Inicio | El gobierno del futuro

  • El gobierno del futuro

    Autor: Juan E. Pardinas

    Juan E. Pardinas

    Juan E. Pardinas @JEPardinas

    FB @JEPardinas 

    Pobre México, tan lejos de Estonia y tan cerca del siglo XX. Esta diminuta nación europea, con menor población que Iztapalapa y un territorio más pequeño que Campeche, es el epicentro de una disrupción tecnológica sobre la forma en que el gobierno se relaciona con los ciudadanos. En el estudio del IMCO Transamos y no avanzamos, el profesor de Yale Rodrigo Canales hace un provocador recuento de cómo la disrupción tecnológica ha puesto de cabeza a los modelos de negocios en diversos mercados. Después de Netflix, la industria de la televisión no volverá a ser la misma. Con Uber y Cabify, los taxis tradicionales compartieron el sentimiento que tuvieron los dinosaurios al ver venir el meteorito. El iPod y la música digital convirtieron a las tiendas de música en museos sumamente interesantes para explicarles a los niños de hoy cómo eran las experiencias de consumo del pasado. Sin embargo, sostiene el doctor Canales, el gobierno y el problema de la corrupción no han sufrido una disrupción semejante. Estonia podría hacerle al gobierno lo que Google Maps le hizo a la Guía Roji.

    Nathan Heller, un reportero del New Yorker, hizo un viaje al futuro: se fue a narrar el papel de la tecnología en este país con 1.3 millones de habitantes y 45 mil kilómetros cuadrados. Las acciones tradicionales que hace el Estado, educar, ofrecer servicios de salud, trabajo policial, procuración de justicia, cobrar impuestos u organizar elecciones, están todas integradas en una plataforma digital. ¿Quieres pedir un préstamo? La plataforma te permite usar tus datos sobre ingresos, ahorros y créditos pendientes, para acelerar el proceso con el banco. Si visitas a un especialista médico, tu expediente de salud puede aparecer en su pantalla con tu respectiva autorización.

    Las ventanillas de trámites son unos muebles antiguos de la era soviética. Salvo la transferencia de una propiedad física, como la compra de un terreno, todas las interacciones con la autoridad pueden ocurrir en línea. En Internet se pueden difuminar muchas de las fronteras que existen en el mundo real, así que, si quieres abrir una cuenta bancaria en Estonia, lo puedes hacer desde tu laptop en México. Estonia presume uno de los climas más fáciles para forjar start ups de innovación. Desde su independencia de la Unión Soviética, Estonia perdió un 15% de su población por las fronteras abiertas de Europa. Para retener y atraer el talento de jóvenes ansiosos por mudarse a las economías más dinámicas de Europa, Estonia decidió convertirse en un páramo de libertad para innovar sin trabas políticas, monopólicas o clientelares. Como muestra, un volante sin piloto: en un futuro cercano, sus carreteras serán una pista de prueba para los automóviles que se manejan solos.

    Skype, el servicio de comunicación que enterró las tarifas de larga distancia, nació en Tallin, la capital estoniana. Fits.Me es un probador digital de prendas que podría transformar para siempre la venta de ropa y ser el competidor más feroz de tu tienda favorita. Las normas migratorias en Estonia se han relajado para atraer capital humano capaz de mantener la dinámica de la disrupción. En algunas escuelas primarias, la programación de código se ha convertido en una parte básica del currículum.

    No sólo una diminuta nación europea nos puede dar lecciones en disrupción tecnológica. India con su sistema de identidad digital biométrica o Kenia con la integración de su sistema bancario y telefónico también nos llevan buena ventaja en innovación. Naciones enormes y diminutas, unas más ricas otras más pobres, nos miran a la distancia por el espejo retrovisor. Hoy estamos entre las quince economías más grandes del mundo. Si no nos ponemos las pilas, nada garantiza que permaneceremos en ese lugar.

    Publicado por Reforma
    31-12-2017

opiniones imco

Una mirada a los ben...

A nivel global, el valor de las principales empresas de economía cola...

opiniones imco

Instituciones débil...

El Índice de Competitividad Global 2018 revela dos principales factor...

opiniones imco

Transformación a co...

Los proyectos estratégicos de una Administración nueva no deben esta...

opiniones imco

Dos sexenios

Como si el calentamiento global no existiera, las prioridades energét...

opiniones imco

Índice de Estado de...

Ninguna entidad de la República tiene una puntuación perfecta en Est...

opiniones imco

Índice de Informaci...

En el IIEG 2018, el IMCO encontró que el cumplimiento a los presupues...

opiniones imco

La prisión preventi...

Para lograr la consolidación del sistema de justicia penal aún hacen...

opiniones imco

Austeridad: una prom...

En un contexto de recursos limitados, al aumentar recursos al gasto bu...

opiniones imco

¿Qué sigue con las...

Con el nuevo formato para las declaración 3de3, la información patri...

opiniones imco

USMCA y la corrupci...

Quien diga que a USMCA le faltan dientes para atacar la corrupción, l...

opiniones imco

Crisis de seguridad ...

Durante 2017 se cometieron 33.6 millones de delitos, 2.5 millones más...

opiniones imco

La Comisión de Sele...

La convocatoria está abierta a toda la sociedad para que del 3 de oct...

opiniones imco

Manéjese con cuidad...

Hoy en México tu origen determina tu destino. La entidad en la que na...

opiniones imco

Papás y mamás en E...

Este 24 de septiembre arrancó la cuarta edición de Papás y mamás e...

opiniones imco

La transa y la auste...

Cuando un partido tiene mayoría en las dos Cámaras, ya no queda ning...

opiniones imco

Lo que la resolució...

El ID biométrico de India, Aadhaar, llegó para quedarse. Este es el ...

opiniones imco

¿Megaproyectos o me...

Las corazonadas y las promesas de campaña de la administración públ...

opiniones imco

2000 y 2018

La transformación del 2018 deberá cuidarse de no repetir las metidas...

opiniones imco

Aspectos destacados ...

En 2017, el turismo internacional aumentó 7% en comparación con el a...

opiniones imco

A un año de los sis...

El desorden en la reconstrucción de escuelas ha resultado en la incap...