Inicio | El TLCAN y las ZEE: del exceso a la falta de ambición

  • El TLCAN y las ZEE: del exceso a la falta de ambición

    Autor: Manuel J. Molano

    Manuel J. Molano

    Manuel J. Molano | @MJMolano

    En días pasados tuve oportunidad de estar en Washington defendiendo el TLCAN en una audiencia pública convocada por el Representante de Comercio de los Estados Unidos (USTR). Había de todo, como en botica. Desde el líder sindical que se manifestaba muy enojado porque el tratado le dio una amenaza creíble a las empresas que se llevarían los empleos a México, hasta el representante de las industrias creativas de Los Ángeles que se quejaba porque los canadienses subsidian el cine, o el productor de televisión hispano-estadounidense que señalaba al USTR que las empresas de medios mexicanas impiden el acceso a los generadores de contenidos a los canales de cable y satélite.

    La realidad es que el TLCAN fue una política pública increíblemente exitosa para los tres países, pero especialmente para México. A pesar que nuestra economía en general no creció tanto como lo anticipábamos en esa época, muchas regiones sí lo hicieron, y se convirtieron en socios prósperos de los Estados Unidos y Canadá. Quien ganaba 30 dólares la hora haciendo un trabajo poco productivo, protegido por una negociación sindical, ha tenido muchos problemas. También, muchas empresas mexicanas que tenían pequeños monopolios nacionales, tuvieron que competir o desaparecer, pero al final los consumidores de los tres países tenemos acceso a un mayor número de bienes de consumo y a un mejor precio.

    La zona TLCAN fue, hace 23 años, una gran zona económica especial. Nos pusimos de acuerdo para respetar las inversiones, para tener mecanismos civilizados de resolución de disputas, y para eliminar barreras arancelarias, tributarias, subsidios indebidos y regulaciones onerosas que pudieran obstaculizar el comercio. Los sindicalistas podrán pedir que subir el salario sea uno de los objetivos de la política comercial, pero no se puede. Un salario alto es el resultado de una política educativa exitosa, no de una negociación comercial exitosa.

    En el México de hoy, estamos batallando para integrar a muchas regiones del país al desarrollo. El Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO) determinó el año pasado en su informe de competitividad de los estados que el 56% de las exportaciones mexicanas provienen de 5 estados y ninguno de ellos está en el sur del país. Por eso, el gobierno nacional ha creado las zonas económicas especiales que estimulan la inversión y dan ventajas fiscales a las inversiones que se establezcan en las regiones más atrasadas.

    Lo único que necesitamos para desarrollar Chiapas o Oaxaca, es firmar un tratado de libre comercio con ellos, en donde se eliminen barreras al comercio y la inversión. La realidad es que los poderes locales son los dueños de esas economías de enclave, y no les gusta la competencia de los foráneos. Necesitamos un marco de derecho más parecido al del resto de América del Norte. Las leyes de los lugares más pobres de México no protegen las inversiones o facilitan el comercio de mercancías. El gobierno en esos lugares sigue siendo un obstáculo al servicio de quienes han sido los dueños de los negocios históricamente.

    Los impuestos al trabajo, pensados para un monopolio pre-TLCAN, o para una fábrica de coches, no son costeables en actividades como la manufactura ligera, que es donde podrían empezar algunas de estas regiones. Necesitamos un tratado de libre comercio con el México más pobre, que baje la carga fiscal de esas regiones, y las meta en el S. XXI. Deberíamos facilitar su integración comercial con Norteamérica, Centroamérica, el Caribe, y el norte de Sudamérica. No busquemos llevar solamente industria: desarrollemos ahí servicios de más alto valor agregado.

    IMCO ha definido la competitividad como la capacidad de las regiones para atraer inversiones y talento. Eso implica que la calidad de vida mejore, que el crimen no controle el territorio, y que haya opciones educativas y de empleo para todo mundo. Deben romperse los monopolios locales para que los consumidores en esos lugares tengan mejores precios, y eso les permita ahorrar, invertir, y crecer sus economías familiares y empresariales. Lo primero es mejorar la competencia y el capital humano. Ya le llegará su tiempo a la infraestructura.

    Publicado por Entrepreneur
    01-09-2017

opiniones imco

Obra pública en los...

Han transcurrido más de tres años desde que el presidente presentara...

opiniones imco

Cinco logros ciudada...

De cara al primer debate de candidatos presidenciales, consideramos qu...

opiniones imco

Control efectivo de ...

El desafío que representa el control efectivo de la corrupción e imp...

opiniones imco

Índice Legal de Obr...

El ILOP evalúa el nivel de cumplimiento de los requerimientos mínimo...

opiniones imco

Monitorea propaganda...

Los partidos omiten intencionalmente sus gastos para evitar sanciones ...

opiniones imco

Una joya transexenal...

Para iniciar la construcción de cualquier obra pública, la ley exige...

opiniones imco

Elecciones en Méxic...

La comunicación social tiene un propósito social: informar a la p...

opiniones imco

El tribunal de las d...

Sobre ese paisaje de instituciones erosionadas, con la prensa dependie...

opiniones imco

#PiensoYVoto

Organizaciones de la Sociedad Civil, con la ayuda de Twitter, creamos ...

opiniones imco

Índice de Paz Méxi...

En México, 2017 fue el año más violento del que se tiene registro, ...

opiniones imco

Cómo mueren las dem...

Una de las principales funciones de los partidos políticos es impedir...

opiniones imco

#TeEstamosViendo: la...

#TeEstamosViendo es una plataforma electrónica que permite a los ciud...

opiniones imco

10 por la educación...

La iniciativa 10 por la educación busca incidir y acompañar la polí...

opiniones imco

Simples acciones que...

Cada vez más papás, mamás y profesores suman esfuerzos y realizan d...

opiniones imco

Papás y mamás en #...

Para participar, papás, maestros y directivos deben organizarse a tra...

opiniones imco

Mucho de lo que ha c...

Desconfiar de la sociedad civil equivale a despreciar la voluntad e in...

opiniones imco

La desconfianza de A...

Sin espacio para las dudas, Andrés Manuel López Obrador ha manifesta...

opiniones imco

Diálogos y acuerdos...

Méxicos Posibles surge en 2015 como respuesta a la necesidad de tener...

opiniones imco

Reputación: activo ...

En las circunstancias actuales del universo político mexicano, nada e...

opiniones imco

¿Qué sí y qué no...

Este fin de semana empezaron oficialmente las campañas electorales, c...