fbpx

Inicio | La iniciativa de Ley de Disciplina Financiera de las entidades federativas y los municipios legitima deuda contratada de forma inconstitucional

  • La iniciativa de Ley de Disciplina Financiera de las entidades federativas y los municipios legitima deuda contratada de forma inconstitucional

    Autor: IMCO Staff

    • La iniciativa de ley posibilita que el Ejecutivo Federal pueda garantizar un refinanciamiento de deuda que pudiera ser inconstitucional de origen, sin que venga aparejado de una auditoría de la deuda contratada en un principio y en donde pueda constarse el adecuado ejercicio de la misma
    • El dictamen, de aprobarse, permite que el monto de la deuda estatal garantizada llegue hasta 3.5% del PIB, lo que podría duplicar la deuda estatal actualmente registrada en la SHCP
    • El dictamen contempla endeudamientos que no reflejan un ejercicio democrático ni una manifestación del principio de división de poderes
    • La iniciativa no contiene un catálogo de infracciones por el mal manejo de la deuda pública y el incumplimiento de la ley

    La iniciativa de Ley de Disciplina Financiera de las entidades federativas y los municipios contiene una serie de elementos que contribuyen a la sostenibilidad de las finanzas públicas de ambos  niveles de gobierno, sin embargo esta ley permite el otorgamiento de la garantía del gobierno federal para la refinanciación de deudas estatales que de origen pudieron ser inconstitucionales al no haber sido aprobadas por los Congresos locales y no representar las mejores condiciones para el estado. La intervención del gobierno federal debiera ser, en todo caso, para respaldar el refinanciamiento de obligaciones que probadamente se hayan apegado a los principios de los artículos 117° y 134° de la Constitución en cuanto a su aprobación, destino y ejercicio.

    El artículo 34° de la Iniciativa, en relación a las fracciones IX, XI, XXIX y XXXV del artículo 2° y el artículo 22° de la misma establece la facultad del Ejecutivo Federal de garantizar la deuda pública que contraten los estados y municipios para refinanciar obligaciones de pago. Las mismas podrán ser a cargo, entre otros, “de cualquier ente sobre el que de las entidades federativas y los municipios tengan control sobre sus decisiones”. Entre dichos entes, de acuerdo a los marcos normativos locales en materia de deuda, pueden encontrarse los fideicomisos, instrumentos de enorme complejidad en su naturaleza jurídica y alcances.

    Lo anterior sería adecuado si no fuera por la posibilidad de que en diversas entidades federativas, como se ha revelado en el caso de Puebla [1], la deuda contratada a efecto de garantizar el pago de proyectos multianuales pudiera ser inconstitucional. Con su refinanciamiento, en los términos propuestos en la Iniciativa, se convalidarían éstas sin que medie un análisis jurisdiccional sobre su procedencia constitucional y sin que se haya condicionado su pago a una exhaustiva fiscalización o a procesos de auditoria. Independientemente de su inconstitucionalidad, es probable que el origen de gran parte de esta deuda sea irregular, al haberse contratado –seguramente– a costos superiores a los de mercado mediante mecanismos opacos que confunden la naturaleza de los recursos públicos y evitan su adecuada vigilancia, control y sanción ante eventuales irregularidades.

    Estas obligaciones, en muchos casos, contravienen los principios establecidos por la Suprema Corte de Justicia de la Nación en materia de deuda en la resolución de la acción de inconstitucionalidad 163/2007. En dicha resolución, la Suprema Corte estableció que:
    1) El criterio determinante para saber si algo es deuda pública no era la definición, sino la presencia de un ingreso por financiamiento y un correlativo egreso de recursos públicos para solventar las prestaciones.
    2) El Congreso debe aprobar por mayoría calificada toda operación de deuda pública.
    3) Es indispensable un límite temporal máximo en la afectación de recursos.
    4) Debe haber excepciones a la indisponibilidad de los recursos.

