Nuestro trabajo

Hace más de 15 años, en el IMCO disrumpimos el mercado de las ideas en México al fomentar discusiones abiertas sobre política pública, sin sesgos ideológicos, fundamentadas en análisis rigurosos de evidencia y datos duros, y con un estilo de comunicación nítido y conciso.

Nuestras propuestas de política pública son el resultado del esfuerzo de un equipo profesional y multidisciplinario, conformado por investigadores y expertos en diversos temas de interés público.

En el IMCO promovemos una cultura de respeto a la diversidad, igualdad laboral y una política de no discriminación y equidad de género. En la institución trabajamos con imparcialidad en el trato que reciben mujeres y hombres, cuidando la equidad de derechos, beneficios, obligaciones y posibilidades. Por ello, damos prioridad al trabajo por resultados y no por horarios, lo cual le ha permitido al Instituto retener talento, especialmente femenino.

¿Por qué medimos la competitividad?

El IMCO define la competitividad como la capacidad para generar, atraer y retener talento e inversión que detonen la productividad y bienestar de sus habitantes, y se engloba en 10 factores que determinan el desempeño de un país a mediano y largo plazo.

La competitividad es un lente con el que miramos y comparamos las políticas públicas y las decisiones del Gobierno, las empresas y las personas en México y el mundo, con el fin de construir un país más próspero e inclusivo.

10 Factores

Sistema de derecho confiable y objetivo (Derecho)

Mide el estado de la seguridad pública y jurídica de la que gozan los ciudadanos. La existencia de reglas claras e instituciones sólidas es indispensable para garantizar calidad de vida a las personas y para generar un ambiente de negocios confiable que reciba inversiones.

Manejo sustentable del medio ambiente (Medio ambiente)

Mide la capacidad de los sectores productivos y de la población para relacionarse de manera sostenible y responsable con los recursos naturales, lo cual tiene un impacto en la mejora de las condiciones de vida para las personas.

Sociedad incluyente, preparada y sana (Sociedad)

Mide los esfuerzos del Estado para crear un entorno que proporcione igualdad de oportunidades a todas las personas y para proveer a sus ciudadanos educación y servicios de salud de calidad. En la medida en que el Estado logre estos objetivos se podrá asegurar la adecuada formación, atracción y retención de capital humano e inversiones.

Sistema político estable y funcional (Sistema político)

Evalúa la situación de los sistemas políticos a partir de: 1) los niveles de corrupción y rendición de cuentas, 2) la participación y competencia que fomenta el sistema electoral y 3) la estabilidad y el respeto a los derechos políticos y las libertades civiles de los ciudadanos. Un sistema político incluyente y democrático es un bien público por sí mismo, pero además fomenta la inversión mediante la creación de un entorno de sana competencia política.

Gobiernos eficientes y eficaces (Gobiernos)

Mide el impacto que tienen las políticas e instituciones gubernamentales en los mercados. Específicamente se considera cómo la generación, atracción y retención de talento e inversión se ven beneficiadas por las acciones de fomento económico, gasto público y formalidad laboral.

Mercado de factores eficiente (Mercado de factores)

Evalúa las condiciones del mercado del principal factor de producción: el trabajo. Se consideran características de productividad, valor agregado y salarios. Un mercado laboral donde los trabajadores son productivos y los recursos se usan de manera eficiente, son más atractivos para el talento y la inversión.

Economía estable (Economía)

Evalúa la estabilidad macroeconómica existente en términos de crecimiento del ingreso, volatilidad de precios, deuda pública y crédito privado. Condiciones macroeconómicas estables son necesarias para garantizar un entorno atractivo para el capital humano y para el desarrollo de proyectos de inversión.

Sectores precursores de clase mundial (Precursores)

Mide elementos relacionados con los sectores financiero, de telecomunicaciones y de transporte. Estos son condiciones necesarias para impulsar el crecimiento económico, la inversión y el capital humano, porque inciden de manera directa en otros sectores de la economía, al facilitar el intercambio comercial, la provisión de servicios de punta, la innovación y el desarrollo de productos y empresas.

Relaciones internacionales

Mide la capacidad de las economías de capitalizar su relación con el exterior para generar, atraer y retener talento e inversión.

Innovación y sofisticación en los sectores económicos (Innovación)

Mide la capacidad para crear y aplicar conocimiento nuevo que permita competir con éxito en la economía, particularmente en sectores de alto valor agregado, intensivos en conocimiento y tecnología de punta.

El IMCO jerarquiza sus factores como una pirámide en donde los rubros que se ubican en la parte más ancha son condición necesaria, aunque no suficiente, para que existan los siguientes.

Además, el IMCO considera el nivel mínimo aceptable que pueden tener estos factores, el cual se determina en función del nivel promedio en el ámbito internacional. Esto debido a que, en un entorno económico globalizado, para un inversionista un país es una alternativa de inversión. Es decir, lo importante de un factor es lo alto o bajo que sea en comparación con otros países.