fbpx

Inicio | ¿Vivir para trabajar o trabajar para vivir?

  • ¿Vivir para trabajar o trabajar para vivir?

    Autor: Ingrid Chávez

    FOTO: VICTORIA VALTIERRA /CUARTOSCURO.COM

    Ingrid Chávez

    Ingrid Chávez | @IngridChavezO

    Mariana Olvera

    Mariana Olvera | @Mariana_Olza

    Las exigencias en el mercado laboral actual dificultan el balance entre el trabajo y la vida personal de los empleados. Las consecuencias de este desequilibrio genera impactos en otras esferas como la salud, la familia e incluso, el desarrollo económico de un país.

    En México, el problema no es menor. El 56% de la población ocupada se encuentra en la informalidad laboral, lo que restringe sus derechos: impide el acceso a seguridad social, pensión para el retiro, guarderías y licencias de maternidad, entre otros servicios. Además, los mexicanos trabajan en promedio 45.2 horas a la semana, es decir, 8.6 horas más que el promedio de los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

    Si a esto le sumamos que existen trabajadores que cuentan con dos empleos para compensar sus ingresos, el tiempo que les queda para cumplir con sus responsabilidades personales y familiares, es casi nulo.

    Con la entrada en vigor de la NOM-035-STPS-2018, a partir del 23 de octubre, el contexto laboral podría cambiar. Con su implementación, se busca incentivar que los empleadores prevengan riesgos psicosociales dentro de las organizaciones, es decir, aquellos factores que producen ansiedad y/o estrés a los empleados, lo cual incluye llevar a cabo prácticas que permitan el balance vida-trabajo.

    Ante esta coyuntura, el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO) realizó el estudio Trabajar sin dejar de vivir: mejores prácticas de integración vida-trabajo en México. En él, se analizó a organizaciones pioneras que han incorporado políticas de integración en los diferentes puestos de trabajo.

    A través de 50 entrevistas y un análisis numérico, se dimensionaron los beneficios de invertir en políticas de integración trabajo y familia. Éstas promueven la rentabilidad de una organización, pues sus empleados se sienten más comprometidos y valorados por los empleadores, lo que puede reducir la tasa de rotación del personal y generar una mayor productividad.

    Las políticas de integración vida-trabajo son trajes a la medida y no deben sustituir un salario digno. Para que sean exitosas, cada organización debe diseñarlas con base en las necesidades de sus empleados y mantener una comunicación constante para evaluar su efectividad o los retos por atender, a fin de que incidan en todos los niveles (tanto administrativos como operativos).

    A pesar de la diversidad de prácticas que se detectaron en el estudio, se reconocieron cinco categorías que pueden ser referentes para hacer cambios sustantivos: flexibilidad de tiempo y/o espacio, inclusión de género, movilidad, salud y bienestar, y balance entre familia-trabajo.

    Algunas organizaciones ya han obtenido resultados que contribuyen a reforzar patrones de igualdad entre los empleados. Diversas prácticas como jornadas reducidas para mujeres trabajadoras con hijos, programas que promueven el ejercicio y la sana alimentación, programas de becas o chequeos médicos, son algunas de las acciones que han generado cambios sustantivos.

    Invertir en los empleados es un ganar-ganar para todos los mexicanos. Si los empleadores incorporaran políticas de integración vida-trabajo en los centros laborales, transformarían la vida de los trabajadores al brindarles mayor igualdad de oportunidades. Asimismo, influirían en la percepción de niñas y niños sobre sus oportunidades de vida al tener a padres que les brindan cuidados de calidad y sustento económico.

    Publicado por Animal Político
    23-10-2019

opiniones imco

El rompecabezas de l...

En México, el porcentaje de adultos que tiene acceso a una cuenta en ...

opiniones imco

Más chips, menos ta...

México tiene en sus manos una oportunidad de oro para lograr que el 6...

opiniones imco

Por si los datos no ...

No corregir el rumbo y no atender los malos resultados económicos y s...

opiniones imco

2020: llegó el punt...

Nos estamos acabando el planeta, y el punto de “no retorno” sobre ...

opiniones imco

¿Qué está en jueg...

El 2020 será crucial para la democracia mexicana. Este año se llevar...

opiniones imco

Inclusión financier...

Es difícil pensar que más sucursales del Banco del Bienestar llevar...

opiniones imco

Índice de Informaci...

Este análisis muestra que a pesar de que los congresos locales tienen...

opiniones imco

Organizaciones de la...

Disminuirán los tiempos de traslado de las personas y se sustituirán...

opiniones imco

Por qué mientras St...

Hacer predicciones es difícil, especialmente cuando son sobre el futu...

opiniones imco

Competitividad: lo m...

Hoy México es una economía abierta, en transición a la modernidad, ...

opiniones imco

2019: una dicotomía

Más nos vale (sociedad y Gobierno) que pronto entendamos que no podem...

opiniones imco

Tres desafíos para ...

Es fundamental atender las debilidades internas, que se brinde confian...

opiniones imco

¿Estamos cerca de t...

Comprometerse con reducir las brechas de género significa considerar ...

opiniones imco

Reportar bien no es ...

Este manejo imprudente de recursos públicos no es solo responsabilida...

opiniones imco

¡#3de3 ya es una re...

A partir del 1 de enero de 2020, todos los funcionarios públicos debe...

opiniones imco

Verdaderas prioridad...

La mala planeación y las simulaciones del gasto ocasionan que las pri...

opiniones imco

Presentación del Cu...

El 4PA se construyó con la participación de más de mil 100 personas...

opiniones imco

Índice de Informaci...

A más de 10 años de su aprobación, todos los gobiernos estatales vi...

opiniones imco

México no ha cumpli...

México participa en convenciones internacionales para combatir la cor...

opiniones imco

Por qué México nec...

¡Si tu negocio crece, #MéxicoCrece!