Investigación

El destino está en los detalles: Reforma energética y leyes secundarias

El destino está en los detalles: las leyes secundarias y la reforma energética.
DESCARGA EL INFORME:
El destino está en los detalles: las leyes secundarias y la reforma energética.

La reforma a los artículos 25, 27 y 28 de la Constitución es una de las más relevantes en los últimos años: por primera vez se plantea terminar con el monopolio de Pemex y atraer la inversión privada necesaria para extraer recursos no convencionales, lo que garantizará el abasto de energéticos e ingresos petroleros para México durante los próximos años.
Para que la reforma sea exitosa, se requieren leyes y regulaciones secundarias que garanticen al Estado mexicano la capacidad para administrar los recursos, atraer operadores competitivos y desarrollar los proyectos con visión de largo plazo, y de forma segura para la sociedad y el medio ambiente—todo esto en una industria tan compleja como es la de los hidrocarburos. El documento “El destino está en los detalles: las leyes secundarias y la reforma energética” del Instituto Mexicano para la Competitividad, busca contribuir a la discusión informada del tema, identificar mejores prácticas para regular el sector extractivo y proporcionar ejemplos de marcos legales y contractuales en otros países productores.
En el IMCO, pensamos que es fundamental que las leyes y regulaciones secundarias abarquen los siguientes puntos:
1)     Para asegurar la gobernabilidad del sector extractivo. Se requiere de instituciones fuertes y reglas claras que creen un ambiente de certidumbre en el que sea deseable invertir.

  • Definir los objetivos, funciones y responsabilidades de todos los actores.
  • Fortalecer a los organismos reguladores para enfrentar sus nuevas responsabilidades.
  • El principal reto es pasar de un monopolio estatal a un sector competido con múltiples actores.

2)     Legislar y regular para el largo plazo.

  • La legislación debe cubrir todas las etapas, desde la asignación de licencias hasta la rehabilitación del medio ambiente.
  • Mantener flexibilidad para enfrentar cambios tecnológicos y variaciones del mercado.
  • Es posible seguir prácticas internacionales para evitar la complejidad administrativa.

3)     Elegir un régimen fiscal adecuado. Este es un componente crucial del nuevo sistema legal para el sector energético, pues traduce la propiedad de los recursos del Estado en activos financieros propiedad de la ciudadanía.

  • El régimen fiscal debe balancear los objetivos de maximizar los ingresos del Estado y de atraer inversión y tecnología.
  • Necesita ser flexible para adecuarse a las características de cada proyecto.

4)     Establecer reglas claras, criterios objetivos y mecanismos de transparencia para asignar los contratos a los inversionistas privados.

  • Las reglas de asignación se deben conocer por adelantado y el proceso debe ser abierto; esto incluye la definición anticipada de los bloques y los términos del contrato/licencia.

5)     Garantizar la seguridad industrial y la protección al medio ambiente. Como la mejor forma de garantizar que los recursos beneficien a la sociedad en el largo plazo.

  • México carece de legislación para un sector energético con competencia. Es necesario crear y actualizar el marco normativo para regular todas las actividades petroleras, incluyendo el desarrollo de recursos no convencionales y en aguas profundas.

6)     Transparencia y rendición de cuentas como uno de los pilares del nuevo sistema. Se requiere que los organismos reguladores, las empresas estatales y las privadas publiquen la información relevante de forma oportuna, clara y en formatos útiles para los tomadores de decisiones y la ciudadanía

  • La certidumbre de que los recursos son administrados con integridad, transparencia y rendición de cuentas es la mejor garantía de estabilidad y seguridad para los inversionistas.
  • Al evitar la corrupción, se incentiva la participación de los actores más eficientes y mayores beneficios para el país.

El gobierno mexicano tiene la responsabilidad de garantizar que los recursos del subsuelo sean utilizados de forma que beneficie a la sociedad. Este nuevo régimen legal debe cubrir todas las etapas de los proyectos, desde la asignación de licencias y los términos fiscales, hasta la rehabilitación del medio ambiente. Sin embargo, debe ser lo suficientemente flexible para enfrentar cambios tecnológicos y responder a variaciones del mercado, mientras mantiene los más altos estándares de rendición de cuentas.
El principal reto para la reforma pendiente es transformar un monopolio estatal ineficiente en una industria donde la competencia entre múltiples actores favorezca la eficiencia. Para alcanzar este objetivo, la legislación secundaria necesita definir claramente los objetivos, funciones y responsabilidades de todos los actores. La consistencia entre la organización institucional, los principios legales y la regulación es fundamental para tener reglas claras, seguridad jurídica y estabilidad de los acuerdos.
---

El destino está en los detalles: las leyes secundarias y la reforma energética
DESCARGA la presentación:
El destino está en los detalles: las leyes secundarias y la reforma energética

 
DESCARGA: Boletín de prensa El destino está en los detalles: las leyes secundarias y la reforma energética
Consulta nuestro documento sobre la Reforma Energética: “Nos cambiaron el mapa: México ante la revolución energética del siglo XXI”
Lee el artículo “Ronda cero PEMEX” de Montserrat Ramiro publicado en Periódico Reforma.
---
Sigue la transmisión en vivo:

09-04-2014