Inicio | Certezas explosivas

  • Certezas explosivas

    Autor: Juan E. Pardinas

    Juan E. Pardinas Juan E. Pardinas @JEPardinas

    FB @JEPardinas 

    *Las opiniones expresadas en esta columna son personales.

    “Hay cosas que sabemos, hay otras cosas sobre las que estamos conscientes que no sabemos, sabemos que no sabemos, pero hay otro tipo de problemas sobre los que no sabemos que no sabemos”. Esta es una traducción libre de una famosa declaración filosófica de Donald Rumsfeld, el secretario de Defensa de EU en la época de George W. Bush. En la campaña presidencial mexicana, hoy sabemos quién va adelante en las encuestas, pero esa probabilidad del resultado no es una certeza consumada. Sin embargo, hay cosas que sí sabemos sobre el futuro de México.

    Las finanzas públicas federales son un campo minado sobre el que el nuevo gobierno tendrá que avanzar con extremo cuidado. La zona con más explosivos enterrados son los sistemas de pensiones. En abril pasado, la dictadura de Daniel Ortega en Nicaragua enfrentó una de sus peores crisis políticas por una reforma al sistema pensionario, que aumentaba las contribuciones de patrones y empleados, imponía un impuesto a las pensiones actuales y disminuía los montos de las pensiones futuras.

    Durante el próximo sexenio, México podría sufrir una crisis en el sistema de pensiones como la que hoy vive Nicaragua. En el documento del IMCO “Memorándum para el Presidente”, Pedro Vásquez Colmenares hace una puntual advertencia sobre una crisis de la que ya se alumbran las primeras detonaciones. Solo el 40% de los mexicanos tiene un sistema de protección pensionaria. Esto significa que 6 de cada 10 compatriotas avanzan hacia la vejez sin ahorros ni una red financiera que los proteja a partir del momento de su jubilación.

    Hay un registro de 138 sistemas públicos de pensiones distintos, pero este recuento no incluye los planes de jubilación municipales sobre los que no existe información sistematizada. No sólo no sabemos cuántas personas tienen derecho a una pensión financiada con impuestos, ni siquiera sabemos cuántos esquemas de pensiones públicas existen hoy en el país. No hay ni siquiera un inventario completo que incluya las pensiones de los policías o empleados de limpia del ayuntamiento equis. De los sistemas que sí están mapeados, la mayoría de estos subsisten devorando fondos presupuestales. Esto implica que el dinero dedicado a pagar sueldos de médicos, maestras o policías en activo, los recursos para medicinas y obras de infraestructura, se van en cumplir los compromisos financieros con los jubilados.

    El problema de las pensiones es una mezcla de dos metáforas: una bomba de tiempo y un elefante en la habitación. Ni en el gobierno, ni en las campañas, ni en los debates algún valiente suicida ha querido nombrar esta verdad explosiva con el tamaño de un mastodonte. Si se quiere cumplir con las obligaciones legales de los jubilados, probablemente implique un alza de impuestos o una deducción más dolorosa en las quincenas de los trabajadores en activo. Como sostiene Vásquez Colmenares, a ningún político le conviene ser el mensajero de las malas noticias, a ningún partido le resulta rentable ser el campeón de las reformas y para colmo no hay ningún margen de presión ciudadana. Con el agua en las rodillas, nadie tiene interés en advertir que el trasatlántico chocó contra el iceberg.

    Los sistemas de pensiones privados tampoco son un salvavidas. Hay más de 50 millones de cuentas individuales que acumulan cerca del 15% del PIB, pero el ahorro para el retiro en México tiene la aportación porcentual más baja de todos los países de la OCDE. Si se quiere evitar el destino de millones de jubilados con pensiones ínfimas, habría que aumentar las contribuciones de empleados, empleadores y el propio gobierno. Con el bajo crecimiento económico y el cambio en la pirámide demográfica, México está en la ruta de ser un país de pobres y viejos. A ese ominoso presagio basado en datos duros habrá que agregarle los problemas sobre los que tenemos ignorancia absoluta: no sabemos que no sabemos.

    Publicado por Reforma
    13-05-2018

opiniones imco

Suspende SNA la impl...

el Comité Coordinador del Sistema Nacional Anticorrupción (SNA) deci...

opiniones imco

La conveniente dupli...

La ausencia de un plan anticorrupción no esconde la lógica detrás d...

opiniones imco

Diagnóstico IMCO: P...

Este documento tiene como objetivo presentar los desafíos que represe...

opiniones imco

Hablemos de lo que n...

El peor escenario sobre la construcción del Tren Maya es que no cumpl...

opiniones imco

Energía solar para ...

México tiene un gran potencial para producir energía solar domicilia...

opiniones imco

Dos Bocas

Un gobierno debe ser de dos, tres múltiples bocas, múltiples voces. ...

opiniones imco

Índice de un Intern...

En América Latina, Chile es el país mejor calificado al ubicarse en ...

opiniones imco

¿Me deben preocupar...

No nos asustemos. Por ahora estos anuncios son llamadas de atención. ...

opiniones imco

Las mujeres en la ll...

Hay cuatro señales que podrían implicar un retroceso en la carrera p...

opiniones imco

Índice de Estado de...

El Estado de Derecho continúa debilitándose a nivel mundial. Según ...

opiniones imco

México reactiva pro...

Se establecen las condiciones para iniciar la construcción colaborati...

opiniones imco

En democracia se val...

La mejora de la sociedad depende de la existencia del desacuerdo. Por ...

opiniones imco

¿Nos engañaron?

El engaño no proviene de la función que desempeñan los órganos aut...

opiniones imco

Índice de Libertad ...

Tras 13 años consecutivos de disminución de la libertad global, la d...

opiniones imco

El FFM refuerza tran...

El FFM incorporó en su órgano de Gobierno a organismos nacionales es...

opiniones imco

Panorama Social de A...

Desde 2002, México apenas ha disminuido un punto su nivel de desigual...

opiniones imco

AIC debe ser investi...

Nueva FGR debe renovar impulso a la investigación y otorgar garantía...

opiniones imco

Ponencia de Manuel M...

¿Cuáles son las lecciones aprendidas, tanto a nivel internacional co...

opiniones imco

¿Electricidad y gas...

Todos quisiéramos precios de energía más baratos; sin embargo, lo i...

opiniones imco

Ponencia de Pablo Cl...

A los maestros les debemos la más alta garantía legal de que su carr...