fbpx

Inicio | Tenemos que dejar ir el ‘échale ganas’

  • Tenemos que dejar ir el ‘échale ganas’

    Autor: César Ruiz

    FOTO: RODRIGO RUBIO /CUARTOSCURO.COM

    César Ruiz

    César Ruiz

    Los mexicanos repetimos esta frase en múltiples ocasiones y contextos, sin importar lo desfavorables que sean. Ante la pérdida del trabajo, la inseguridad o una enfermedad, solo nos queda decir: échale ganas.

    Detrás de esas 11 letras vive una fantasía lejana a nuestra realidad: el deseo de que ante las dificultades, solo baste con esforzarnos para que la situación mejore. Desafortunadamente no es así. En México, echarle ganas no es suficiente para salir adelante, ya que para la mayoría de los ciudadanos su origen define su destino.

    Esto significa que una persona va a tener mayores o menores oportunidades según el lugar donde haya nacido, lo que genera desigualdad. En México, el problema es tan profundo que crea diferencias dramáticas entre ciudadanos que residen a pocos kilómetros de distancia, en rubros como salud, educación, seguridad, justicia, entre otros.

    Las brechas más grandes se observan al comparar el norte, el sur y la capital del país: los habitantes de la Ciudad de México tienen un ingreso per cápita tres veces mayor que los del sur y dos veces más que los del norte. Además, la economía del sur es la menos diversificada, la que menos crece y la que concentra la mayor proporción de personas en pobreza de todo el territorio nacional.

    Sin embargo, la desigualdad de ingresos no es la única que vive México. En salud, la Ciudad de México concentra los recursos, pues cuenta con más del doble de capital humano e infraestructura que cualquier región del país: mientras que los otros estados tienen en promedio 0.7 camas de hospital por cada mil habitantes, la capital cuenta con 1.8.

    Esta mala distribución termina por afectar a quienes viven en los diferentes estados y se ven obligados a viajar a la Ciudad de México cuando necesitan recurrir a servicios de salud especializados.

    En cuanto a educación, la situación es similar: el sur cuenta con una mayor proporción de población analfabeta que el norte del país y la Ciudad de México, y los habitantes del sur muestran menor rendimiento escolar y cuentan con un menor número de años de estudios.

    Incluso, la desigualdad se refleja en la esperanza de vida: un habitante de Nuevo León vive en promedio hasta los 77 años, mientras que un residente de Chiapas o Guerrero vive hasta los 73, una diferencia de cuatro años. En general, los mexicanos que habitan en el sur del país son quienes más sufren de la desigualdad de oportunidades.

    El actual gobierno parece entender esta problemática y está actuando para resolverla, sin embargo, entregar dinero directamente a los grupos vulnerables no se compara con ofrecer servicios públicos de calidad para toda la población.

    No hay mil, 2 mil o 3 mil pesos que le alcancen a alguien para llevar agua a su hogar, para pagar un hospital ante una emergencia o para garantizar su seguridad y la de su familia.

    No solo es echarle ganas: hay millones de mexicanos que inician con desventajas desde sus primeros pasos, por lo que el Estado debe ofrecer servicios públicos de calidad que garanticen un piso parejo para los ciudadanos.

    El IMCO en su Índice de Competitividad Internacional 2019: México sueños sin oportunidad retoma una discusión necesaria: a través de 10 ensayos analiza las múltiples caras de la desigualdad en el país y ofrece recomendaciones para reducir estas brechas con el objetivo de avanzar hacia un crecimiento que nos incluya a todos.

    La evidencia está sobre la mesa, ¿habrá voluntad para utilizarla a favor de los mexicanos?

    Publicado por Animal Político
    26-11-2019

opiniones imco

El rompecabezas de l...

En México, el porcentaje de adultos que tiene acceso a una cuenta en ...

opiniones imco

Más chips, menos ta...

México tiene en sus manos una oportunidad de oro para lograr que el 6...

opiniones imco

Por si los datos no ...

No corregir el rumbo y no atender los malos resultados económicos y s...

opiniones imco

2020: llegó el punt...

Nos estamos acabando el planeta, y el punto de “no retorno” sobre ...

opiniones imco

¿Qué está en jueg...

El 2020 será crucial para la democracia mexicana. Este año se llevar...

opiniones imco

Inclusión financier...

Es difícil pensar que más sucursales del Banco del Bienestar llevar...

opiniones imco

Índice de Informaci...

Este análisis muestra que a pesar de que los congresos locales tienen...

opiniones imco

Organizaciones de la...

Disminuirán los tiempos de traslado de las personas y se sustituirán...

opiniones imco

Por qué mientras St...

Hacer predicciones es difícil, especialmente cuando son sobre el futu...

opiniones imco

Competitividad: lo m...

Hoy México es una economía abierta, en transición a la modernidad, ...

opiniones imco

2019: una dicotomía

Más nos vale (sociedad y Gobierno) que pronto entendamos que no podem...

opiniones imco

Tres desafíos para ...

Es fundamental atender las debilidades internas, que se brinde confian...

opiniones imco

¿Estamos cerca de t...

Comprometerse con reducir las brechas de género significa considerar ...

opiniones imco

Reportar bien no es ...

Este manejo imprudente de recursos públicos no es solo responsabilida...

opiniones imco

¡#3de3 ya es una re...

A partir del 1 de enero de 2020, todos los funcionarios públicos debe...

opiniones imco

Verdaderas prioridad...

La mala planeación y las simulaciones del gasto ocasionan que las pri...

opiniones imco

Presentación del Cu...

El 4PA se construyó con la participación de más de mil 100 personas...

opiniones imco

Índice de Informaci...

A más de 10 años de su aprobación, todos los gobiernos estatales vi...

opiniones imco

México no ha cumpli...

México participa en convenciones internacionales para combatir la cor...

opiniones imco

Por qué México nec...

¡Si tu negocio crece, #MéxicoCrece!