Investigación

Escuelas al CIEN: dos aciertos y dos retos

Las últimas semanas han implicado retrocesos para el sector educativo de nuestro país. Nunca es positivo que se cancelen evaluaciones de alumnos y maestros, especialmente cuando se hacen sin justificaciones sólidas, sin embargo, aún entre estas noticias desalentadoras es importante destacar avances y pasos en la dirección correcta.

Ayer, 23 de febrero, hubo un anuncio que merece reconocimiento: el Instituto Nacional de la Infraestructura Física Educativa (INIFED) y la Secretaría de Educación Pública (SEP) presentaron la nueva plataforma de transparencia del Programa Escuelas al CIEN 1.

Escuelas al cien
Fuente: Escuelas al Cien.


Dos aciertos:

  • Es una verdadera plataforma de datos abiertos

En repetidas ocasiones habíamos visto plataformas de educación con visualizaciones atractivas pero completamente ajenas a prácticas de transparencia, rendición de cuentas e incluso en absoluto incumplimiento del Decreto Presidencial de Datos Abiertos. La plataforma de Escuelas al CIEN pone todos los datos de las escuelas, montos asignados, avances, supervisiones e incluso nombres de contratistas en formatos abiertos.

Este esfuerzo del INIFED y del equipo de Estrategia Digital Nacional de Presidencia de la República es evidencia de un compromiso tangible para avanzar en esta agenda nacional.

  • Responsabilidad en el orden de prioridades de gasto

El programa se divide en ocho componentes a atender para la aplicación de los recursos. En los dos primeros lugares se encuentran la seguridad estructural y condiciones generales de funcionamiento, así como los servicios sanitarios.
Los componentes de infraestructura para la conectividad y espacios de usos múltiples se remiten hasta el final de la lista en posiciones siete y ocho respectivamente. Los lineamientos del programa estipulan que se debe respetar el orden de los componentes, es decir, primero se tiene que atender un problema eléctrico o de impermeabilización antes de poder usar recursos en una cancha deportiva.

¿Por qué es un acierto? La tentación electoral de usar recursos en cambios visibles y populares que se puedan presumir en fotos de antes y después es un hecho.  El director del INIFED, Héctor Gutiérrez de la Garza, anticipa que probablemente la mayoría de las escuelas tengan serias necesidades estructurales que requieran una importante asignación de los recursos. Es acertado y responsable atender conexiones de agua potable y drenaje antes de prometer pintura nueva y computadoras, por lo cual felicitamos este compromiso.

Dos retos:

  • La plataforma es sólo el inicio, faltan los datos

Anunciar una plataforma de datos abiertos es apenas el primer paso de un compromiso monumental que adquiere el INIFED y la SEP, pero ésta no servirá si no se llenan los datos de cada escuela beneficiada y si esos datos no se actualizan constantemente.
Hoy aún hay escuelas que fueron beneficiadas en 2015 que no tienen información completa. Falta un compromiso de fecha exacta para que el INIFED tenga toda la información disponible para consulta pública en el portal.

  1. Garantizar el funcionamiento de los mecanismos de rendición de cuentas

Los lineamientos del programa establecen Comités de Mejoramiento de la Infraestructura Educativa. Los comités, integrados por cinco a siete padres de familia, tendrán, entre sus responsabilidades:
1) Asegurar que los proyectos de obras contribuyan a la dignificación del plantel y
2) Actuar como los puntos de comunicación entre las autoridades educativas locales, el INIFED y los contratistas de las obras para garantizar la adecuada ejecución y terminación del programa.

El reto es justamente que se establezcan estos consejos. En el caso de que éstos no existan, se propone que el Consejo de Participación Social adopte las responsabilidades temporalmente, sin embargo, no tenemos certidumbre que el total de las escuelas beneficiadas tenga un Consejo de Participación para empezar. Una buena idea hubiera sido condicionar el arranque de los programas al registro de los Comités de Mejoramiento para garantizar sistemas de rendición de cuentas funcionales desde el inicio.

Esperamos que la tarea de implementación del programa transforme los retos en logros y que el Programa Escuelas al CIEN se convierta en un referente de ejecución eficiente y transparente de recursos públicos al servicio de los niños y jóvenes de nuestro país.

1 El conjunto de datos del Programa Escuelas al CIEN también se pueden consultar y descargar en la plataforma Nacional de Datos Abiertos: datos.gob.mx