Inicio | El diseño de la impunidad

  • El diseño de la impunidad

    Autor: Juan E. Pardinas

    Juan E. Pardinas

    Juan E. Pardinas @JEPardinas

    FB @JEPardinas 

    No llegamos aquí por casualidad. Nuestro estado de la impunidad no es un producto del azar, sino de un ejercicio de planeación legislativa. Una ingeniería cuidadosa que diseña lagunas donde debería haber sanciones. Agujeros en las leyes por donde se fugan ex gobernadores y otros delincuentes que están devastando a las instituciones de la República. La Ley General de Delitos Electorales es un buen ejemplo de este diseño de la impunidad. De acuerdo con el espíritu de esta norma, el desvío de recursos públicos para fines electorales no es considerado un delito grave. Para los ladrones que se roban lana del erario con el fin de apoyar a un partido político o campaña electoral, las leyes diseñadas en el Congreso muestran toda la severidad y dureza de un flan a medio cuajar.

    Si un gobernador ordena un desvío de fondos del erario para beneficiar a determinado candidat@, no sólo está asaltando el tesoro público sino destruyendo el principio de equidad que debe regir la competencia electoral. Este intercambio de dineros y favores, entre los que se van del poder y los que quieren llegar, es el cimiento sobre el que se construyen los acuerdos de impunidad.

    Durante más de dos décadas, la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (FEPADE) fue una institución inerte. A pesar del abandono presupuestal, el liderazgo del fiscal Santiago Nieto y su equipo le han devuelto prestancia y razón de ser a la organización. Sin embargo, los mejores oficios de estos ministerios públicos se topan con un diseño jurídico donde los delincuentes electorales sometidos a juicio pueden recuperar su libertad, con el pago de una simple multa.

    Durante el gobierno de César Duarte en Chihuahua se estableció la práctica ilegal de descontar entre 5 y 10% de su salario a más de 700 servidores públicos. Los dineros ordeñados de las quincenas iban a dar directamente a las arcas del PRI de Chihuahua. En este caso, la FEPADE logró presentar evidencia suficiente para que un juez federal emitiera una orden de aprehensión en contra del ex gobernador priista. Sin embargo, si este Duarte fuera extraditado de EU, sólo por este caso, podría beneficiarse de la libertad bajo caución ya que esta conducta no está tipificada como delito grave. Una vez que se emita una sentencia definitiva, el imputado por peculado electoral puede recibir entre 2 y 9 años de prisión, pero mientras dura el juicio el diseño de impunidad garantiza su libertad.

    Esta salvaguarda de los criminales electorales está garantizada por una omisión del artículo 19 de la Constitución, que establece los delitos que ameritan prisión preventiva de forma automática. En esta fracción del texto constitucional se menciona al homicidio doloso, el secuestro, la violación, la trata de personas o delincuencia organizada. Sin embargo, se dejan fuera conductas que el sentido común indicaría que ameritan prisión preventiva, como por ejemplo la portación de armas de uso exclusivo de las Fuerzas Armadas. El tema de la posesión de armas de fuego ha movido voluntades para abrir la discusión sobre el artículo 19 de la Constitución. El Congreso federal tiene la oportunidad de incluir en el cambio constitucional no sólo las armas de fuego, sino también los delitos electorales y algunas conductas tipificadas como actos de corrupción. La Ley General en Materia de Delitos Electorales también tendría que ajustarse para evitar que los Duartes del futuro usen el dinero de tus impuestos para aceitar sus maquinarias para sabotear comicios. Mientras salga tan barato ser un delincuente electoral con fuero de gobernador, la impunidad nuestra de cada día seguirá reproduciéndose a sí misma.

    Publicado por Reforma
    06-08-2017

opiniones imco

TLCAN 2.0: Asuntos L...

Durante la renegociación y modernización del TLCAN, uno de los temas...

opiniones imco

México y su costoso...

La carga normativa para quienes realizan trámites y servicios federal...

opiniones imco

Manuel Molano habla ...

Durante la renegociación y modernización del TLCAN, uno de los temas...

opiniones imco

Javier Laynez

La Segunda Sala de la Suprema Corte tiene en sus manos el destino econ...

opiniones imco

Cuando las reglas si...

La regulación condena a las pequeñas empresas a un enanismo perpetuo...

opiniones imco

Crear leyes es fáci...

Hay varias razones por las cuales la justicia laboral ya no funciona e...

opiniones imco

Luis Mauricio Torres...

En la más reciente edición del Índice de la Gobernanza de los Recur...

opiniones imco

El diseño de la imp...

No llegamos aquí por casualidad. Nuestro estado de la impunidad no es...

opiniones imco

Venezuela en crisis

Durante las últimas semanas, el Gobierno de Nicolás Maduro ha enfren...

opiniones imco

Jesús Alarcón habl...

La expansión y la perpetuidad de este problema es la costosa y excesi...

opiniones imco

Módulo de Movilidad...

El 68% de los mexicanos entre 25 y 64 años lograron un nivel de escol...

opiniones imco

¿Cómo lograr un se...

Las normas del sector definidas en la reforma de 2013 imponen nuevas a...

opiniones imco

Poder impune

Dentro de la discusión nacional sobre la crisis de corrupción, el Po...

opiniones imco

Los estados al cierr...

La forma de hacer política pública en México ha cambiado

opiniones imco

No es lo mismo, pero...

Hay grandes similitudes históricas e institucionales entre Prusia y E...

opiniones imco

#VamosPorMás

A pesar de probables diferencias ideológicas y posiciones encontradas...

opiniones imco

Todos al hoyo

Los sistemas de control de proyectos y gobernanza existen para evitar ...

opiniones imco

Piden diagnóstico c...

Organizaciones de la Sociedad Civil solicitan contar con un diagnósti...

opiniones imco

Semáforo Anticorrup...

El plazo para la implementación de los Sistemas Locales Anticorrupci...

opiniones imco

Juan Pardinas habla ...

Nunca había visto en la historia moderna de México un evento con una...