Inicio | Mermelada de nopal: nuestra estrategia de desarrollo

  • Mermelada de nopal: nuestra estrategia de desarrollo

    Autor: Manuel J. Molano

    Manuel J. Molano

    Manuel J. Molano | @MJMolano

    En México, como en otros países, hemos derramado ríos de tinta alrededor de una idea vacía. Esa idea absurda es la de las vocaciones productivas.

    Pensemos que al presidente Juárez se le hubiera ocurrido esto durante la segunda mitad del Siglo XIX, momento en que se consolidó el Estado liberal mexicano, el cual diligentemente desmantelamos durante el Siglo XX. En lugar de pensar en proteger a las personas en su vida, dignidad, libertad y patrimonio, el presidente Juárez hubiera dado generosos subsidios a mineros, agricultores y productores de textiles y alimentos. Esa era la vocación revelada de México en su época.

    Soñemos en una realidad alternativa en la que, a partir de los años 1970, hubiéramos seguido en la idea que la vocación productiva de México estaba en el petróleo. La mayoría de nuestras exportaciones estarían ahí, y no en industrias de muy alto valor agregado, como ocurrió desde los años 1980 y se aceleró a partir de nuestra participación en el GATT en 1986 y nuestra entrada al TLCAN en 1994. Si no me cree, vea la composición de las exportaciones de México en 1980 aquí, y luego vea las exportaciones de México en 2014 aquí. Estos datos, compilados por el profesor Ricardo Hausmann de la Universidad de Harvard, muestran cómo un país como Venezuela en 1980 dependía excesivamente del petróleo y sus derivados. Venezuela en 1995 se parecía más a un país en vías de industrializarse y algunos años de populismo lograron que Venezuela en 2014 se desindustrializara más que antes de 1980, pareciéndose más a la República de Yemen en 2014 que a un país industrializado como Alemania en 2014.

    MJM exportaciones-de-mexico

    Quizás lo más peligroso es que la vocación la decida un político o burócrata de alto rango. La teoría de la ventaja comparativa diría que los países se especializan en la producción de cosas para las cuales tienen la mezcla correcta de factores productivos. El comercio agiliza esos procesos. Sin embargo, estas cosas tienden a ser invisibles para un burócrata y bastante obvias para un empresario.

    Al firmar el TLCAN, pensamos que México iba a ser el gran proveedor de bienes intensivos en mano de obra para nuestro hemisferio. Pasaron dos cosas:China entró a la economía mundial y nos comió el mandado en ese tipo de industrias, e instituciones caducas de administración de nuestro mercado laboral impidieron que nuestro potencial en ese tipo de industrias floreciera. Nuestro sistema fiscal, diseñado para castigar a la empresa que crea empleos formales y a los trabajadores formales, impidió que el modelo de mano de obra barata predominara.

    Al mismo tiempo, nuevas instituciones, como las reglas de protección a los inversionistas que están en TLCAN impulsaron la inversión de empresas estadounidenses y canadienses en México. México acabó siendo muy exitoso en industrias altamente intensivas en capital, tecnología, y capital humano, no tanto en industrias intensivas en mano de obra barata.

    La paradoja es que los ciudadanos más pobres de Oaxaca, Chiapas, Guerrero, Michoacán y Durango, probablemente anhelan un trabajo como la maquila de los años 1990. Han tenido que brincar de la agricultura a los servicios informales de bajo valor agregado, porque no hemos creado las instituciones correctas para emplearlos en trabajos más productivos que los que tienen hoy en día. Están atrapados en negocios como hacer mermeladas desde su casa porque creemos que con ello “están dando valor agregado a lo que producen”. Patrañas.

    Hemos visto a muchos secretarios de desarrollo económico estatales promoviendo industrias que funcionan con tecnologías del siglo XVIII. Producir mermeladas desde mi casa nunca tendrá las economías de escala, alcance y red que tiene una empresa verticalmente integrada de alimentos procesados.

    Hemos visto a muchos gobernadores decir discursos como: “la vocación de nuestro Estado es el turismo. Impulsaremos esa industria con todo nuestro ímpetu”. Eso debe leerse como: “Todos mis amigos son hoteleros. Voy a usar recursos públicos para subsidiarlos, para pagarles favores previos, y ellos me ayudarán a mí a ganar la siguiente campaña de mi partido”.

    El Estado debe concentrarse en preservar la vida, dignidad, libertad y patrimonio de las personas. El Estado debe controlar el actuar de sus agentes en contra de la ciudadanía: lo que hoy llamamos “corrupción”. Si el Estado se enfoca solamente en eso, las personas solitas encuentran su vocación productiva y la de sus empresas. Nunca la tierra te grita: “mi vocación es ser comerciante informal”.

    Si en algo debe participar el Estado es en proveer todos aquellos bienes públicos en red (agua, electricidad, transporte, telecomunicaciones, sistema de pagos eficiente, seguridad pública, planeación urbana) que permiten que casi cualquier actividad económica florezca. Que sea el comercio el que nos diga qué demandan nuestros clientes en México y el mundo, y el ingenio empresarial el que encuentre la mejor manera de cumplir con esa demanda.

    Publicado por Animal Político

    14-06-2016

opiniones imco

Primero los pobres

Esta semana el tema en la agenda pública son las condonaciones de imp...

opiniones imco

El costo de la vida ...

Por primera vez en la historia de la encuesta, tres ciudades comparten...

opiniones imco

Sistema universal de...

Se necesitarían 4.6 puntos del PIB para cubrir el paquete de 13 servi...

opiniones imco

El IMSS y Petróleos...

Es el colmo que se quieran recortar gastos en instituciones fundamenta...

opiniones imco

Gobierno Abierto ¿e...

Se requiere de voluntad política para cumplir los compromisos y evita...

opiniones imco

Las cuentas del sexe...

En seis años, el entonces presidente Enrique Peña Nieto gastó en to...

opiniones imco

Una semana más

En México, en los últimos 12 años, el número de desaparecidos es c...

opiniones imco

Calidad de inversió...

No solamente es importante mejorar la calidad de la educación y capac...

opiniones imco

¡A toda madre!

Si no le añadimos una pizca de análisis, el 10 de mayo es una fecha ...

opiniones imco

Informe Global de Br...

A nivel mundial, la distancia promedio completada hasta la paridad de ...

opiniones imco

Golpes de la realida...

En su última revisión, Hacienda pronosticó un crecimiento para este...

opiniones imco

Oportunidad históri...

México está ante los primeros pasos de una oportunidad histórica pa...

opiniones imco

Ir a la universidad ...

Hoy en día, el 52% de los bachilleres tiene un trabajo considerado fo...

opiniones imco

Compara Carreras 201...

Ir a la universidad todavía es rentable para los estudiantes, pero en...

opiniones imco

IMCO participa en Fo...

El IMCO participó en el panel de transparencia en las contrataciones ...

opiniones imco

¿Nada por la fuerza...

El memorándum presentado dio vida a un debate jurídico, cuestionó p...

opiniones imco

Las 50 ciudades más...

Cinco ciudades de México se encuentran entre las diez más violentas ...

opiniones imco

¿Buscas una idea de...

La congestión de las rutas de transporte, los altos costos y la escas...

opiniones imco

La siguiente recesi...

a reducción en las proyecciones de crecimiento para México y la guer...

opiniones imco

Índice de Paz Méxi...

Aunque en algunos estados hayan logrado reducir sus niveles de insegur...