Artículo

Plomada de un albañil

La Biblia y las obras de Shakespeare son las fuentes que más frecuentemente se citan en la literatura. Shakespeare es citado por la calidad y colorido de sus expresiones; la Biblia, primordialmente por razones religiosas, pero también por la fuerza de sus imágenes y metáforas. Una de las metáforas más poderosas de la Biblia es la que compara la rectitud de los pueblos y las personas con la plomada de un albañil.

La plomada de albañil es una herramienta sencilla pero confiable cuyo uso data de los albores de la historia. Sirve para evaluar la integridad de una estructura, confirmando si está bien nivelada y podrá resistir la carga que se coloque sobre ella.

En la Biblia, la metáfora de la plomada de albañil se utiliza para evaluar la integridad de los pueblos y las personas; en el mundo de las políticas públicas sirve para cuestionar la integridad y fuerza del andamiaje legal e institucional sobre el cual descansan la economía y el sistema político de un país como el nuestro, sobre todo en estos momentos en que un nuevo líder asume la responsabilidad de dirigirlo.

En mi opinión, varias instituciones del Gobierno federal funcionan con integridad y verticalidad, pero otras están desalineadas y no podrán resistir las cargas que se colocarán sobre ellas. En la siguiente tabla aparece una lista parcial de las principales instituciones del País en dos columnas: las que están correctamente alineadas y cuentan con las capacidades para cumplir sus funciones, y las que deben ser realineadas para que no vayan a incumplir su responsabilidad en un momento clave.

Las instituciones que aparecen bajo el encabezado que indica que están alineadas correctamente operan con un andamiaje jurídico e institucional fuerte y funcional. Son comparables en calidad y funcionalidad a las mejores instituciones internacionales. Varias de ellas (v.gr. el IFE, Oportunidades e Inegi) funcionan tan bien que otros países han copiado su entramado institucional. Si todas las instituciones de México fueran tan robustas y funcionales como estas, la economía nacional y el sistema político funcionarían mucho mejor y habríamos alcanzado un nivel de desarrollo mucho más elevado que el actual. Lamentablemente, este no es el caso.

Muchas de las principales instituciones del País están terriblemente desalineadas y deben ser reestructuradas totalmente para que cumplan la función que se pide de ellas. Algunas de ellas están tan desalineadas que amenazan la estabilidad del conjunto de instituciones nacionales. La estructura institucional que más obviamente debe ser reformada es el sistema de procuración de justicia. Pero no es la única que debe cambiar. Si lo único que se logra con la reforma al sistema de educación pública es restar poder al SNTE y a su líder, la reforma se habrá quedado muy corta en relación con los cambios que se requieren para mejorar la educación pública. Por lo mismo, si lo único que se logra con la reforma energética es abrir un espacio para la participación del sector privado en las actividades de exploración y producción de petróleo, Pemex todavía estará muy lejos de ser la institución que nuestra economía requiere.

La economía nacional es un sistema complejo compuesto de muchas partes que interactúan entre si para crear el entorno en el cual participan empresas, consumidores, trabajadores, tecnólogos y muchos actores más. Para que el sistema económico sea capaz de enfrentar exitosamente los retos competitivos que vendrán, es indispensable asegurar que todo el sistema opere con la funcionalidad y operatividad que ya tienen algunas de sus partes. La nuestra sigue siendo una economía dual con algunas instituciones de clase mundial y otras que dan pena. El nuevo Gobierno debe revisar el alineamiento de todas las instituciones clave del País para asegurar que son capaces de resistir la carga que se colocará sobre ellas.

Alineadas correctamente

· IFE, TRIFE y demás autoridades electorales

· Banco de México

· Suprema Corte y mayoría de Tribunales Federales Superiores

· SHCP y CNBV

· Secretaría de Economía

· Tratados comerciales internacionales

· SRE

· Comisión Federal de Competencia

· Inegi

· Secretaría de Salud y Cofepris

· Consar y Sistema de Ahorro para el Retiro

· Oportunidades

Desalineadas

· Sistema de educación pública

· Congreso

· Presidencias Municipales

· Partidos políticos

· Ejido y régimen de tenencia social de la tierra

· Sistema de procuración de justicia

· Pemex

· CFE

· IMSS

· SCT y Cofetel

· CRE

· Juntas de Conciliación y Arbitraje

Roberto Newell G. es Economista y Vicepresidente del Instituto Mexicano para la Competitividad, A.C. Las opiniones en esta columna son personales.