fbpx

Inicio | Dos concursos mercantiles

  • Dos concursos mercantiles

    Autor: IMCO Staff

    El martes pasado, la empresa AMR Corporation, tenedora de American Airlines, anunció que había iniciado un Concurso Mercantil con el fin de reestructurar sus pasivos y sentar las bases para renegociar los Contratos Colectivos que la empresa tiene con los sindicatos que representan a los pilotos, personal de tierra y sobrecargos.  La situación de American Airlines tiene muchos paralelos con lo que sucedió en Mexicana de Aviación.  Pero estoy seguro que el proceso de Concurso Mercantil tendrá un desenlace diferente.

    Los problemas de American Airlines datan de hace varios años.  La empresa no ha tenido utilidades desde 2008.  En 2010 tuvo pérdidas de casi 500 millones de dólares; este año había acumulado 900 millones más de pérdidas.  Estos resultados derivan del hecho que tiene costos de operación más altos que sus competidores, pero sobre todo que las empresas de bajo costo: su flota de 600 aviones es vieja;  consecuentemente gasta más en combustibles que sus competidores.  También tiene costos laborales más altos que el resto del mercado: Sus competidores tradicionales (Continental, United Airlines, Delta y Northwest) ya habían reducido sus costos laborales, aprovechando sus respectivos Concursos Mercantiles para renegociar las cláusulas más onerosas de sus Contratos Colectivos; mientras que las empresas de bajo-costo habían evadido la trampa que tendieron los sindicatos negociando contratos laborales con sindicatos menos aguerridos y necios (este fue el caso de Southwest Airlines, la principal línea de bajo costo).  Otras de plano se negaron a firmar contratos colectivos con ningún sindicato (JetBlue Airlines).

    Si nos basamos en las experiencias de Delta, United, Continental, etc., el Concurso Mercantil que inicia servirá para negociar condiciones económicas menos onerosas con sus sindicatos y para reducir sus deudas.  Actualmente la deuda consolidada de American Airlines es 20 % más alta que el valor de sus activos.

    Al cierre del mercado de valores del martes, las acciones de la empresa cotizaban a 26 centavos de dólar; algún valiente podría haber comprado la empresa enterita por poco más de 87 millones de dólares, pero con el pequeño detalle de que hubiera tenido que enfrentar enormes pérdidas futuras si seguía operando sobre las mismas bases.

    Pero, a diferencia del caso de Mexicana, nadie espera que American Airlines desaparezca. El mismo día que se anunció el Concurso Mercantil la empresa se comunicó con sus clientes viajeros frecuentes para comunicarles que seguirá operando durante el Concurso Mercantil y que cumplirá los compromisos que tiene con los que tienen millas acumuladas.  Me consta.  Yo recibí una notificación al respecto.

    Otra señal de que la empresa no tiene intenciones de cerrar es que anunció que no cancelará la adquisición de aviones nuevos, más eficientes.  AMR tiene contratado adquirir 460 nuevos aviones.  De lo que se trata su Concurso Mercantil es de corregir su situación operativa y financiera.  La empresa espera reestructurarse y salir fortalecida del proceso que inicia. 

    Ahora, hagamos un paralelo con el caso de Mexicana.  Antes de entrar en Concurso Mercantil, la empresa también tenía pérdidas de operaciones.  Su flota era relativamente moderna, pero tenía problemas competitivos enormes derivados de los contratos laborales que había firmado.  Esto lo sabía todo mundo, pero ninguno de los sindicatos estuvo dispuesto a ceder en las negociaciones que se estaban llevando a cabo.

    En México teníamos una situación competitiva comparable a la americana.  También había dos tipos de competidores: por un lado teníamos a Mexicana y Aeroméxico, con costos altos, por el otro estaban Volaris, Interjet y otras empresas con costos bajos.  Las empresas más eficientes tenían utilidades a precios más bajos que los Mexicana podía tolerar.  Solo Aeroméxico estaba en condiciones comparables a las de Mexicana.  El desenlace final fue una especie de competencia para ver qué grupo de accionistas sería el primero en tirar la toalla.  Los de Mexicana se rindieron primero.

    Pero hasta aquí llegan los paralelismos.  En vez de que Mexicana siguiera operando, se suspendieron operaciones; el juez que lleva el Concurso Mercantil pareció no entender que el periodo disponible para las negociaciones debía aprovecharse para reestructurar la empresa y reducir sus costos financieros y de operación.

    Los sindicatos tampoco entendieron nada.  Se fueron por la ruta de la especulación política.  Me imagino que se pensaron que si hacían mucho ruido la presión política eventualmente forzaría al gobierno federal a entrar al rescate de la empresa, asumiendo su operación con todo y sus costos de operación inaceptablemente altos y sus deudas impagables.

    Se equivocaron todos.  Ya no queda nada que salvar.  Llegó la hora de sepultar a la empresa y liquidar sus activos.

    Roberto Newell G. es Economista y Vicepresidente del Instituto Mexicano para la Competitividad, A.C.  Las opiniones en esta columna son personales.   

opiniones imco

El rompecabezas de l...

En México, el porcentaje de adultos que tiene acceso a una cuenta en ...

opiniones imco

Más chips, menos ta...

México tiene en sus manos una oportunidad de oro para lograr que el 6...

opiniones imco

Por si los datos no ...

No corregir el rumbo y no atender los malos resultados económicos y s...

opiniones imco

2020: llegó el punt...

Nos estamos acabando el planeta, y el punto de “no retorno” sobre ...

opiniones imco

¿Qué está en jueg...

El 2020 será crucial para la democracia mexicana. Este año se llevar...

opiniones imco

Inclusión financier...

Es difícil pensar que más sucursales del Banco del Bienestar llevar...

opiniones imco

Índice de Informaci...

Este análisis muestra que a pesar de que los congresos locales tienen...

opiniones imco

Organizaciones de la...

Disminuirán los tiempos de traslado de las personas y se sustituirán...

opiniones imco

Por qué mientras St...

Hacer predicciones es difícil, especialmente cuando son sobre el futu...

opiniones imco

Competitividad: lo m...

Hoy México es una economía abierta, en transición a la modernidad, ...

opiniones imco

2019: una dicotomía

Más nos vale (sociedad y Gobierno) que pronto entendamos que no podem...

opiniones imco

Tres desafíos para ...

Es fundamental atender las debilidades internas, que se brinde confian...

opiniones imco

¿Estamos cerca de t...

Comprometerse con reducir las brechas de género significa considerar ...

opiniones imco

Reportar bien no es ...

Este manejo imprudente de recursos públicos no es solo responsabilida...

opiniones imco

¡#3de3 ya es una re...

A partir del 1 de enero de 2020, todos los funcionarios públicos debe...

opiniones imco

Verdaderas prioridad...

La mala planeación y las simulaciones del gasto ocasionan que las pri...

opiniones imco

Presentación del Cu...

El 4PA se construyó con la participación de más de mil 100 personas...

opiniones imco

Índice de Informaci...

A más de 10 años de su aprobación, todos los gobiernos estatales vi...

opiniones imco

México no ha cumpli...

México participa en convenciones internacionales para combatir la cor...

opiniones imco

Por qué México nec...

¡Si tu negocio crece, #MéxicoCrece!