Inicio | Preguntas de Tlatlaya

  • Preguntas de Tlatlaya

    Autor: Alejandro Hope

    Alejandro Hope Alejandro Hope | @AHope71

    Tlatlaya quiere decir en náhuatl “tierra que arde”. Toponimia más que apropiada. Hace tres días, en ese municipio de la esquina suroccidental del Estado de México, el Ejército Mexicano protagonizó un enfrentamiento con presuntos delincuentes. El resultado: 22 civiles muertos, un soldado herido.

    No se trata de un incidente aislado: en los primeros 19 meses de la actual administración federal, han sido abatidos 628 civiles en enfrentamientos con personal del Ejército y 57 en confrontaciones con la Marina. Durante la administración Calderón, el saldo letal fue de 2,959 personas. De acuerdo a autoridades militares, el uso de la fuerza fue resultado en todos los casos de agresiones iniciadas por miembros de bandas criminales.

    Puede serlo, pero aún así, la multiplicación de eventos letales que involucran a las fuerzas de seguridad del Estado llama a la reflexión. Cómo mínimo, invita a las preguntas siguientes:

    • ¿Está adecuadamente regulado el uso de la fuerza en las instituciones del Estado? Existe un “Manual de uso de la fuerza, común a las tres fuerzas armadas” (así como directivas específicas), pero ¿esas reglas bajan al nivel operativo? ¿Los oficiales y la tropa están suficientemente capacitados en la materia?

    • ¿Es proporcional el uso de la fuerza? No deja de sorprender que en el incidente de Tlatlaya y otros similares, todas las víctimas mortales estén del lado de los agresores ¿Se hace todo lo posible para detener por medios no letales a los presuntos delincuentes?

    • ¿Se detonan o se han detonado investigaciones al interior de las fuerzas armadas o las policías ante incidentes como los de Tlatlaya? ¿Cuáles han sido los resultados de esas indagatorias? ¿Se han sancionado a oficiales o a miembros de la tropa por excesos en el uso de la fuerza?

    • ¿Dónde están las autoridades civiles en incidentes como los de Tlatlaya? ¿Las procuradurías de los estados o la PGR abren averiguaciones previas o carpetas de investigación?¿Cuáles han sido los resultados?

    • ¿Qué rol han jugado otros actores civiles? ¿Las comisiones de derechos humanos (la nacional y las estatales) han iniciado alguna investigación y emitido alguna recomendación sobre el tema?

    • ¿Por qué no hay reacción en el Congreso federal o entre la clase política? ¿Por qué no se llama a comparecer a los funcionarios responsables de las dependencias involucradas?

    Pedir explicaciones no equivale a condenar a las fuerzas armadas. El Ejército y la Marina son instituciones fundamentales de la república. Su bien ganado prestigio y su legitimidad social son activos insustituibles del Estado mexicano. Por ese motivo, es absolutamente indispensable protegerlas. Y protegerlas implica eliminar sospechas sobe el apego a la legalidad de sus integrantes.

    En ese espíritu, se impone una investigación a fondo sobre el incidente de Tlatlaya, encabezada por autoridades civiles, con resultados públicos en un plazo razonable.

    También se vuelve obligado pensar cómo dejar de arriesgar a las fuerzas armadas. Ante la debilidad de la autoridad civil en diversas regiones, el Ejército y la Marina han tenido que hacer las veces de policía. Esa situación no puede durar indefinidamente. Si no hay un esfuerzo serio de reconstruir el tejido institucional, vamos a acabar en el peor de los mundos: sin policías capaces y con instituciones militares mermadas en su legitimidad. Entonces, México pasaría a ser como Tlatlaya: tierra que arde.

    Publicado por El Universal 

    3-07-2014

     

opiniones imco

La siguiente recesi...

a reducción en las proyecciones de crecimiento para México y la guer...

opiniones imco

Índice de Paz Méxi...

Aunque en algunos estados hayan logrado reducir sus niveles de insegur...

opiniones imco

Tres tarjetas para e...

Estas tres coyunturas no son necesariamente culpa del gobierno actual;...

opiniones imco

Epílogo sobre Dos B...

Sería muy agradable volver a tener una empresa petrolera de la que to...

opiniones imco

Diagnóstico IMCO: R...

El IMCO propone cancelar la refinería Dos Bocas: la inversión tiene...

opiniones imco

Una reforma laboral ...

No hay que olvidar que no bastará con que la reforma sea aprobada, el...

opiniones imco

Leyes de movilidad, ...

Una ley de movilidad efectiva debe contemplar mejores herramientas par...

opiniones imco

¿Qué tan sustentab...

Si bien hay retos que resolver, las energías renovables pueden contri...

opiniones imco

Revocación de manda...

En el tema de la revocación están los que defienden eso de “el pue...

opiniones imco

Manuel Molano, nuevo...

El Consejo les instruyó a profundizar la sostenibilidad institucional...

opiniones imco

Estrategia o neglige...

De continuar con una mera estrategia de comunicación y no una de Gobi...

opiniones imco

El absurdo cotidiano

Es desconcertante que la discusión nacional obvie temas tan relevante...

opiniones imco

Consulta popular, la...

Si bien es positivo romper los candados que impiden la participación...

opiniones imco

La victimización en...

En el Valle de México, el microbús y el autobús son los medios de t...

opiniones imco

Suspende SNA la impl...

el Comité Coordinador del Sistema Nacional Anticorrupción (SNA) deci...

opiniones imco

La conveniente dupli...

La ausencia de un plan anticorrupción no esconde la lógica detrás d...

opiniones imco

Diagnóstico IMCO: P...

Este documento tiene como objetivo presentar los desafíos que represe...

opiniones imco

Hablemos de lo que n...

El peor escenario sobre la construcción del Tren Maya es que no cumpl...

opiniones imco

Energía solar para ...

México tiene un gran potencial para producir energía solar domicilia...

opiniones imco

Dos Bocas

Un gobierno debe ser de dos, tres múltiples bocas, múltiples voces. ...