Inicio | El método científico vs. Negocios zombies

  • El método científico vs. Negocios zombies

    Autor: Manuel J. Molano

    Manuel J. Molano

    Hablar del fracaso empresarial es una forma de tomar al toro por los cuernos. Pensar en esa posibilidad es útil, por si el evento se materializa, para estar mejor preparados.

    Cuando estaba por elegir qué carrera estudiar, mi disyuntiva se acotó a las licenciaturas en economía y administración de empresas, la primera considerada una ciencia y la segunda un arte. Pero la administración no necesariamente es un arte. Sí hay manera de administrar un negocio de acuerdo a cánones científicos.

    Lo anterior implica plantear una hipótesis, hacer un experimento repetido, recolectar datos sobre el resultado, analizarlos, y llegar a una conclusión: ¿aceptamos la hipótesis o la rechazamos? El análisis estadístico es utilísimo para entender lo que funciona y lo que no en un negocio. Si un negocio crece de esa forma, irá perfeccionando la manera de no destruir el capital y sí reproducirlo.

    Otra forma de pensar en el tema es que la administración científica es un ejercicio de administración de riesgos. Si eliges un socio o un proveedor, necesitas un contrato que sea muy exhaustivo. Prever cualquier posibilidad es una manera de administrar los riesgos. En un país como México, es posible que hacer valer el contrato en un litigio sea muy difícil y justo éste es uno de los costos que hay que prever. Además de buscar garantías de cumplimiento: como garantías físicas o estipular en el contrato mecanismos de control de los flujos financieros del socio o del proveedor.

    Los ejercicios de planeación en los negocios son muy útiles. Pensar muy bien antes de actuar es fundamental. Algunas veces nos brincamos este período de análisis porque la intuición nos dice que hay que aprovechar la oportunidad de negocio rápidamente, pero esa improvisación es la causante del fracaso de muchísimos negocios. Hay que pensar rápido, hacer los mejores números, prever todas las contingencias posibles.

    En otros artículos sobre este tema dije que es importante tener una buena estrategia de salida de un negocio. Es importante operar esa salida relativamente temprano si intuyes que el negocio ya no funcionó. Si dejas vivir a un negocio zombie porque estás enamorado de él, eventualmente te morderá. Igual que en las películas de zombis, hay un período de negación. “No la maten, es mi tía, yo la podré curar”, podría decir alguien en una película de zombis. “Yo puedo darle la vuelta a esto, vas a ver que la estrategia sí va a funcionar, es cosa que nos conozcan en el mercado”, es la excusa típica para no matar a un negocio en una etapa temprana si no está dando resultados.

    Es mejor cerrar pronto, acotar las pérdidas, pensar qué salió mal, reagruparse, y si todavía hay capital, ganas, y tiempo de vida, volverlo a intentar, pero con un enfoque diferente. Hipótesis, experimentación repetida, recolección de datos, análisis, conclusión: el método científico. Es la única forma de saber si cierta estrategia, si cierto producto, si cierta innovación funcionará o no.

    Si no quieres hacer eso, y copias el negocio de alguien más, no será interesante, no estarás consciente de todos los riesgos, y cuando las cosas vayan mal no sabrás ni qué te pegó. Una quiebra nos afecta psicológicamente, a pesar de que nos digan que hay aprendizajes importantes en los fracasos. Después nos dará miedo emprender otra vez. ¿Por qué? Porque nuestro enfoque ante el futuro fue de imitación, de improvisación. No de análisis, estrategia, experimentación, validación, y ya luego ejecución y escalamiento.

    Pensar científicamente en nuestro negocio nos ayuda a enfrentar el miedo irracional al fracaso. El antídoto para el miedo irracional a emprender es una dosis adecuada de racionalidad. Que nuestro éxito sea obra de nuestro diseño inteligente, no de la casualidad.

    Publicado por Entrepreneur

    30-08-2018

opiniones imco

Transformación a co...

Los proyectos estratégicos de una Administración nueva no deben esta...

opiniones imco

Dos sexenios

Como si el calentamiento global no existiera, las prioridades energét...

opiniones imco

Índice de Estado de...

Ninguna entidad de la República tiene una puntuación perfecta en Est...

opiniones imco

Índice de Informaci...

En el IIEG 2018, el IMCO encontró que el cumplimiento a los presupues...

opiniones imco

La prisión preventi...

Para lograr la consolidación del sistema de justicia penal aún hacen...

opiniones imco

Austeridad: una prom...

En un contexto de recursos limitados, al aumentar recursos al gasto bu...

opiniones imco

¿Qué sigue con las...

Con el nuevo formato para las declaración 3de3, la información patri...

opiniones imco

USMCA y la corrupci...

Quien diga que a USMCA le faltan dientes para atacar la corrupción, l...

opiniones imco

Crisis de seguridad ...

Durante 2017 se cometieron 33.6 millones de delitos, 2.5 millones más...

opiniones imco

La Comisión de Sele...

La convocatoria está abierta a toda la sociedad para que del 3 de oct...

opiniones imco

Manéjese con cuidad...

Hoy en México tu origen determina tu destino. La entidad en la que na...

opiniones imco

Papás y mamás en E...

Este 24 de septiembre arrancó la cuarta edición de Papás y mamás e...

opiniones imco

La transa y la auste...

Cuando un partido tiene mayoría en las dos Cámaras, ya no queda ning...

opiniones imco

Lo que la resolució...

El ID biométrico de India, Aadhaar, llegó para quedarse. Este es el ...

opiniones imco

¿Megaproyectos o me...

Las corazonadas y las promesas de campaña de la administración públ...

opiniones imco

2000 y 2018

La transformación del 2018 deberá cuidarse de no repetir las metidas...

opiniones imco

Aspectos destacados ...

En 2017, el turismo internacional aumentó 7% en comparación con el a...

opiniones imco

A un año de los sis...

El desorden en la reconstrucción de escuelas ha resultado en la incap...

opiniones imco

El método científi...

Pensar científicamente en nuestro negocio nos ayuda a enfrentar el mi...

opiniones imco

Autosabotaje

El próximo gobierno heredará tragedias colectivas y problemas mayús...