    En ese tenor, la legislación secundaria que nos ocupa debería evitar la eventualidad de que tales compromisos sean refinanciados, sin auditarlos y sin haber revisado su constitucionalidad. De lo contrario, se estaría beneficiando sólo a los acreedores de los proyectos de inversión, quienes tendrán ahora la certeza de que la Federación eventualmente sea quien les pague, es decir, se estarán asumiendo esas deudas en  prejuicio del contribuyente y de las finanzas públicas.

    Adicionalmente a la violación que se pudiera infringir a la Carta Magna al regularizar deudas posiblemente inconstitucionales, el monto de la deuda estatal podría duplicarse. A decir de FUNDEF [2], la deuda estatal registrada ante la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) es de 3% del PIB. De acuerdo con el Artículo 35 de la Iniciativa “(en) ningún momento el saldo de la Deuda Estatal Garantizada podrá exceder 3.5% del PIB…”. Conforme al Artículo 2° fracción II, en relación con el Capítulo IV del Título Tercero de la Iniciativa, la deuda estatal se refiere a financiamientos no garantizados actualmente con participaciones federales.

    Por lo tanto, las organizaciones de la sociedad civil que suscribimos exigimos al Senado reconsiderar los argumentos que anteceden. De igual forma, solicitamos que previo a la aprobación de dicho dictamen en el Senado se abra un espacio abierto, plural y transparente en el que se puedan escuchar y considerar las opiniones de organizaciones como las que representamos, así como la de expertos, académicos y cualquier  otro ciudadano o sector de la sociedad que pueda aportar a la construcción de mejores marcos normativos.

    [1] http://www.ceey.org.mx/site/files/reportepuebla2013finalenviadoaimprenta.pdf, p97

    [2] http://fundef.org.mx/sites/default/files/fundeforgmx/paginas/archivos/Crear%20P%C3%A1gina%20b%C3%A1sica/deuda_subnacional.pdf

    Descarga el boletín aquí.

opiniones imco

Presentación del Cu...

El 4PA se construyó con la participación de más de mil 100 personas...

opiniones imco

Índice de Informaci...

A más de 10 años de su aprobación, todos los gobiernos estatales vi...

opiniones imco

México no ha cumpli...

México participa en convenciones internacionales para combatir la cor...

opiniones imco

Por qué México nec...

¡Si tu negocio crece, #MéxicoCrece!

opiniones imco

Índice de Informaci...

En 2018, el gasto en comunicación social estatal tuvo una variación ...

opiniones imco

Índice de Competiti...

México se posicionó en el lugar 34 del Índice de Competitividad Int...

opiniones imco

Tenemos que dejar ir...

En México, echarle ganas no es suficiente para salir adelante, ya que...

opiniones imco

El motor averiado de...

Es preocupante que en 2019, algunos de los sectores que han perdido im...

opiniones imco

Tic toc: el reloj le...

Seguimos sin contar con el PEF 2020 ¿cómo es esto posible? ¿qué sa...

opiniones imco

Trabajadores satisfe...

Un empleado también puede ser deportista, pareja, padre, hijo, dueño...

opiniones imco

Las ciudades más ha...

Mientras Austria y Australia cuentan con tres de las ciudades más hab...

opiniones imco

Aprovechar la tecnol...

Un colectivo de organizaciones privadas desarrolló el Mapa de Reconst...

opiniones imco

Convocatoria para pa...

El IMCO convoca a organizaciones o empresas interesadas en participar...

opiniones imco

Mapa de reconstrucci...

El mapa de reconstrucción escolar participa en el Foro de París sobr...

opiniones imco

La demolición del I...

Hablar de mayor involucramiento de los padres en la educación de sus ...

opiniones imco

¿China pierde, Méx...

¿Por qué la confianza de los inversionistas es tan baja? Hay que con...

opiniones imco

Más escaleras y men...

Esta es una de las muchas historias que reflejan porqué solamente se ...

opiniones imco

El riesgo de renovar...

Si se logra mejorar las condiciones actuales del mercado energético (...

opiniones imco

No existe pretexto a...

Al igual que en otras entidades federativas, esperamos que 2020 sea la...

opiniones imco

Transformando la tra...

El IIPE 2019 permite saber cuánto, cómo y en qué se va a gastar el ...