Inicio | Certezas explosivas

  • Certezas explosivas

    Autor: Juan E. Pardinas

    Juan E. Pardinas Juan E. Pardinas @JEPardinas

    FB @JEPardinas 

    *Las opiniones expresadas en esta columna son personales.

    “Hay cosas que sabemos, hay otras cosas sobre las que estamos conscientes que no sabemos, sabemos que no sabemos, pero hay otro tipo de problemas sobre los que no sabemos que no sabemos”. Esta es una traducción libre de una famosa declaración filosófica de Donald Rumsfeld, el secretario de Defensa de EU en la época de George W. Bush. En la campaña presidencial mexicana, hoy sabemos quién va adelante en las encuestas, pero esa probabilidad del resultado no es una certeza consumada. Sin embargo, hay cosas que sí sabemos sobre el futuro de México.

    Las finanzas públicas federales son un campo minado sobre el que el nuevo gobierno tendrá que avanzar con extremo cuidado. La zona con más explosivos enterrados son los sistemas de pensiones. En abril pasado, la dictadura de Daniel Ortega en Nicaragua enfrentó una de sus peores crisis políticas por una reforma al sistema pensionario, que aumentaba las contribuciones de patrones y empleados, imponía un impuesto a las pensiones actuales y disminuía los montos de las pensiones futuras.

    Durante el próximo sexenio, México podría sufrir una crisis en el sistema de pensiones como la que hoy vive Nicaragua. En el documento del IMCO “Memorándum para el Presidente”, Pedro Vásquez Colmenares hace una puntual advertencia sobre una crisis de la que ya se alumbran las primeras detonaciones. Solo el 40% de los mexicanos tiene un sistema de protección pensionaria. Esto significa que 6 de cada 10 compatriotas avanzan hacia la vejez sin ahorros ni una red financiera que los proteja a partir del momento de su jubilación.

    Hay un registro de 138 sistemas públicos de pensiones distintos, pero este recuento no incluye los planes de jubilación municipales sobre los que no existe información sistematizada. No sólo no sabemos cuántas personas tienen derecho a una pensión financiada con impuestos, ni siquiera sabemos cuántos esquemas de pensiones públicas existen hoy en el país. No hay ni siquiera un inventario completo que incluya las pensiones de los policías o empleados de limpia del ayuntamiento equis. De los sistemas que sí están mapeados, la mayoría de estos subsisten devorando fondos presupuestales. Esto implica que el dinero dedicado a pagar sueldos de médicos, maestras o policías en activo, los recursos para medicinas y obras de infraestructura, se van en cumplir los compromisos financieros con los jubilados.

    El problema de las pensiones es una mezcla de dos metáforas: una bomba de tiempo y un elefante en la habitación. Ni en el gobierno, ni en las campañas, ni en los debates algún valiente suicida ha querido nombrar esta verdad explosiva con el tamaño de un mastodonte. Si se quiere cumplir con las obligaciones legales de los jubilados, probablemente implique un alza de impuestos o una deducción más dolorosa en las quincenas de los trabajadores en activo. Como sostiene Vásquez Colmenares, a ningún político le conviene ser el mensajero de las malas noticias, a ningún partido le resulta rentable ser el campeón de las reformas y para colmo no hay ningún margen de presión ciudadana. Con el agua en las rodillas, nadie tiene interés en advertir que el trasatlántico chocó contra el iceberg.

    Los sistemas de pensiones privados tampoco son un salvavidas. Hay más de 50 millones de cuentas individuales que acumulan cerca del 15% del PIB, pero el ahorro para el retiro en México tiene la aportación porcentual más baja de todos los países de la OCDE. Si se quiere evitar el destino de millones de jubilados con pensiones ínfimas, habría que aumentar las contribuciones de empleados, empleadores y el propio gobierno. Con el bajo crecimiento económico y el cambio en la pirámide demográfica, México está en la ruta de ser un país de pobres y viejos. A ese ominoso presagio basado en datos duros habrá que agregarle los problemas sobre los que tenemos ignorancia absoluta: no sabemos que no sabemos.

    Publicado por Reforma
    13-05-2018

opiniones imco

Aspectos destacados ...

En 2017, el turismo internacional aumentó 7% en comparación con el a...

opiniones imco

A un año de los sis...

El desorden en la reconstrucción de escuelas ha resultado en la incap...

opiniones imco

El método científi...

Pensar científicamente en nuestro negocio nos ayuda a enfrentar el mi...

opiniones imco

Autosabotaje

El próximo gobierno heredará tragedias colectivas y problemas mayús...

opiniones imco

Exportando corrupci...

Un nuevo informe sobre el cumplimiento de la Convención de la OCDE co...

opiniones imco

¿Hacia dónde va M...

En tiempos de incertidumbre, es importante encontrar parámetros objet...

opiniones imco

¿Cómo se encuentra...

El trabajo del Ministerio Público sigue siendo lento y poco profesion...

opiniones imco

Presentación de los...

Confiamos en que todas las partes cumpliremos los acuerdos alcanzados ...

opiniones imco

Error

Si se llegaran a encontrar casos de corrupción en el NAIM, estos se d...

opiniones imco

Nuevo Aeropuerto Int...

El IMCO expone el estado actual de la infraestructura aeroportuaria en...

opiniones imco

Nuevo aeropuerto: lo...

El NAIM, sin duda, es el único proyecto de infraestructura que deber...

opiniones imco

Propone Colectivo PE...

El presupuesto se aprueba prácticamente sin discusión: 89% de los di...

opiniones imco

Porras y contrapesos

El cambio de régimen comenzó con una porra al nuevo Presidente. En l...

opiniones imco

XIV Encuentro Iberoa...

Se llevará a cabo el XIV Encuentro Iberoamericano de la Sociedad Civ...

opiniones imco

Informe Legislativo ...

Los diputados locales, un total de mil 124 en el país, rara vez son e...

opiniones imco

Congresos ricos, pue...

La tercera edición del Informe Legislativo, elaborada por el IMCO, ha...

opiniones imco

Esfuerzos mal recomp...

Santiago Levy acaba de publicar una provocación empastada en 342 pág...

opiniones imco

Las ciudades más ha...

Por primera vez en la historia del Reporte Global de Habitabilidad de...

opiniones imco

Esfuerzos mal recomp...

Santiago Levy, vicepresidente de Sectores y Conocimiento del Banco Int...

opiniones imco

Tu época

AMLO será responsable del timón del barco, pero el tamaño de las ol...