Inicio | Me despido

  • Me despido

    Autor: Roberto Newell

    Roberto Newell

    Roberto Newell | @RobertoNewell

    *Las opiniones expresadas en esta columna son personales.

    Era inevitable que llegara el momento de despedirme de esta columna y de los lectores que leían mis ocurrencias.

    Con esta columna concluyo una fase de mi vida profesional que me ha dado enormes satisfacciones personales.

    Quiero agradecer a la familia Junco, a Lázaro Ríos y a René Sánchez el apoyo que me ofrecieron a lo largo de los años y reconocer el respeto que invariablemente mostraron hacia la libertad de expresión.

    Llevo algo así como 700 columnas. Nunca imaginé que llegara a cumplir tantos años como columnista. Estoy orgulloso y contento de haber tenido esa oportunidad.

    Uno se imaginaría que después de tantos años de escribir principalmente sobre economía, el tema de la despedida también sería económico. Pero prefiero dedicar esta columna a un tema que me preocupa mucho más: el clima de encono y revancha que impera en el País.

    Si no recuperamos la civilidad y mostramos tolerancia los unos hacia los otros, esto puede acabar mal.

    Para saber de qué estoy hablando, les sugiero se asomen en redes sociales para ver lo que discuten sus conocidos y el tono en que llevan esas conversaciones.

    Por ejemplo, revisen cómo se discute la propuesta del Gobierno electo de eliminar varios miles de puestos de confianza del Gobierno federal y reducir los salarios de los funcionarios de alto nivel.

    El anuncio se discute en redes con hilaridad y gusto por la desgracia que sufrirán los que perderán sus empleos e ingresos.

    Son comunes los comentarios groseros y revanchistas basados en chismes, información falsa y especulaciones.

    El juicio convencional al respecto es que todos los afectados se lo merecen porque son corruptos, flojos y testaferros de la “mafia del poder”.

    Vean, también, los comentarios que se hacen sobre la propuesta de retirar los cuerpos de seguridad de los ex Presidentes.

    Seguramente los que celebran este cambio también se alegrarán cuando uno de ellos sea agredido o tenga que irse del País para encontrar un lugar más seguro donde vivir.

    Estamos mal.

    Los sentimientos de encono y venganza arriba ilustrados son parte de nuestra vida cotidiana. ¿Será que no se pueden imaginar lo que sucederá si estas expresiones de encono se convierten en violencia?

    Algunos seguramente estarán pensando que es bueno que los ex Presidentes sientan lo que sufren los ciudadanos de a pie. Pero ese es un sentimiento de revancha que no resuelve nada y sólo alimenta el encono y la confrontación que hay en el País.

    Debemos reconocer que en México no hay instituciones como las hay en otros países para contener y canalizar el encono hacia fines socialmente útiles.

    Lo que ha evitado que las pasiones se desborden y se conviertan en conflictos civiles violentos en EU, Reino Unido y Francia es la existencia de cuerpos de seguridad disciplinados y un sistema judicial confiable y objetivo. Pero esas instituciones no funcionan en México.

    Por ello, para evitar que nuestras diferencias políticas nos lleven a la violencia debemos recurrir a personas notables para que den un ejemplo de civilidad y tolerancia que los demás podamos emular.

    La persona que tiene la mayor responsabilidad para evitar que el rencor se convierta en violencia es AMLO.

    Durante los años de campaña, AMLO no se cansó de repetir que los culpables de todo lo que está mal con México es la “mafia del poder.” En sus discursos barría con grandes bloques de personas: los empresarios, los funcionarios públicos, las organizaciones de la sociedad civil, sus opositores políticos, los neoliberales, los fifís, etc.

    Para ilustrar de quién estaba hablando, frecuentemente se refería por nombre y apellido a sus enemigos políticos.

    Gradualmente, creó en el imaginario colectivo un firmamento político poblado por un “pueblo bueno” que es explotado por las personas que conforman la “mafia del poder”.

    Esa fórmula fue útil para ganar el poder, pero no sirve para mantener la paz y menos para establecer un ambiente de concordia.

    El Presidente electo debe dar un giro radical a su discurso y proyectar y asumir un tono de reconciliación hacia todos los segmentos de la población, pero sobre todo hacia sus enemigos políticos que tantas veces ha denostado.

    Si los mexicanos vamos a transitar el cambio de régimen pacíficamente, el Gobierno entrante debe evitar la cantaleta del pueblo bueno y las mafias malas. También se deben evitar discursos triunfalistas que sólo sirven para incitar a sus seguidores para que asuman conductas de revancha y confrontación.

    Sólo han pasado unos pocos días las elecciones. Los ánimos todavía están caldeados, pero llegó el momento de distender los ánimos y procurar la concordia.

    Gracias por haber sido mis lectores. Les deseo suerte y bienestar.

    Publicado por Reforma
    19-07-2018

opiniones imco

Una mirada a los ben...

A nivel global, el valor de las principales empresas de economía cola...

opiniones imco

Instituciones débil...

El Índice de Competitividad Global 2018 revela dos principales factor...

opiniones imco

Transformación a co...

Los proyectos estratégicos de una Administración nueva no deben esta...

opiniones imco

Dos sexenios

Como si el calentamiento global no existiera, las prioridades energét...

opiniones imco

Índice de Estado de...

Ninguna entidad de la República tiene una puntuación perfecta en Est...

opiniones imco

Índice de Informaci...

En el IIEG 2018, el IMCO encontró que el cumplimiento a los presupues...

opiniones imco

La prisión preventi...

Para lograr la consolidación del sistema de justicia penal aún hacen...

opiniones imco

Austeridad: una prom...

En un contexto de recursos limitados, al aumentar recursos al gasto bu...

opiniones imco

¿Qué sigue con las...

Con el nuevo formato para las declaración 3de3, la información patri...

opiniones imco

USMCA y la corrupci...

Quien diga que a USMCA le faltan dientes para atacar la corrupción, l...

opiniones imco

Crisis de seguridad ...

Durante 2017 se cometieron 33.6 millones de delitos, 2.5 millones más...

opiniones imco

La Comisión de Sele...

La convocatoria está abierta a toda la sociedad para que del 3 de oct...

opiniones imco

Manéjese con cuidad...

Hoy en México tu origen determina tu destino. La entidad en la que na...

opiniones imco

Papás y mamás en E...

Este 24 de septiembre arrancó la cuarta edición de Papás y mamás e...

opiniones imco

La transa y la auste...

Cuando un partido tiene mayoría en las dos Cámaras, ya no queda ning...

opiniones imco

Lo que la resolució...

El ID biométrico de India, Aadhaar, llegó para quedarse. Este es el ...

opiniones imco

¿Megaproyectos o me...

Las corazonadas y las promesas de campaña de la administración públ...

opiniones imco

2000 y 2018

La transformación del 2018 deberá cuidarse de no repetir las metidas...

opiniones imco

Aspectos destacados ...

En 2017, el turismo internacional aumentó 7% en comparación con el a...

opiniones imco

A un año de los sis...

El desorden en la reconstrucción de escuelas ha resultado en la incap...