fbpx

Inicio | Problema gordo

  • Problema gordo

    Autor: Roberto Newell

     

    Roberto Newell Roberto Newell G. | @RobertoNewell

    La obesidad es una de las condiciones que más daña la salud. Varios padecimientos crónicos están ligados a esta condición, entre ellos la hipertensión y la diabetes, los cuales afectan la salud y productividad de millones de mexicanos. El sobrepeso también afecta el funcionamiento de las articulaciones. El dolor asociado con el desgaste de las rodillas y caderas provoca que las personas hagan menos ejercicio del que se requiere para mantener la salud, perfeccionando de esa manera el círculo vicioso de la obesidad.

    México es uno de los países con mayor incidencia de obesidad en el mundo, y el problema seguramente se agravará conforme vaya creciendo el ingreso de las familias, puesto que la evidencia empírica apunta a que la población de la gran mayoría de los países consume más productos de alto contenido energético -los famosos productos chatarra- conforme aumenta el ingreso de las familias.

    La obesidad es causada por la combinación de varios factores. Por ejemplo, se sabe que su incidencia es mayor entre personas de bajo nivel de escolaridad, así es que la educación influye. Pero, aunque de pronto todos reconociéramos el daño que causa el sobrepeso, seguiríamos engordando, puesto que varias otras condiciones causarían que aumentáramos de peso.

    La lista de factores asociados con la obesidad es larga. En el caso de México, varios de estos factores operan simultáneamente. Por ejemplo, la vida urbana es considerablemente más sedentaria que la del campo, por varias razones: porque se cuenta con mejores opciones de transporte; se vive en entornos más densamente poblados y, consecuentemente, las personas no tienen que desplazarse grandes distancias en su vida cotidiana y, por último, porque las personas se emplean en actividades que requieren menor esfuerzo físico. Por ello, el solo hecho de que la sociedad mexicana cada día sea más urbana significa que consumimos menos calorías en nuestra vida diaria.

    Simultáneamente, los avances tecnológicos han reducido el costo de producir y distribuir alimentos. Esto está causando que las familias aumenten el número de calorías que consumen. Algunas familias, sobre todo las de mayor nivel educativo, han respondido a la disponibilidad de calorías más baratas consumiendo alimentos de más alta calidad (sustituyendo carbohidratos por proteínas), pero para la mayoría de la población el efecto ha sido inducirla a consumir más calorías de todo tipo.

    Las empresas proveedoras de alimentos procesados, incluyendo los restaurantes, han aprovechado el costo más bajo de las calorías para diferenciarse competitivamente. Muchas han aumentado el tamaño de las porciones que sirven, mientras que otras han buscado mejorar el sabor de lo que venden aumentando la cantidad de azúcar, sal y otros productos saborizantes en los alimentos que preparan. El efecto neto ha sido acostumbrar a las personas a comer porciones más grandes que, para colmo, agradan al paladar. Así, gradualmente, nuestros paladares y apetitos se han acostumbrado a una dieta de alimentos procesados más rica en calorías.

    Si esto no fuera suficiente, resulta que un efecto de la mayor participación laboral de las mujeres ha sido aumentar el costo de oportunidad del tiempo que utilizan preparando alimentos. Esto ha causado que muchas familias urbanas ajusten su conducta y coman más alimentos preparados fuera de casa. Como las cadenas de restaurantes de comida rápida han resuelto el reto de distribuir comida sabrosa a precios relativamente bajos, muchas de estas familias se han acostumbrado a comer comida rápida de alto contenido energético. De esta manera, la dieta cotidiana de las familias mexicanas se ha ido estandarizando en torno a una oferta alimenticia barata y sabrosa, pero no muy sana.

    El Gobierno federal está tratando de combatir la epidemia de obesidad con un arsenal poco imaginativo que depende excesivamente de la imposición de un impuesto indirecto a ciertos alimentos de alto contenido energético, como los refrescos. Personalmente, dudo mucho que esta medida rinda resultados significativos, puesto que si bien es cierto que aumentar el precio de estos productos debe causar que disminuya algo su consumo, también lo es que este efecto probablemente será abrumado por otros factores que causan que las personas suban de peso.

    El combate a la obesidad requiere una estrategia mucho más creativa que reconozca la naturaleza multifactorial del fenómeno. Aplicar impuestos indirectos para reducir los incentivos a consumir productos de alto contenido calórico quizá deba ser parte de esa estrategia, pero no debe ser la principal ni mucho menos la única palanca, sobre todo si resulta como me temo, que a la larga el Gobierno tendrá que buscar aliados en el sector alimenticio para ganar la guerra contra la obesidad.

    Publicado por Reforma 

    10-07-2014

opiniones imco

Presentación del Cu...

El 4PA se construyó con la participación de más de mil 100 personas...

opiniones imco

Índice de Informaci...

A más de 10 años de su aprobación, todos los gobiernos estatales vi...

opiniones imco

México no ha cumpli...

México participa en convenciones internacionales para combatir la cor...

opiniones imco

Por qué México nec...

¡Si tu negocio crece, #MéxicoCrece!

opiniones imco

Índice de Informaci...

En 2018, el gasto en comunicación social estatal tuvo una variación ...

opiniones imco

Índice de Competiti...

México se posicionó en el lugar 34 del Índice de Competitividad Int...

opiniones imco

Tenemos que dejar ir...

En México, echarle ganas no es suficiente para salir adelante, ya que...

opiniones imco

El motor averiado de...

Es preocupante que en 2019, algunos de los sectores que han perdido im...

opiniones imco

Tic toc: el reloj le...

Seguimos sin contar con el PEF 2020 ¿cómo es esto posible? ¿qué sa...

opiniones imco

Trabajadores satisfe...

Un empleado también puede ser deportista, pareja, padre, hijo, dueño...

opiniones imco

Las ciudades más ha...

Mientras Austria y Australia cuentan con tres de las ciudades más hab...

opiniones imco

Aprovechar la tecnol...

Un colectivo de organizaciones privadas desarrolló el Mapa de Reconst...

opiniones imco

Convocatoria para pa...

El IMCO convoca a organizaciones o empresas interesadas en participar...

opiniones imco

Mapa de reconstrucci...

El mapa de reconstrucción escolar participa en el Foro de París sobr...

opiniones imco

La demolición del I...

Hablar de mayor involucramiento de los padres en la educación de sus ...

opiniones imco

¿China pierde, Méx...

¿Por qué la confianza de los inversionistas es tan baja? Hay que con...

opiniones imco

Más escaleras y men...

Esta es una de las muchas historias que reflejan porqué solamente se ...

opiniones imco

El riesgo de renovar...

Si se logra mejorar las condiciones actuales del mercado energético (...

opiniones imco

No existe pretexto a...

Al igual que en otras entidades federativas, esperamos que 2020 sea la...

opiniones imco

Transformando la tra...

El IIPE 2019 permite saber cuánto, cómo y en qué se va a gastar el ...