Inicio | Juegos que debes de practicar para triunfar como empresario

  • Juegos que debes de practicar para triunfar como empresario

    Autor: Manuel J. Molano

    Manuel J. Molano

    Manuel J. Molano | @MJMolano

    Durante los últimos 50 años en las matemáticas ha crecido una rama de estudio llamada teoría de juegos. Matemáticos como John Nash (ganador del premio Nobel de economía) pero antes que él, Von Neumann y Morgenstern, avanzaron este campo de estudio.

    La idea es simple, y su representación matemática también, aunque puede ponerse complejo cuando los juegos son de muchos jugadores, hay incertidumbre sobre lo que ganaría cada jugador en cada escenario, o los juegos se juegan de manera repetida. La idea es que cada tipo de juego puede conceptualizarse como una abstracción matemática, la ganancia o pérdida para cada jugador puede cuantificarse, y muy importante: existen estrategias óptimas para cada uno de los jugadores. La teoría de juegos se usa para ayudar a la gente a tomar decisiones en negociaciones, y otras situaciones reales de la vida.

    Uno de los juegos típicos de una clase de teoría de juegos es ChickenImaginemos a dos camiones en una carretera de un solo carril, conduciendo uno hacia el otro a una velocidad frenética. Si el camión A se sale del camino, sufre una pérdida de reputación: es la gallina. En ese caso, B ganaría reputación: es el valiente. Si ambos se salen, ambos son gallinas, y el juego se empata con una pérdida leve para ambas partes. Sin embargo, si ninguno de los dos se sale, ambos pierden la vida: es decir, la pérdida es catastrófica para las dos partes. La estrategia óptima es salirte en el último segundo, pero eso siempre puede salir mal. Chicken es un juego peligroso. Muchas negociaciones pueden ser así. Si no, pregúntenle a Donald Trump: a él le gusta conceptualizar las negociaciones como un juego de Chicken.

    Otro juego muy popular en clase de teoría de juegos es el dilema del prisionero. Dos prisioneros están bajo interrogatorio en celdas separadas. La estrategia óptima es no confesar: de esa manera la policía no tiene información para procesar penalmente a ninguno de los dos. Sin embargo, los policías tienen incentivos para mentir, y decirle a cada uno que su compañero en la otra celda ya confesó. Es altamente probable que uno de los dos ceda a la presión, crea que su compañero confesó, y acabe confesando, en cuyo caso, ambos acaban perdiendo. La estrategia ganadora para los ladrones es no confesar, sin importar qué pase. Para los policías, la estrategia ganadora es mentir, siempre.

    Si el juego ocurre una vez (socios ocasionales en el crimen), es muy posible que ganen los policías. Si el juego ocurre repetidamente (socios continuos), la confianza entre los ladrones puede llevarlos a una conducta consistente de no delatar al compañero. La estrategia ganadora cambia.

    Otros juegos son mucho más complejos. Un juego de ajedrez tiene miles de posibles estrategias, pero en la medida en la que el juego avanza, el número de estrategias posibles se reduce considerablemente. ¿Qué tan buena es tu estrategia en ajedrez? Eso depende de quién sea tu competidor. Ahí hay una enseñanza para la guerra, para los negocios, para la vida. Hay que pensarle a esas tres cosas, y mucho, pero sobre todo es importante poder pensar de manera parecida a tu competidor.

    Un juego que siempre me llamó la atención es el de la fuerza abrumadora. Un enemigo que parece tener más recursos que tu, siempre parece invencible. Por ello, una estrategia usada por muchas empresas y ejércitos es parecer más grande y fuerte que tu competidor. Ojo: parecer, no es lo mismo que ser. Hay algún David allá afuera, observando cuidadosamente a algún Goliat y detectando su punto débil. Una pequeña pedrada puede ser todo lo que se necesita para derribar al gigante.

    Publicado por Entrepreneur
    18-07-2018

opiniones imco

México: sin brazos ...

Combatir la corrupción, además de voluntad política, requiere de pr...

opiniones imco

Convoca Info CDMX a ...

Comisionados del Info CDMX se comprometieron a dar seguimiento al cump...

opiniones imco

Materiales del Índi...

El IIPM fue creado para saber cómo, cuánto y en qué se planean dest...

opiniones imco

La hipótesis del 'c...

Hay que entender la manera en que malas políticas pueden parecer éxi...

opiniones imco

La información, un ...

Si la autoridad tiene posibilidad de mentir, de no dar información co...

opiniones imco

Revivir al sector en...

¿Qué pasaría si nuestro presidente estuviera más comprometido con ...

opiniones imco

Fallas de origen: Í...

El estudio revela que en algunos estados de la República, los asesin...

opiniones imco

Alianza del Pacífic...

A partir de una integración plena, no solamente con naciones desarrol...

opiniones imco

La política de aust...

Bajo la bandera de la austeridad, el gobierno de López Obrador ha rec...

opiniones imco

Razón, voluntad y s...

Hoy se puede observar el uso de conceptos simbólicos que sostienen al...

opiniones imco

Informe de Movilidad...

En México, 49 de cada 100 personas que nacen en los hogares más pobr...

opiniones imco

A las comisionadas y...

El Congreso de la Ciudad de México tiene la oportunidad histórica de...

opiniones imco

Es momento de pensar...

La implementación de políticas de promoción económica, atracción ...

opiniones imco

¿El dinero no te al...

Sí es posible, pero tendrás que trabajar horas extras, ocupar tus ah...

opiniones imco

Historia sin fin

La construcción del aeropuerto es una discusión que parece no tener ...

opiniones imco

Seleccionan proyecto...

El mapa de reconstrucción escolar del IMCO fue seleccionado de entre ...

opiniones imco

Prospera ya no prosp...

Desarticular el programa y convertirlo únicamente en becas educativas...

opiniones imco

Corrupción, nuestro...

Es el momento de ser coherentes y participar en la estrategia contra l...

opiniones imco

La impunidad en la n...

Entre enero de 2015 y diciembre de 2018 se destinaron más de mil 66 m...

opiniones imco

Una crisis en salud ...

Mientras el Gobierno nos promete un sistema parecido al sueco, hay dec...