Inicio | Pemex en la era de “petróleo difícil”

  • Pemex en la era de “petróleo difícil”

    Autor: Roberto Newell | Medio: Reforma

    La semana pasada, escribí sobre la transición de la era de “petróleo fácil” a la era de “petróleo difícil”. En esa columna planteé que es altamente improbable que en México se vuelvan a descubrir yacimientos de “petróleo fácil” de las dimensiones y características de Cantarell o KMZ. En consecuencia, la producción de “petróleo fácil” declinará gradualmente conforme se vayan agotando estas reservas.Conviene al País evitar que la producción de petróleo caiga. Pero esto significa crear las condiciones para facilitar la extracción de “petróleo difícil”, puesto que casi la totalidad de los recursos prospectivos caben dentro de esta descripción La mayor parte de estos recursos están en aguas profundas; los demás están atrapados en rocas sedimentarias. Para desarrollar estos recursos se requieren tecnologías avanzadas de exploración y producción que Pemex apenas empieza a evaluar y desarrollar y que tardará muchos años en convertir en parte fundamental de su portafolio de capacidades operativas. Esperar hasta que Pemex haya desarrollado estas capacidades significa demorar durante un periodo inaceptablemente largo la producción de “petróleo difícil”. Para maximizar el valor presente de la renta petrolera, es indispensable ajustar el marco normativo actual para permitir que empresas privadas que ya tienen estas tecnologías puedan participar.

    Esto no significa que la vida útil de Pemex ha concluido. Afortunadamente, México todavía cuenta con recursos “fáciles” que se deben aprovechar al máximo. Es ahí donde Pemex debe concentrar sus esfuerzos, con el fin de maximizar el valor económico de esos recursos. Estos yacimientos son de “petróleo fácil”, pero las tareas a realizar para maximizar el valor de estos recursos no lo son. Hacerlo involucra realizar todas las tareas usuales de producción, pero también involucra el uso de técnicas sofisticadas de recuperación secundaria para prolongar la vida económica de los yacimientos.

    Actualmente, el desarrollo y producción de “petróleo fácil” absorbe la mayor parte del capital humano y financiero de Pemex Exploración y Producción (PEP), y así es como debe ser. El año pasado, PEP invirtió alrededor de 20 mil millones de dólares en estas tareas, pero aun así la producción de petróleo siguió declinando. La primera prioridad de PEP debe ser extender la vida útil de estos yacimientos.

    También conviene al País que PEP redoble esfuerzos para descubrir petróleo en aguas profundas. Para llevar acabo esta tarea, se requiere contratar naves altamente especializadas que utilizan técnicas de exploración remota para hacer inferencias sobre la naturaleza de las formaciones geológicas del subsuelo marino. Esta información sirve para identificar dónde explorar en mayor detalle. Después, lo que sigue es perforar un pozo para explorar el suelo marino buscando hidrocarburos en cantidades comercialmente viables.

    Hacer pozos de exploración en alta mar es una tarea compleja y costosa. Rentar una plataforma de exploración cuesta cuando menos 20 mil dólares al día, más los costos de operación, equipo, materiales y personal. Si no se encuentra nada en el fondo del mar, mala suerte; si se encuentra gas, mala suerte también, puesto que el valor del gas no alcanza para cubrir las inversiones requeridas para extraerlo y llevarlo a mercado. Sólo se puede hablar de éxito si en el fondo se encuentra petróleo en cantidades suficientes para cubrir los costos de la infraestructura operativa para extraer el petróleo y transportarlo a mercado. Esto sucede una de cada tres veces.

    Producir en aguas profundas implica años de esfuerzo e inversiones fortísimas. Un proyecto típico cuesta varios miles de millones de dólares de inversión y asumir costos de operación altísimos, debido a las condiciones tan extremas en que se opera. Ninguna de las apuestas es pequeña.

    Por todas las razones arriba expuestas, conviene ajustar el marco normativo para permitir a empresas privadas participar en estas tareas solas o en asociación con PEP. Conviene a PEP asociarse en estos proyectos, puesto que esto le permitirá diluir riesgos y adquirir los conocimientos requeridos indispensables para proyectos futuros.

    Pero producir en aguas profundas no debe ser la principal tarea de PEP. El valor presente del “petróleo fácil” es enorme y ampliamente justifica concentrar a la empresa paraestatal en este tipo de proyecto. Lo mejor para PEP y para el País es que la mayoría de los proyectos en aguas profundas sean desarrollados por empresas privadas que cuenten con el capital humano y financiero requerido para participar en este juego.

    Extraer petróleo de lutitas tampoco es una tarea para PEP. Este tipo de proyecto requiere tecnologías que Pemex no posee, y los rendimientos que podría alcanzar en este tipo de negocio son demasiado bajos para distraer recursos que estarían mejor invertidos produciendo “petróleo fácil”. Quizá convenga en el futuro, cuando se hayan agotado las oportunidades en “petróleo fácil”. Pero eso momento todavía no llega.

     

    Roberto Newell G. es Economista y Vicepresidente del Instituto Mexicano para la Competitividad, A.C. Las opiniones en esta columna son personales.

opiniones imco

La estrategia energ...

El nuevo gobierno cree que la CFE debe tener el monopolio de la genera...

opiniones imco

Índice Big Mac 2019...

En 2019, el peso mexicano está subvaluado un 20.8%, de acuerdo con el...

opiniones imco

¿Quién cuida la es...

En todo el mundo las instituciones pueden generar mejores mecanismos p...

opiniones imco

Entre casas blancas ...

Las aparentes omisiones en las declaraciones patrimoniales de algunos ...

opiniones imco

Índice de Percepci...

Desde el 2012, la lucha contra la corrupción en México ha experiment...

opiniones imco

Mayor participación...

Si eres padre de familia, maestro o directivo de una escuela, particip...

opiniones imco

Cáncer y cambios en...

Es imposible saber exactamente cuáles son las pérdidas económicas p...

opiniones imco

Recortes al Inegi, ...

Es bien sabido que lo que no se mide no se puede mejorar, esto se ha v...

opiniones imco

Convocatoria para po...

El IMCO busca un liderazgo visionario e inusual, con una estatura prof...

opiniones imco

Índice de Movilidad...

El Índice de Movilidad Urbana (IMU) mide y la compara las condiciones...

opiniones imco

Índice de Ciudades ...

Con 49.5 puntos en el Índice de Ciudades Sostenibles, México se enc...

opiniones imco

Colabora la Agencia ...

La Agencia Digital de Innovación Pública (ADIP) desarrolló un motor...

opiniones imco

Mejorar la movilidad...

El IMU muestra que las ciudades que cuentan con una movilidad más efi...

opiniones imco

Índice de Percepci...

El estudio revela un estancamiento en la lucha contra la corrupción e...

opiniones imco

Índice de Ciudades ...

El documento mide el avance de las zonas metropolitanas de México hac...

opiniones imco

Movilidad social, de...

En México, la distribución de la riqueza nacional favorece, en su ma...

opiniones imco

¿Por qué hubo desa...

¿Por qué el gobierno cerró los ductos enfrentando un escenario tan ...

opiniones imco

El combate a la corr...

¿Puede un gobierno cuya principal bandera en campaña fue erradicar l...

opiniones imco

Un nuevo sistema de ...

Uno de los retos más importantes en la lucha en contra de la corrupci...

opiniones imco

Por qué los anális...

No es lo mismo ser millennial en la sierra en Guerrero, que miembro de...