Inicio | El gobierno del futuro

  • El gobierno del futuro

    Autor: Juan E. Pardinas

    Juan E. Pardinas

    Juan E. Pardinas @JEPardinas

    FB @JEPardinas 

    Pobre México, tan lejos de Estonia y tan cerca del siglo XX. Esta diminuta nación europea, con menor población que Iztapalapa y un territorio más pequeño que Campeche, es el epicentro de una disrupción tecnológica sobre la forma en que el gobierno se relaciona con los ciudadanos. En el estudio del IMCO Transamos y no avanzamos, el profesor de Yale Rodrigo Canales hace un provocador recuento de cómo la disrupción tecnológica ha puesto de cabeza a los modelos de negocios en diversos mercados. Después de Netflix, la industria de la televisión no volverá a ser la misma. Con Uber y Cabify, los taxis tradicionales compartieron el sentimiento que tuvieron los dinosaurios al ver venir el meteorito. El iPod y la música digital convirtieron a las tiendas de música en museos sumamente interesantes para explicarles a los niños de hoy cómo eran las experiencias de consumo del pasado. Sin embargo, sostiene el doctor Canales, el gobierno y el problema de la corrupción no han sufrido una disrupción semejante. Estonia podría hacerle al gobierno lo que Google Maps le hizo a la Guía Roji.

    Nathan Heller, un reportero del New Yorker, hizo un viaje al futuro: se fue a narrar el papel de la tecnología en este país con 1.3 millones de habitantes y 45 mil kilómetros cuadrados. Las acciones tradicionales que hace el Estado, educar, ofrecer servicios de salud, trabajo policial, procuración de justicia, cobrar impuestos u organizar elecciones, están todas integradas en una plataforma digital. ¿Quieres pedir un préstamo? La plataforma te permite usar tus datos sobre ingresos, ahorros y créditos pendientes, para acelerar el proceso con el banco. Si visitas a un especialista médico, tu expediente de salud puede aparecer en su pantalla con tu respectiva autorización.

    Las ventanillas de trámites son unos muebles antiguos de la era soviética. Salvo la transferencia de una propiedad física, como la compra de un terreno, todas las interacciones con la autoridad pueden ocurrir en línea. En Internet se pueden difuminar muchas de las fronteras que existen en el mundo real, así que, si quieres abrir una cuenta bancaria en Estonia, lo puedes hacer desde tu laptop en México. Estonia presume uno de los climas más fáciles para forjar start ups de innovación. Desde su independencia de la Unión Soviética, Estonia perdió un 15% de su población por las fronteras abiertas de Europa. Para retener y atraer el talento de jóvenes ansiosos por mudarse a las economías más dinámicas de Europa, Estonia decidió convertirse en un páramo de libertad para innovar sin trabas políticas, monopólicas o clientelares. Como muestra, un volante sin piloto: en un futuro cercano, sus carreteras serán una pista de prueba para los automóviles que se manejan solos.

    Skype, el servicio de comunicación que enterró las tarifas de larga distancia, nació en Tallin, la capital estoniana. Fits.Me es un probador digital de prendas que podría transformar para siempre la venta de ropa y ser el competidor más feroz de tu tienda favorita. Las normas migratorias en Estonia se han relajado para atraer capital humano capaz de mantener la dinámica de la disrupción. En algunas escuelas primarias, la programación de código se ha convertido en una parte básica del currículum.

    No sólo una diminuta nación europea nos puede dar lecciones en disrupción tecnológica. India con su sistema de identidad digital biométrica o Kenia con la integración de su sistema bancario y telefónico también nos llevan buena ventaja en innovación. Naciones enormes y diminutas, unas más ricas otras más pobres, nos miran a la distancia por el espejo retrovisor. Hoy estamos entre las quince economías más grandes del mundo. Si no nos ponemos las pilas, nada garantiza que permaneceremos en ese lugar.

    Publicado por Reforma
    31-12-2017

opiniones imco

México aún puede o...

Hacemos un enérgico y urgente llamado al presidente electo para deten...

opiniones imco

Publicación de las ...

Hace solo seis años no había documentos e información pública que ...

opiniones imco

El estadista y el Tl...

El Tlatoani es un predicador de monólogos desde el púlpito del poder...

opiniones imco

Quitar comisiones ba...

La Constitución mexicana sí permite poner precios máximos, pero no ...

opiniones imco

#FiscalíaQueSirva e...

Exigimos dotar a la Fiscalía General de la República de una autonom...

opiniones imco

EPN simula proceso d...

La administración de Enrique Peña Nieto termina su administración d...

opiniones imco

Trabajo conjunto ent...

#FiscaliaQueSirva continuará acompañando el proceso legislativo, la ...

opiniones imco

Fideicomiso Fuerza M...

El objetivo principal del FFM es la reconstrucción de las poblaciones...

opiniones imco

Y a ti, ¿cuánto te...

El costo de la cancelación del proyecto en Texcoco asciende a 270 mil...

opiniones imco

IMCO participa en el...

El IMCO presenta el Índice de Riesgos de Corrupción construido a par...

opiniones imco

Rapsodia Morena

La película Rapsodia Bohemia contiene una escena con un diálogo geni...

opiniones imco

Firman convenio el C...

A partir del convenio firmado el día de hoy se promoverán y desarrol...

opiniones imco

La construcción de ...

El proyecto de ley orgánica que se presentará en los próximos días...

opiniones imco

Geología, dinero y ...

Si se quiere recuperar la producción de crudo y garantizar el abasto ...

opiniones imco

Viento y sol: Los nu...

En el futuro veremos mucho más viento y sol en nuestra vida energéti...

opiniones imco

Recuento de daños

La decisión de cancelar la construcción del NAIM en Texcoco tendrá ...

opiniones imco

El estado de la segu...

Por tercer año consecutivo, hay más hambre en el mundo. En 2017, el...

opiniones imco

OSC: advierten la ne...

El Consejo de Cambio Climático, organizaciones de la sociedad civil y...

opiniones imco

¿Tu casa es la mejo...

México  es  un  mercado  de  tierra  subdesarrollado.  En  la...

opiniones imco

Piel delgada, mecha ...

Los mexicanos anhelamos tener un Presidente que no nos dé vergüenza,...