Inicio | Funcionamiento del mercado laboral

  • Funcionamiento del mercado laboral

    Autor: Roberto Newell

    Roberto Newell

    Roberto Newell | @RobertoNewell

    Hace un par de semanas escribí una columna en la que califiqué los resultados de las diversas reformas estructurales implantadas durante el sexenio que concluye. Como ofrecí en esa ocasión, durante las fechas próximas discutiré los resultados de esas reformas en mayor detalle.

    La reforma laboral fue una de las primeras reformas realizadas durante este sexenio. Lo que se pretendía con ella era mejorar el desempeño de ese mercado.

    La eficiencia con que opera una economía está estrechamente ligada al funcionamiento de su mercado laboral. Cuando un mercado laboral funciona adecuadamente, los trabajadores se emplean en ocupaciones que les permiten aprovechar al máximo sus destrezas y habilidades.

    Cuando esto sucede, el trabajador y su empleador maximizan los beneficios derivados de su interacción: Los trabajadores porque al trabajar en un empleo que les permite aprovechar al máximo sus habilidades, maximizan su productividad e ingresos, y las empresas, porque al emplearlos optimizan su producción.

    Históricamente, el mercado laboral mexicano ha operado deficientemente. Por ello, el reto que enfrentaban sus autores era encontrar fórmulas que mejoraran su eficiencia, buscando ante todo, mejorar las probabilidades de que los trabajadores pudieran emplearse en empleos que les permitieran extraer beneficios más altos de sus destrezas y habilidades.

    Ese propósito se logro a media; no tanto porque las medidas instrumentadas no fueran útiles, si no porque el paquete de reformas se quedó corto.

    Las mayoría de las medidas instrumentadas mejoraron la eficiencia del mercado. Tal fue el caso de los que contratas a prueba; la adición de criterios meritocráticos para aspirar a recibir una promoción; definición de puestos multihabilidades y varias más.

    Otras medidas que se implantaron simultáneamente también rindieron buenos resultados, sobre todo aquellas dirigidas a incentivar la incorporación de trabajadores a la economía formal, como son la reducción de las cuotas de primer año del Seguro Social y la reforma jurídica que mejoró la eficiencia y transparencia de las Juntas de Conciliación Laboral.

    A pesar de todos estos aciertos, la reforma laboral se quedó corta. En mi opinión el principal error fue no haber aprovechado la oportunidad para atender uno de los principales defectos de funcionamiento del mercado laboral formal que son las reglas que gobiernan los despidos y liquidaciones de los trabajadores.

    La normatividad actual está diseñada para incentivar a los patrones a que no le convenga despedir a los trabajadores. La forma en que se trata de lograr este propósito es con una regla que causa que sea relativamente costoso liquidar a un trabajador.

    Los costos asociados crecen con el tiempo que un trabajador ha sido empleado de una empresa. Consecuentemente, como avanza el tiempo, el costo asociado con liquidar a un trabajador va creciendo y puede causar que resulte muy oneroso dar de baja a un trabajador cuyo desempeño es inadecuado.

    Tal situación probablemente no causaría problemas insalvables si las empresas tuvieran la costumbre (o los incentivos fiscales) para crear reservas para fondear el costo de liquidación de los trabajadores. Pero esa práctica no es la conducta acostumbrada en el mercado laboral mexicano. Lo que sucede es que con el paso del tiempo muchas las empresas acumulan pasivos laborales que resultan incosteables puesto que la empresa no cuenta con los recursos líquidos para fondear las liquidaciones correspondientes; para colmo, este riesgo es mayor en los casos cuando los procesos de producción de las empresas son intensivos en mano de obra. En situaciones como estas, el valor total de los activos puede ser insuficiente para enfrentar el pasivo laboral acumulado.

    El efecto de todo lo anterior es crear compartimientos estancos en el mercado laboral que reducen la movilidad de los trabajadores e impiden que estos se empleen en los trabajos que les pagarían los ingresos más altos.

    Para resolver esta situación lo que se requiere es reformar la legislación laboral para eliminar el esquema actual de liquidación de trabajadores, sustituyéndolo en vez, con un esquema de seguro de desempleo fondeado por primas que se cobrarían a las empresas y trabajadores.

    Mientras esto no suceda, millones de trabajadores seguirán atrapados en empleos formales que no les convienen ni a ellos, ni a sus empleadores y que crean condiciones que causan que la productividad laboral permanezca estancada en niveles bajos, como en el caso del sector petrolero; el sector educativo; el sector azucarero; el sector eléctrico. Lamentablemente, también es el caso de miles de empresas manufactureras que se han convertido en perfectas trampas de pobreza que emplean mal a millones de personas.

    En suma, varios aspectos de la reforma laboral de 2012 funcionaron bien, pero falta el arrojo y la voluntad política para instrumentar la reforma profunda que el País requiere.

    Publicado por Reforma
    18-01-2018

opiniones imco

Pequeños pasos para...

Para tener un México más saludable y competitivo, se necesitan servi...

opiniones imco

Sin marihuana no hay...

Antes de proponer una amnistía para campesinos que siembran vegetales...

opiniones imco

Uso político de las...

Todos saben que las encuestas lejos de ser barómetros que objetivamen...

opiniones imco

Del dicho al hecho.....

Este estudio analiza la información del ejercicio de los recursos pú...

opiniones imco

Manuel Molano habla ...

"Todavía falta para que podamos cosechar los logros de esa reforma en...

opiniones imco

Hacia un México má...

Un México justo y competitivo se construye con políticas públicas q...

opiniones imco

Once compromisos de ...

Ninguna entidad del país está exenta de la necesidad de fortalecer s...

opiniones imco

Debates ciudadanos

Organizaciones de la sociedad civil impulsamos Debates Ciudadanos para...

opiniones imco

¿Cuáles son los te...

De cara al segundo debate entre los candidatos a la presidencia de Mé...

opiniones imco

Certezas explosivas

Con el bajo crecimiento económico y el cambio en la pirámide demogr...

opiniones imco

Selección del Presi...

Si las elecciones se basaran en méritos y capacidad probada, ganaría...

opiniones imco

Una revolución feme...

La baja participación de las mujeres en el mercado laboral es el resu...

opiniones imco

Un Parlamento Abiert...

Un Parlamento Abierto, con datos transparentes y accesibles, es el pri...

opiniones imco

¿Quieren nuestro vo...

Hoy los mexicanos queremos servidores públicos, y no mercenarios de l...

opiniones imco

10 por la educación...

La iniciativa 10 por la educación busca incidir y acompañar la polí...

opiniones imco

Prometer no empobrec...

Los candidatos a la Presidencia de la República no han enviado un men...

opiniones imco

Malos augurios

La prosperidad de México depende de que las empresas pequeñas se vue...

opiniones imco

Arrancan debates org...

Cerca de 200 Organizaciones de la Sociedad Civil en todo el país orga...

opiniones imco

Banca de desarrollo

La calidad de la cartera de inversiones de los bancos de desarrollo no...

opiniones imco

Elecciones 2018

El IMCO creo un espacio para analizar los desafíos que amenazan la co...