal de las d...

Sobre ese paisaje de instituciones erosionadas, con la prensa dependie...

opiniones imco

#PiensoYVoto

Organizaciones de la Sociedad Civil, con la ayuda de Twitter, creamos ...

opiniones imco

Índice de Paz Méxi...

En México, 2017 fue el año más violento del que se tiene registro, ...

opiniones imco

Cómo mueren las dem...

Una de las principales funciones de los partidos políticos es impedir...

opiniones imco

#TeEstamosViendo: la...

#TeEstamosViendo es una plataforma electrónica que permite a los ciud...

opiniones imco

10 por la educación...

La iniciativa 10 por la educación busca incidir y acompañar la polí...

opiniones imco

Simples acciones que...

Cada vez más papás, mamás y profesores suman esfuerzos y realizan d...

opiniones imco

Papás y mamás en #...

Para participar, papás, maestros y directivos deben organizarse a tra...

opiniones imco

Mucho de lo que ha c...

Desconfiar de la sociedad civil equivale a despreciar la voluntad e in...

opiniones imco

La desconfianza de A...

Sin espacio para las dudas, Andrés Manuel López Obrador ha manifesta...

opiniones imco

Diálogos y acuerdos...

Méxicos Posibles surge en 2015 como respuesta a la necesidad de tener...

opiniones imco

Reputación: activo ...

En las circunstancias actuales del universo político mexicano, nada e...

opiniones imco

¿Qué sí y qué no...

Este fin de semana empezaron oficialmente las campañas electorales, c...