Artículo

Gobiernos preparados: un antídoto ante cualquier crisis

Por: Fátima Masse y Diego Rodríguez

Al inicio de 2020, el panorama de México lucía complicado y continuaba repleto de amplias brechas de desigualdad dentro de sus estados, mismas que evidenciaban la falta de oportunidades para su población. Tan solo unos meses después, la llegada de la COVID-19 dificultó la situación e impuso una nueva realidad para la que nadie estaba preparado.

Las autoridades implementaron medidas para incentivar que la gente no saliera de su casa, con el fin de reducir contagios y minimizar la saturación de los recursos de salud. Como consecuencia, la situación laboral se complicó aún más y los ingresos de muchos mexicanos quedaron en riesgo. Así, lo que inició como una crisis sanitaria se convirtió en una crisis económica.

Este escenario puede resultar catastrófico, sin embargo, existen alternativas para aminorar la intensidad y duración del problema, las cuales dependerán de la manera en que se articulen las acciones de los distintos órdenes de gobierno del país y, en gran medida, de cómo respondan las entidades federativas. Las emergencias y los problemas estructurales de México solo se resolverán si se actúa a nivel local, con estados competitivos, capaces de planear soluciones a la medida de sus necesidades y tomar decisiones ágiles.

Los gobiernos estatales desempeñan un papel fundamental al reactivar el desarrollo de México y el Índice de Competitividad Estatal (ICE) 2020. Que no vuelva a pasar: estados prevenidos valen por dos, nos brinda algunas pistas de ello. Además de medir el desempeño de las 32 entidades del país, esta edición visibiliza sus fortalezas y debilidades para sortear las crisis.

El ICE 2020 incluye cinco estudios de caso que analizan las buenas prácticas que han implementado algunas entidades en los últimos años y que inciden en su competitividad y el bienestar de sus habitantes. Estos escritos analizan, por ejemplo, las políticas llevadas a cabo en Oaxaca para atraer turistas, o la implementación de herramientas tecnológicas en la Ciudad de México para mejorar el transporte colectivo y los taxis. Es decir, la sección evidencia el papel de los estados como el espacio idóneo para la innovación en políticas públicas.

A diferencia de las publicaciones pasadas, el ICE 2020 no cuenta con un ranking general a partir de las calificaciones de los estados en cada uno de los subíndices considerados. Más bien, busca reconocer el buen desempeño de las entidades en las distintas dimensiones de competitividad analizadas, mediante medallas de oro, plata y bronce.

Estos son algunos de los principales resultados del ICE 2020:

  • Únicamente 16 de las 32 entidades federativas ganaron alguna medalla:
    • Cinco entidades concentran el total de medallas de oro: CDMX, Querétaro, Chihuahua, Colima y Yucatán.
    • Ocho entidades concentran el total de medallas de plata: Aguascalientes, Campeche, CDMX, Nuevo León, Baja California Sur, Coahuila, Quintana Roo y Sinaloa.
    • Ocho entidades concentran el total de medallas de bronce: Nuevo León, Jalisco, Aguascalientes, Baja California, Baja California Sur, Coahuila, Morelos y Nayarit.
  • Los estados que no ganaron medallas, no están al nivel de competencia de los demás: Chiapas, Durango, Guanajuato, Guerrero, Hidalgo, Estado de México, Michoacán, Oaxaca, Puebla, San Luis Potosí, Sonora, Tabasco, Tamaulipas, Tlaxcala, Veracruz y Zacatecas.

En la medida en la que el resto de las entidades del país repliquen las buenas prácticas analizadas, y aquellas que el IMCO ha documentado a lo largo de los últimos 14 años en los que ha realizado este proyecto, serán más competitivas y estarán en mejores condiciones para hacer frente a contingencias de distinta naturaleza.

Visita aquí para conocer los resultados a detalle, base de datos, documento completo y fichas por estado.

Publicado por Animal Político

18-06-2020