Inicio | Me despido

  • Me despido

    Autor: Roberto Newell

    Roberto Newell

    Roberto Newell | @RobertoNewell

    *Las opiniones expresadas en esta columna son personales.

    Era inevitable que llegara el momento de despedirme de esta columna y de los lectores que leían mis ocurrencias.

    Con esta columna concluyo una fase de mi vida profesional que me ha dado enormes satisfacciones personales.

    Quiero agradecer a la familia Junco, a Lázaro Ríos y a René Sánchez el apoyo que me ofrecieron a lo largo de los años y reconocer el respeto que invariablemente mostraron hacia la libertad de expresión.

    Llevo algo así como 700 columnas. Nunca imaginé que llegara a cumplir tantos años como columnista. Estoy orgulloso y contento de haber tenido esa oportunidad.

    Uno se imaginaría que después de tantos años de escribir principalmente sobre economía, el tema de la despedida también sería económico. Pero prefiero dedicar esta columna a un tema que me preocupa mucho más: el clima de encono y revancha que impera en el País.

    Si no recuperamos la civilidad y mostramos tolerancia los unos hacia los otros, esto puede acabar mal.

    Para saber de qué estoy hablando, les sugiero se asomen en redes sociales para ver lo que discuten sus conocidos y el tono en que llevan esas conversaciones.

    Por ejemplo, revisen cómo se discute la propuesta del Gobierno electo de eliminar varios miles de puestos de confianza del Gobierno federal y reducir los salarios de los funcionarios de alto nivel.

    El anuncio se discute en redes con hilaridad y gusto por la desgracia que sufrirán los que perderán sus empleos e ingresos.

    Son comunes los comentarios groseros y revanchistas basados en chismes, información falsa y especulaciones.

    El juicio convencional al respecto es que todos los afectados se lo merecen porque son corruptos, flojos y testaferros de la “mafia del poder”.

    Vean, también, los comentarios que se hacen sobre la propuesta de retirar los cuerpos de seguridad de los ex Presidentes.

    Seguramente los que celebran este cambio también se alegrarán cuando uno de ellos sea agredido o tenga que irse del País para encontrar un lugar más seguro donde vivir.

    Estamos mal.

    Los sentimientos de encono y venganza arriba ilustrados son parte de nuestra vida cotidiana. ¿Será que no se pueden imaginar lo que sucederá si estas expresiones de encono se convierten en violencia?

    Algunos seguramente estarán pensando que es bueno que los ex Presidentes sientan lo que sufren los ciudadanos de a pie. Pero ese es un sentimiento de revancha que no resuelve nada y sólo alimenta el encono y la confrontación que hay en el País.

    Debemos reconocer que en México no hay instituciones como las hay en otros países para contener y canalizar el encono hacia fines socialmente útiles.

    Lo que ha evitado que las pasiones se desborden y se conviertan en conflictos civiles violentos en EU, Reino Unido y Francia es la existencia de cuerpos de seguridad disciplinados y un sistema judicial confiable y objetivo. Pero esas instituciones no funcionan en México.

    Por ello, para evitar que nuestras diferencias políticas nos lleven a la violencia debemos recurrir a personas notables para que den un ejemplo de civilidad y tolerancia que los demás podamos emular.

    La persona que tiene la mayor responsabilidad para evitar que el rencor se convierta en violencia es AMLO.

    Durante los años de campaña, AMLO no se cansó de repetir que los culpables de todo lo que está mal con México es la “mafia del poder.” En sus discursos barría con grandes bloques de personas: los empresarios, los funcionarios públicos, las organizaciones de la sociedad civil, sus opositores políticos, los neoliberales, los fifís, etc.

    Para ilustrar de quién estaba hablando, frecuentemente se refería por nombre y apellido a sus enemigos políticos.

    Gradualmente, creó en el imaginario colectivo un firmamento político poblado por un “pueblo bueno” que es explotado por las personas que conforman la “mafia del poder”.

    Esa fórmula fue útil para ganar el poder, pero no sirve para mantener la paz y menos para establecer un ambiente de concordia.

    El Presidente electo debe dar un giro radical a su discurso y proyectar y asumir un tono de reconciliación hacia todos los segmentos de la población, pero sobre todo hacia sus enemigos políticos que tantas veces ha denostado.

    Si los mexicanos vamos a transitar el cambio de régimen pacíficamente, el Gobierno entrante debe evitar la cantaleta del pueblo bueno y las mafias malas. También se deben evitar discursos triunfalistas que sólo sirven para incitar a sus seguidores para que asuman conductas de revancha y confrontación.

    Sólo han pasado unos pocos días las elecciones. Los ánimos todavía están caldeados, pero llegó el momento de distender los ánimos y procurar la concordia.

    Gracias por haber sido mis lectores. Les deseo suerte y bienestar.

    Publicado por Reforma
    19-07-2018

opiniones imco

México: sin brazos ...

Combatir la corrupción, además de voluntad política, requiere de pr...

opiniones imco

Convoca Info CDMX a ...

Comisionados del Info CDMX se comprometieron a dar seguimiento al cump...

opiniones imco

Materiales del Índi...

El IIPM fue creado para saber cómo, cuánto y en qué se planean dest...

opiniones imco

La hipótesis del 'c...

Hay que entender la manera en que malas políticas pueden parecer éxi...

opiniones imco

La información, un ...

Si la autoridad tiene posibilidad de mentir, de no dar información co...

opiniones imco

Revivir al sector en...

¿Qué pasaría si nuestro presidente estuviera más comprometido con ...

opiniones imco

Fallas de origen: Í...

El estudio revela que en algunos estados de la República, los asesin...

opiniones imco

Alianza del Pacífic...

A partir de una integración plena, no solamente con naciones desarrol...

opiniones imco

La política de aust...

Bajo la bandera de la austeridad, el gobierno de López Obrador ha rec...

opiniones imco

Razón, voluntad y s...

Hoy se puede observar el uso de conceptos simbólicos que sostienen al...

opiniones imco

Informe de Movilidad...

En México, 49 de cada 100 personas que nacen en los hogares más pobr...

opiniones imco

A las comisionadas y...

El Congreso de la Ciudad de México tiene la oportunidad histórica de...

opiniones imco

Es momento de pensar...

La implementación de políticas de promoción económica, atracción ...

opiniones imco

¿El dinero no te al...

Sí es posible, pero tendrás que trabajar horas extras, ocupar tus ah...

opiniones imco

Historia sin fin

La construcción del aeropuerto es una discusión que parece no tener ...

opiniones imco

Seleccionan proyecto...

El mapa de reconstrucción escolar del IMCO fue seleccionado de entre ...

opiniones imco

Prospera ya no prosp...

Desarticular el programa y convertirlo únicamente en becas educativas...

opiniones imco

Corrupción, nuestro...

Es el momento de ser coherentes y participar en la estrategia contra l...

opiniones imco

La impunidad en la n...

Entre enero de 2015 y diciembre de 2018 se destinaron más de mil 66 m...

opiniones imco

Una crisis en salud ...

Mientras el Gobierno nos promete un sistema parecido al sueco, hay dec...