Inicio | No dejes que la piratería se coma tu creatividad

  • No dejes que la piratería se coma tu creatividad

    Autor: Manuel J. Molano

    Manuel J. Molano

    Manuel J. Molano | @MJMolano

    Hace unos días, el arquitecto, fotógrafo y tuitero Santiago Pérez Grovas descubrió que Michael Kors presentó una sudadera de jerga como las que se venden en Coyoacán como parte de su colección para el otoño de este año. Los usuarios de redes sociales en México estaban indignados. Es un caso más de muchos que el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI) ha visto y conoce: un chino que registra la imagen de la Virgen de Guadalupe; otro que se piratea el logo del IMSS y lo vende como un diseño propio; una empresa china que vendió 50 millones de cajas de una cerveza de marca “Cerona” con botellas curiosamente parecidas a las de la Corona; Filipinas reclamando al mango Manila como una marca nacional; indígenas de Oaxaca, Puebla o el Estado de México indignados porque les piratean grecas y diseños.

    Giordon vía Informa BTL

    Estos casos nos indignan, pero no nos preocupa que en los tianguis se vendan bolsas Louis Vuitton o Hermès falsificadas, o que se roben las etiquetas de una fábrica legítima para ponérselas a mercancías piratas. En general, los mexicanos ponemos poca atención a las industrias creativas, y a la protección de la obra como propiedad intelectual de autores y creadores, artistas y compositores.

    Hace algunos años, en el IMCO hicimos un estudio sobre el tema, con el apoyo de la Asociación Cinematográfica de Estados Unidos (MPAA, por sus siglas en inglés). Concluimos que la economía mexicana podría crecer un 0.7% más rápido si prestáramos atención a la ilegalidad en las industrias creativas, de manera que el que copia ilegalmente no desestimule la producción de obra nueva. No solamente eso: si se impusiera rigor legal, y protegiéramos los derechos de propiedad intelectual, en 50 años las industrias creativas podrían ser casi la tercera parte de nuestra economía.

    Esto tiene lógica: México es un país de buenos cineastas, arquitectos, escultores, bailarines, músicos y compositores, literatos, periodistas, pintores y artesanos de todo tipo. Si no protegemos la propiedad intelectual de Disney (pensando que quien piratea al ratoncito le está quitando un pelo a un tigre) pero nos indignamos cada vez que un diseño mazahua aparece en una joyería de la 5a. Avenida de Nueva York, no solamente tenemos una moral esquizofrénica: también envenenamos el pozo para convertir a México en un foco de la creación artística internacional.

    Al final, el distribuidor de propiedad intelectual mal habida acaba atentando contra su propio negocio, porque después no hay nueva obra que copiar. Ciertas versiones de videojuegos no se consiguen en América Latina, porque es una región del mundo donde frecuentemente aparecen copias ilegales de videojuegos. Pregúntale a un niño que juegue Pokèmon Go en qué región del mundo se ofrecen menos de estos animalitos exóticos digitales, y la respuesta será “América Latina”. Los creadores globales nos ven como un lugar donde su propiedad intelectual está en riesgo, y donde las ganancias son bajas. En una de esas, China es más pirata que nosotros (no tengo datos infalibles para afirmarlo o negarlo), pero si el mercado chino vale más que el nuestro, los creadores pueden tomar el riesgo de estar ahí, porque al final tendrán una ganancia.

    Hay muchas respuestas en la política pública para contener este fenómeno: desde estimular a más creadores a registrar su obra, aunque ello implique costos de coordinación de una comunidad, como es el caso de los diseños indígenas ancestrales. También, es indispensable una mayor coordinación entre el gobierno federal, los estados y los municipios, para impedir la proliferación de la piratería de todo tipo, enfocando a las autoridades en el castigo de estos delitos, pero evitando penas excesivas, y más bien aumentando la probabilidad de castigo, y estableciendo más castigos patrimoniales y menos carcelarios. Las cárceles se vuelven universidades del crimen con cargo al erario, donde se retroalimentan las redes de distribución de mercancía ilegal.

    También, si México reduce el uso de efectivo, se reduce naturalmente el tamaño de las redes de distribución de productos ilegales (incluida la piratería de propiedad intelectual). El efectivo es a la ilegalidad lo que el agua a la navegación, dice Juan Pardinas. México tiene que desmantelar las redes de corrupción que facilitan la operación de mafias que trafican con la propiedad intelectual de otros.  Sin duda, necesitamos educarnos en el tema: proteger nuestra obra, y no robarnos la de los demás, como disciplina nacional.

    Publicado por Entrepreneur
    21-11-2018

opiniones imco

México: sin brazos ...

Combatir la corrupción, además de voluntad política, requiere de pr...

opiniones imco

Convoca Info CDMX a ...

Comisionados del Info CDMX se comprometieron a dar seguimiento al cump...

opiniones imco

Materiales del Índi...

El IIPM fue creado para saber cómo, cuánto y en qué se planean dest...

opiniones imco

La hipótesis del 'c...

Hay que entender la manera en que malas políticas pueden parecer éxi...

opiniones imco

La información, un ...

Si la autoridad tiene posibilidad de mentir, de no dar información co...

opiniones imco

Revivir al sector en...

¿Qué pasaría si nuestro presidente estuviera más comprometido con ...

opiniones imco

Fallas de origen: Í...

El estudio revela que en algunos estados de la República, los asesin...

opiniones imco

Alianza del Pacífic...

A partir de una integración plena, no solamente con naciones desarrol...

opiniones imco

La política de aust...

Bajo la bandera de la austeridad, el gobierno de López Obrador ha rec...

opiniones imco

Razón, voluntad y s...

Hoy se puede observar el uso de conceptos simbólicos que sostienen al...

opiniones imco

Informe de Movilidad...

En México, 49 de cada 100 personas que nacen en los hogares más pobr...

opiniones imco

A las comisionadas y...

El Congreso de la Ciudad de México tiene la oportunidad histórica de...

opiniones imco

Es momento de pensar...

La implementación de políticas de promoción económica, atracción ...

opiniones imco

¿El dinero no te al...

Sí es posible, pero tendrás que trabajar horas extras, ocupar tus ah...

opiniones imco

Historia sin fin

La construcción del aeropuerto es una discusión que parece no tener ...

opiniones imco

Seleccionan proyecto...

El mapa de reconstrucción escolar del IMCO fue seleccionado de entre ...

opiniones imco

Prospera ya no prosp...

Desarticular el programa y convertirlo únicamente en becas educativas...

opiniones imco

Corrupción, nuestro...

Es el momento de ser coherentes y participar en la estrategia contra l...

opiniones imco

La impunidad en la n...

Entre enero de 2015 y diciembre de 2018 se destinaron más de mil 66 m...

opiniones imco

Una crisis en salud ...

Mientras el Gobierno nos promete un sistema parecido al sueco, hay dec...