Inicio | AMLO y Spiderman

  • AMLO y Spiderman

    Autor: Juan E. Pardinas

    Juan E. Pardinas Juan E. Pardinas @JEPardinas

    FB @JEPardinas 

    *Las opiniones expresadas en esta columna son personales.

    En 2004, siete de cada diez mexicanos expresaban su apoyo a la democracia. Dos sexenios después, en 2017, esta proporción había caído a menos de cinco de cada diez. Los malos gobiernos, electos en las urnas, le habían pasado una factura reputacional a esta forma de gobierno. Apenas entre 2012 y 2016, la confianza en las elecciones se había contraído 22% (Vanderbilt University, LAPOP, 2017). Los más de 30 millones de personas que votaron por Andrés Manuel López Obrador seguramente revertirán esa desaprobación colectiva sobre el régimen democrático.

    Quienes tuvimos la feliz responsabilidad de ser funcionarios de casilla nos tocó el privilegio de mirar de cerca esa fuerza colectiva que cimbra la historia de las naciones y conmueve las emociones de los individuos. El domingo en la noche había mucha gente feliz en México. Algo bueno debe suceder cuando las normas e instituciones de un país son razón de una alegría multitudinaria. Finalmente tuvimos una democracia con demócratas, donde los perdedores mostraron una elegante resignación ante el brutal veredicto de las urnas. La madurez de la política tuvo un reflejo en la serena reacción de los mercados financieros.

    “Un gran poder conlleva una gran responsabilidad”. La frase del Tío Ben en los cómics de Spiderman resume el desafío del próximo Presidente. Por voluntad masiva de los electores mexicanos se borró una de las fronteras políticas que marca la división de poderes. El artículo 49 de la Constitución aún preserva esta separación, pero en la realidad AMLO será titular del Poder Ejecutivo y jefe político de una súper mayoría en ambas Cámaras del Legislativo y 18 congresos estatales. Morena tiene la cadena de mando del viejo PRI y la disciplina jerárquica de un ejército. Un puñado de tránsfugas de la menguante oposición puede darle al virtual Presidente electo la goma y el lápiz para reescribir el texto de la Constitución y el destino de la República. En los hechos, sólo las riendas de su fuero interno pueden frenar a AMLO de la tentación de reinventarlo todo. Con un PRI que huele a muerto y un PAN en su mayor crisis existencial, la oposición al actual gobierno habrá de venir de trincheras distintas al sistema de partidos.

    A diferencia de las presidencias imperiales del siglo XX, AMLO enfrentará ciertos contrapesos del Poder Judicial y los órganos con autonomía constitucional. Sin embargo, el mandato de Enrique Peña Nieto representa un buen manual para diezmar estas autonomías. Una de las pruebas con que la historia juzgará el legado del próximo Presidente será su voluntad para proteger estos espacios institucionales que, en teoría, están blindados de su propia influencia.

    Mi frase favorita de AMLO esta semana fue: “Quiero ser un buen Presidente”. Lejos de la desmesura grandilocuente de mencionarse a sí mismo en la misma oración que Juárez, Madero y Cárdenas, “ser un buen Presidente” es a la vez una ambición modesta y monumental. Después de la frivolidad de Vicente Fox, la terca soberbia de Felipe Calderón y la corrupta ineptitud del actual residente de Los Pinos, lo que México necesita es “un buen Presidente”. Nada más y nada menos. Un hermoso aforismo del teólogo Reinhold Niebuhr le pide a Dios tres dones: Señor, concédeme serenidad para aceptar todo aquello que no puedo cambiar, fortaleza para cambiar lo que soy capaz de cambiar y sabiduría para entender la diferencia. Ser o no ser un buen Presidente dependerá del ojo clínico para distinguir lo que tiene que transformarse en México, lo que se debe fortalecer y lo que se debe preservar. Como superhéroe de cómic, el legado de AMLO dependerá de la sabiduría de su carácter para atemperar los alcances de su propio poder.

    Publicado por Reforma
    08-07-2018

opiniones imco

Aspectos destacados ...

En 2017, el turismo internacional aumentó 7% en comparación con el a...

opiniones imco

A un año de los sis...

El desorden en la reconstrucción de escuelas ha resultado en la incap...

opiniones imco

El método científi...

Pensar científicamente en nuestro negocio nos ayuda a enfrentar el mi...

opiniones imco

Autosabotaje

El próximo gobierno heredará tragedias colectivas y problemas mayús...

opiniones imco

Exportando corrupci...

Un nuevo informe sobre el cumplimiento de la Convención de la OCDE co...

opiniones imco

¿Hacia dónde va M...

En tiempos de incertidumbre, es importante encontrar parámetros objet...

opiniones imco

¿Cómo se encuentra...

El trabajo del Ministerio Público sigue siendo lento y poco profesion...

opiniones imco

Presentación de los...

Confiamos en que todas las partes cumpliremos los acuerdos alcanzados ...

opiniones imco

Error

Si se llegaran a encontrar casos de corrupción en el NAIM, estos se d...

opiniones imco

Nuevo Aeropuerto Int...

El IMCO expone el estado actual de la infraestructura aeroportuaria en...

opiniones imco

Nuevo aeropuerto: lo...

El NAIM, sin duda, es el único proyecto de infraestructura que deber...

opiniones imco

Propone Colectivo PE...

El presupuesto se aprueba prácticamente sin discusión: 89% de los di...

opiniones imco

Porras y contrapesos

El cambio de régimen comenzó con una porra al nuevo Presidente. En l...

opiniones imco

XIV Encuentro Iberoa...

Se llevará a cabo el XIV Encuentro Iberoamericano de la Sociedad Civ...

opiniones imco

Informe Legislativo ...

Los diputados locales, un total de mil 124 en el país, rara vez son e...

opiniones imco

Congresos ricos, pue...

La tercera edición del Informe Legislativo, elaborada por el IMCO, ha...

opiniones imco

Esfuerzos mal recomp...

Santiago Levy acaba de publicar una provocación empastada en 342 pág...

opiniones imco

Las ciudades más ha...

Por primera vez en la historia del Reporte Global de Habitabilidad de...

opiniones imco

Esfuerzos mal recomp...

Santiago Levy, vicepresidente de Sectores y Conocimiento del Banco Int...

opiniones imco

Tu época

AMLO será responsable del timón del barco, pero el tamaño de las ol...