Inicio | Me despido

  • Me despido

    Autor: Roberto Newell

    Roberto Newell

    Roberto Newell | @RobertoNewell

    *Las opiniones expresadas en esta columna son personales.

    Era inevitable que llegara el momento de despedirme de esta columna y de los lectores que leían mis ocurrencias.

    Con esta columna concluyo una fase de mi vida profesional que me ha dado enormes satisfacciones personales.

    Quiero agradecer a la familia Junco, a Lázaro Ríos y a René Sánchez el apoyo que me ofrecieron a lo largo de los años y reconocer el respeto que invariablemente mostraron hacia la libertad de expresión.

    Llevo algo así como 700 columnas. Nunca imaginé que llegara a cumplir tantos años como columnista. Estoy orgulloso y contento de haber tenido esa oportunidad.

    Uno se imaginaría que después de tantos años de escribir principalmente sobre economía, el tema de la despedida también sería económico. Pero prefiero dedicar esta columna a un tema que me preocupa mucho más: el clima de encono y revancha que impera en el País.

    Si no recuperamos la civilidad y mostramos tolerancia los unos hacia los otros, esto puede acabar mal.

    Para saber de qué estoy hablando, les sugiero se asomen en redes sociales para ver lo que discuten sus conocidos y el tono en que llevan esas conversaciones.

    Por ejemplo, revisen cómo se discute la propuesta del Gobierno electo de eliminar varios miles de puestos de confianza del Gobierno federal y reducir los salarios de los funcionarios de alto nivel.

    El anuncio se discute en redes con hilaridad y gusto por la desgracia que sufrirán los que perderán sus empleos e ingresos.

    Son comunes los comentarios groseros y revanchistas basados en chismes, información falsa y especulaciones.

    El juicio convencional al respecto es que todos los afectados se lo merecen porque son corruptos, flojos y testaferros de la “mafia del poder”.

    Vean, también, los comentarios que se hacen sobre la propuesta de retirar los cuerpos de seguridad de los ex Presidentes.

    Seguramente los que celebran este cambio también se alegrarán cuando uno de ellos sea agredido o tenga que irse del País para encontrar un lugar más seguro donde vivir.

    Estamos mal.

    Los sentimientos de encono y venganza arriba ilustrados son parte de nuestra vida cotidiana. ¿Será que no se pueden imaginar lo que sucederá si estas expresiones de encono se convierten en violencia?

    Algunos seguramente estarán pensando que es bueno que los ex Presidentes sientan lo que sufren los ciudadanos de a pie. Pero ese es un sentimiento de revancha que no resuelve nada y sólo alimenta el encono y la confrontación que hay en el País.

    Debemos reconocer que en México no hay instituciones como las hay en otros países para contener y canalizar el encono hacia fines socialmente útiles.

    Lo que ha evitado que las pasiones se desborden y se conviertan en conflictos civiles violentos en EU, Reino Unido y Francia es la existencia de cuerpos de seguridad disciplinados y un sistema judicial confiable y objetivo. Pero esas instituciones no funcionan en México.

    Por ello, para evitar que nuestras diferencias políticas nos lleven a la violencia debemos recurrir a personas notables para que den un ejemplo de civilidad y tolerancia que los demás podamos emular.

    La persona que tiene la mayor responsabilidad para evitar que el rencor se convierta en violencia es AMLO.

    Durante los años de campaña, AMLO no se cansó de repetir que los culpables de todo lo que está mal con México es la “mafia del poder.” En sus discursos barría con grandes bloques de personas: los empresarios, los funcionarios públicos, las organizaciones de la sociedad civil, sus opositores políticos, los neoliberales, los fifís, etc.

    Para ilustrar de quién estaba hablando, frecuentemente se refería por nombre y apellido a sus enemigos políticos.

    Gradualmente, creó en el imaginario colectivo un firmamento político poblado por un “pueblo bueno” que es explotado por las personas que conforman la “mafia del poder”.

    Esa fórmula fue útil para ganar el poder, pero no sirve para mantener la paz y menos para establecer un ambiente de concordia.

    El Presidente electo debe dar un giro radical a su discurso y proyectar y asumir un tono de reconciliación hacia todos los segmentos de la población, pero sobre todo hacia sus enemigos políticos que tantas veces ha denostado.

    Si los mexicanos vamos a transitar el cambio de régimen pacíficamente, el Gobierno entrante debe evitar la cantaleta del pueblo bueno y las mafias malas. También se deben evitar discursos triunfalistas que sólo sirven para incitar a sus seguidores para que asuman conductas de revancha y confrontación.

    Sólo han pasado unos pocos días las elecciones. Los ánimos todavía están caldeados, pero llegó el momento de distender los ánimos y procurar la concordia.

    Gracias por haber sido mis lectores. Les deseo suerte y bienestar.

    Publicado por Reforma
    19-07-2018

opiniones imco

¿Un ascensor social...

En un "país promedio de la OCDE" tomaría de 4 a 5 generaciones para ...

opiniones imco

Hay que reinventar n...

Con el advenimiento de la inteligencia artificial nuestro cerebro va a...

opiniones imco

Año 2058, ¿qué ha...

Administrar los riesgos generacionales implica comenzar a pensar en la...

opiniones imco

Cuatro fotos

En el país de las fosas comunes, los 30 mil desaparecidos y las morgu...

opiniones imco

Encuesta Nacional So...

El 20.2% de la población mexicana de 18 años y más declaró haber s...

opiniones imco

Instalan mesas técn...

Integrantes del equipo de trabajo del presidente electo, representante...

opiniones imco

Índice Internaciona...

En todo el mundo, seis mil millones de personas sufren de una protecci...

opiniones imco

Mejores prácticas p...

Una contundente reducción de las emisiones de metano provenientes de ...

opiniones imco

Índice Mundial de I...

Suiza es el país más innovador del mundo, seguido por los Países Ba...

opiniones imco

Ideología vs. pragm...

En la estrategia frente al TLCAN, AMLO ha mostrado pragmatismo y volun...

opiniones imco

Mapa mundial de leye...

Fue realizado el primer compendio de casos donde los gobiernos usan la...

opiniones imco

Juegos que debes de ...

Hay algún David allá afuera, observando a algún Goliat y detectando...

opiniones imco

¡Evita el síndrome...

Sin miedo a crecer. En México hay muchísimas empresas micro, muchas ...

opiniones imco

¿Jefe de Estado o d...

La cuarta transformación política de AMLO, de líder de un movimient...

opiniones imco

Índice de Paz Globa...

Por cuarto año consecutivo, el nivel de paz global continúa cayendo....

opiniones imco

Los canarios en la m...

En las primeras semanas del gobierno de Andrés Manuel López Obrador ...

opiniones imco

Me despido

Gracias por haber sido mis lectores. Les deseo suerte y bienestar.

opiniones imco

Sí a la reducción ...

El plan de austeridad de López Obrador contempla la reducción del 50...

opiniones imco

Agenda de competenci...

En 2017 las contrataciones públicas ascendieron a 585 mil millones de...

opiniones imco

Carta Abierta de Soc...

Solicitamos a la Alianza para el Gobierno Abierto (AGA) tener un rol a...