Inicio | Estrategia o negligencia

  • Estrategia o negligencia

    Autor: Manuel Guadarrama

    FOTO: OMAR MARTÍNEZ /CUARTOSCURO.COM

    Manuel Guadarrama

    Manuel Guadarrama | @ManuGuadarrama

    Calificar actitudes de una persona es complicado, sobre todo si nos referimos a un alto funcionario o al presidente de la República. Sin embargo, calificar el desempeño con base en las funciones contempladas por las leyes agrega objetividad. En los más de 100 días que lleva en funciones la nueva Administración, ya contamos con elementos para identificar si existe una capacidad institucional para guiar una situación o, por el contrario, hay una falta de conocimiento o descuido en el ejercicio de las funciones.

    En el ejercicio de los recursos públicos la estrategia se construyó sobre un discurso de austeridad. El empaque es nuevo, el contenido es el mismo. La Constitución señala en el artículo 134 que todo el dinero público se debe administrar con eficiencia, eficacia, economía, transparencia y honradez. Los datos no mienten: en enero de 2019 la Oficina de Presidencia solamente utilizó el 5% (21 millones de pesos) de los recursos usados en el mismo mes de 2018 en la Administración de Peña Nieto (441 mdp).

    Esta disminución del gasto puede calificarse como un gran logro en el manejo de los recursos públicos. La estrategia del Ejecutivo se tradujo en una reducción de un 16.5% menos presupuesto a los legisladores y de un 10.8% menos al Poder Judicial. Se aprobó (no sin controversia) la Ley de Austeridad Republicana que establece límites y restricciones en el sueldo de funcionarios y uso de los recursos públicos.

    Desafortunadamente, no todo es así. La estrategia mediática de las conferencias mañaneras, hasta ahora, ha resultado ser una fórmula efectiva para guiar la agenda pública del país, pero como estrategia de Gobierno nos queda a deber. El acceso a la información pública y rendición de cuentas no queda resuelto con las declaraciones de los funcionarios cada mañana. Este hecho se agrava cuando al responder una solicitud de información, la Oficina de la Presidencia señala que la comunicación que realice el Ejecutivo no conlleva la obligación de poseer el soporte documental respectivo.

    Responder sobre la planeación del que posiblemente será el mayor proyecto de obra pública del sexenio (el Tren Maya) no puede quedar en una mera estrategia de comunicación mañanera. La negligencia se presenta al no considerar que el 77% de la población por donde se pretende el paso del tren vive en pobreza. El descuido aparece cuando los derechos de vía deben estar liberados antes del inicio de la construcción, en una región con el 56% de la superficie como propiedad social.

    De acuerdo con el Diagnóstico IMCO sobre el Tren Maya, la falta de cuidado en la planeación puede ocasionar que el costo de construcción del proyecto aumente entre 4 y 10 veces más que los 120 mil millones de pesos estimados por el Gobierno federal.

    La negligencia ya se hizo presente en el tema de la refinería de Dos Bocas, en la que se realizó el desmonte de vegetación en el municipio de Paraíso, Tabasco, sin contar con la autorización de cambio de uso de suelo, ni con la autorización de impacto ambiental.

    De continuar con una mera estrategia de comunicación y no una de Gobierno, la Administración federal está condenada a la negligencia. La capacidad de guiar un asunto público no depende únicamente de cómo se comunica. Tarde que temprano las acciones gubernamentales tienen un impacto en los gobernados, en la economía, en el medio ambiente, en las relaciones internacionales y un largo etcétera. La forma termina convirtiéndose en fondo. Por el bien de México, esperemos que la estrategia no termine en negligencia.

    Publicado por El Sol de México
    28-03-2019

opiniones imco

Es momento de pensar...

La implementación de políticas de promoción económica, atracción ...

opiniones imco

¿El dinero no te al...

Sí es posible, pero tendrás que trabajar horas extras, ocupar tus ah...

opiniones imco

Historia sin fin

La construcción del aeropuerto es una discusión que parece no tener ...

opiniones imco

Seleccionan proyecto...

El mapa de reconstrucción escolar del IMCO fue seleccionado de entre ...

opiniones imco

Prospera ya no prosp...

Desarticular el programa y convertirlo únicamente en becas educativas...

opiniones imco

Corrupción, nuestro...

Es el momento de ser coherentes y participar en la estrategia contra l...

opiniones imco

La impunidad en la n...

Entre enero de 2015 y diciembre de 2018 se destinaron más de mil 66 m...

opiniones imco

Una crisis en salud ...

Mientras el Gobierno nos promete un sistema parecido al sueco, hay dec...

opiniones imco

De taxis, aplicacion...

La CDMX es un caos: una auténtica selva de pavimento donde todos luch...

opiniones imco

Violencia y crisis d...

Los tres niveles de gobierno deberán atender la crisis de datos que a...

opiniones imco

Informe de Desarroll...

El Índice de Desarrollo Humano promedio de los municipios de México...

opiniones imco

Diagnóstico IMCO: L...

Cuatro de los 10 programas sociales analizados no tienen reglas claras...

opiniones imco

Primero los pobres

Esta semana el tema en la agenda pública son las condonaciones de imp...

opiniones imco

El costo de la vida ...

Por primera vez en la historia de la encuesta, tres ciudades comparten...

opiniones imco

Sistema universal de...

Se necesitarían 4.6 puntos del PIB para cubrir el paquete de 13 servi...

opiniones imco

El IMSS y Petróleos...

Es el colmo que se quieran recortar gastos en instituciones fundamenta...

opiniones imco

Gobierno Abierto ¿e...

Se requiere de voluntad política para cumplir los compromisos y evita...

opiniones imco

Las cuentas del sexe...

En seis años, el entonces presidente Enrique Peña Nieto gastó en to...

opiniones imco

Una semana más

En México, en los últimos 12 años, el número de desaparecidos es c...

opiniones imco

Calidad de inversió...

No solamente es importante mejorar la calidad de la educación y capac...