fbpx

Inicio | La desigualdad en América

  • La desigualdad en América

    Autor: Juan E. Pardinas

    Juan E. Pardinas

    Juan E. Pardinas @JEPardinas

    FB @JEPardinas 

    Carlos Elizondo ha escrito un libro importante e incómodo. Los de adelante corren mucho es un recorrido por las asimetrías sociales de nuestro continente y de nuestro país. Así como Alexis de Tocqueville escribió en el siglo XIX La Democracia en América refiriéndose a la situación política y social de Estados Unidos en esa época, Elizondo hace un diagnóstico regional sobre la desigualdad. El autor analiza sus múltiples dimensiones, desde la época de la Colonia hasta los tiempos de Donald Trump. Desde la introducción, el autor plantea uno de los ejemplos más brutales sobre la diferencia entre tener y no tener: la desigualdad de acceso al placer sexual.

    En el antiguo Perú, en tiempos de los incas, los emperadores podían desposar a más de 700 mujeres, los oficiales principales tenían 50 esposas, los líderes de las naciones tributarias 30 y así sigue la lista. En el Imperio Inca, los hombres promedio sin poder político o económico estaban prácticamente condenados a la castidad. Si un varón procuraba los afectos de una mujer del emperador, el castigo implicaba la muerte del pretendiente, de su familia y su servidumbre. Su aldea era devastada. Una inequidad aún más salvaje era la que sufrían las mujeres forzadas a vivir como concubinas en los harems de la realeza inca.

    Uno de los mayores problemas de la desigualdad es que la disparidad en el ingreso se refleja en disparidades de derechos básicos como salud, educación y acceso a la justicia. Uno de los ejemplos más perturbadores de desigualdad en México es el derecho de una mujer a reducir el dolor durante el parto. La dilatación del útero es la señal de que el embarazo está por concluir y el proceso de alumbramiento ha iniciado. Esa asombrosa transformación de la anatomía femenina permite la continuidad de la especie. Sin embargo, ese ensanchamiento de los cauces que dan vida ocurre en un trueque de intenso dolor físico para la madre. En México, el nivel de ingreso determina los recursos disponibles para reducir o administrar el sufrimiento materno durante un parto que no sea por cesárea. Los protocolos de aplicación de anestesia en el parto son distintos si una mujer está afiliada al seguro popular, al IMSS o a la medicina privada. En la pobreza, ser madre, literalmente, duele más.

    Quien haya seguido la obra de Carlos Elizondo sabrá que el autor es un agudo crítico del estatismo y las soluciones de política pública que operan a contracorriente de las lógicas del mercado. El hecho de que un importante pensador liberal se ocupe del problema de la desigualdad es en sí mismo un mensaje importante. Tradicionalmente, desde la visión liberal se interpretaba que para combatir la pobreza era necesario generar riqueza y la desigualdad era un subproducto inevitable de este proceso. En China, el país que ha logrado sacar a cientos de millones de personas de la pobreza, se han generado altos niveles de inequidad social. Países como Cuba y Venezuela han logrado la utopía de la igualdad económica, pero por el peor de los senderos: cancelando los derechos políticos y reduciendo a la miseria a la enorme mayoría de sus habitantes.

    Como nos demuestra la conclusión del libro, la ruta para reducir la desigualdad no es clara. Sin embargo, los países a los que nos queremos parecer tienen algo en común: un Estado con instituciones funcionales. Esto suena muy abstracto pero sus ejemplos son muy concretos: una sala de partos donde sí hay anestesia, un sistema de transporte público donde no te roban la quincena, una policía de investigación que sí resuelve algunos crímenes, una Secretaría de Hacienda donde no desvían fondos para campañas electorales. Un Estado disfuncional es una máquina que multiplica todas las desigualdades que el mercado puede generar.

    Publicado por Reforma
    24-12-2017

opiniones imco

El rompecabezas de l...

En México, el porcentaje de adultos que tiene acceso a una cuenta en ...

opiniones imco

Más chips, menos ta...

México tiene en sus manos una oportunidad de oro para lograr que el 6...

opiniones imco

Por si los datos no ...

No corregir el rumbo y no atender los malos resultados económicos y s...

opiniones imco

2020: llegó el punt...

Nos estamos acabando el planeta, y el punto de “no retorno” sobre ...

opiniones imco

¿Qué está en jueg...

El 2020 será crucial para la democracia mexicana. Este año se llevar...

opiniones imco

Inclusión financier...

Es difícil pensar que más sucursales del Banco del Bienestar llevar...

opiniones imco

Índice de Informaci...

Este análisis muestra que a pesar de que los congresos locales tienen...

opiniones imco

Organizaciones de la...

Disminuirán los tiempos de traslado de las personas y se sustituirán...

opiniones imco

Por qué mientras St...

Hacer predicciones es difícil, especialmente cuando son sobre el futu...

opiniones imco

Competitividad: lo m...

Hoy México es una economía abierta, en transición a la modernidad, ...

opiniones imco

2019: una dicotomía

Más nos vale (sociedad y Gobierno) que pronto entendamos que no podem...

opiniones imco

Tres desafíos para ...

Es fundamental atender las debilidades internas, que se brinde confian...

opiniones imco

¿Estamos cerca de t...

Comprometerse con reducir las brechas de género significa considerar ...

opiniones imco

Reportar bien no es ...

Este manejo imprudente de recursos públicos no es solo responsabilida...

opiniones imco

¡#3de3 ya es una re...

A partir del 1 de enero de 2020, todos los funcionarios públicos debe...

opiniones imco

Verdaderas prioridad...

La mala planeación y las simulaciones del gasto ocasionan que las pri...

opiniones imco

Presentación del Cu...

El 4PA se construyó con la participación de más de mil 100 personas...

opiniones imco

Índice de Informaci...

A más de 10 años de su aprobación, todos los gobiernos estatales vi...

opiniones imco

México no ha cumpli...

México participa en convenciones internacionales para combatir la cor...

opiniones imco

Por qué México nec...

¡Si tu negocio crece, #MéxicoCrece!